Buscador de entradas de imagenobscura

jueves, 12 de julio de 2012

La historia de Paola y su hermano



Mi nombre es Paola, tengo 23 años y la historia que les voy a contar es 100% real. Antes de comenzar el relato quiero describirme físicamente a mi y mi hermano ya que somos los protagonistas de esta historia:
No soy muy alta, apenas tengo 1 metro 54 cm., cabello largo y rubio que llega hasta mi cola, peso 60 kg., tengo una figura esbelta y no carezco de busto (apenas 82 cm.) y tengo ojos verdes.
Mi hermano es más alto mide 1 metro 80 cm. Usa el cabello bien corto, al igual que yo es rubio mismo color de ojos, pesa unos 75 u 80 Kg., mas o menos, es de un hermoso cuerpo atlético y musculoso esculpido por 21 horas de gimnasio ala semana.
Resumiendo somos 2 gringos (como nuestros padres) que cuidamos nuestra silueta, aunque creo que mi hermano exagera, y que mantenemos una relación muy particular.
Todo comenzó hace 12 años, en ese tiempo vivamos con nuestros padres en una casa no pequeña, pero modesta de 2 cuartos un baño y una cocina y comedor. Al tener 2 cuartos compartíamos habitación con mi hermano mellizo que se llama Carlos. Nuestros padres trabajaban mañana y tarde de 8 a 13 y de 17 a 21 horas lo cual nos dejaba la mayor parte de la tarde solos a mi hermano y a mí.
Una de esas tardes mi hermano estaba frente a la computadora en Internet y yo después de terminar mis deberes del colegio (por cierto yo los hacia y el fresco de mi hermano luego los copiaba) pase abañarme, al salir entre al dormitorio a cambiarme y mi hermano me dice:

-Vení, acá Pao quiero que veas algo.

-Espera que me cambie.

Acostumbrada a cambiarme de ropa delante de mi hermano ya que nunca hubo pudor o vergüenza entre nosotros, conocíamos perfectamente el cuerpo del otro ya que siempre fue costumbre cambiarnos juntos desde pequeños.
Me puse mi bombachita una remera (o playera como quieran llamarle) me acerque a ver que quería enseñarme mi hermano.

-Que queres que vea?

-Esto, me dice y me mostró un video donde se estaba masturbando una mujer.

Nunca habíamos visto a nuestros 11 años algo parecido y ni siquiera sabíamos que era la masturbación.

-De donde bajaste eso Charly? (solíamos llamarlo así y él a mi con el diminutivo de mi nombre).

-Me llegó en el correo, pero no se quien es el destinatario. Al crearnos el correo a cada uno papá apenas sabia lo básico así que todo el “correo basura” pasaba a la bandeja de entrada.

-Que estará haciendo? Le pregunte.

-No se, pero al parecer le gusta. Alguna vez vos te tocaste ahí?

-No Charly, al menos no de esa manera, solo cuando me baño y no así.

Era un video de apenas uno o dos minutos, en ese tiempo no se podía aun mandar archivos mas pesados por correo, pero creo que tanto a mi hermano como a mi nos quedó la curiosidad y queríamos saber de que se trataba.

Al regresar nuestros padres del trabajo llamamos a papá y le mostramos el video y le preguntamos que hacia esta mujer, papá un poco sorprendido nos dijo:

-Son muy chicos para saber eso (típica respuesta), les queda totalmente prohibido abrir correos que no sepan de quien es y a la próxima los voy a castigar con un mes sin ordenador si vuelven a ver algo como esto.
Obviamente no nos quedamos conformes con su respuesta así que a los días Charly le preguntó a un tío nuestro que había venido de visita y le explico todo al respecto, con la condición de que nuestros padres no se enteraran.
Me acuerdo que ese a la noche cuando estábamos por ir a dormir Charly me lo explicó y me dijo que los hombres tamben lo hacían
Al otro día al regresar del colegio comencé a hacer los deberes (maldita escuela no había un día que no nos dejaran tarea para la casa) y mi hermano se paso a bañar. Nos bañábamos de tarde porque nos daba flojera levantarnos a la mañana temprano para hacerlo antes de ir a la escuela. Carlos se tardaba y como yo ya había terminado entre al baño para reclamarle que ya saliera de una vez.
Al entrar vi a mi hermano bajo la ducha masturbándose, me quede sorprendida no porque lo hiciera sino porque nunca había visto su pene (no erecto). Le pregunte:

-Charly, por que tu penes está así grande?

-Raúl (nuestro tío que le explico a Carlos sobre la masturbación) me dijo que cuando los hombres se masturban se les pone el pene grande y duro y cuando “acaban” vuelve al tamaño normal.

-Bueno, igual de todos modos venía a decirte que ya salgas que tengo que bañarme yo ahora antes de que vengan papá y mamá porque a la que van a regañar esa mi y también que la tarea de matemática esta lista.

Salí del baño, pero e quede con la imagen de mi hermano dando vueltas y fue la primera vez que sentí una pequeña humedad entre mis piernas. Me había excitado por primera vez en mi vida y recordando esa imagen.
Estaba como dormida, parada a dos paso de la puerta del baño, no me di cuenta cuado mi hermano salió, solo reaccioné cuando Charly me dio una palmada en la cola y me dijo:

-Pao, me sacaste del baño solo para quedarte parada ahí como tonta?

Apenas si reaccione y pase, pero sentía aun esa extraña sensación en mi cabeza y cuerpo por haber visto a mi hermano masturbarse.

Ya en la ducha me pregunté si masturbarse se sentía tan bien como me dijo Charly y recordando aquel video comencé a frotar suavemente mi vagina lo cual no me producía tal excitación hasta que encontré mi clítoris. Comencé a masturbarme con más fuerza presionando más mi clítoris y fue genial, me bajaron una ganas de orinar, pero era algo diferente, salió de un solo espasmo y era algo mas espeso. Tardé unos segundos en recuperarme y recién ahí abrí el grifo de la ducha para bañarme; en eso estaba enjabonándome y al pasar por mi vagina quise repetirlo, sentir otra vez ese placer, en esta segunda ocasión rocé por casualidad mi trasero lo cual me encantó, mi segunda masturbación vagina se convirtió en anal ejerciendo presión en mi esfínter (sin penetración) hasta que acabé como la primera vez.
Salí súper relajada del baño, agotada, pero no quería que mi hermano se diera cuenta, en ese momento no entendía porque era, nunca tuve vergüenza, pero solo en esto fue diferente.
Por la noche Charly me pregunto que porqué me había demorado tanto en el baño, aunque por la forma en la que me lo preguntó creo que sabía o por lo menos intuía la razón, así que le conté, pero más vergüenza me dio cuando me dijo:

-En la segunda vez vi que no te tocaste la vagina sino la cola

-Bueno… si, pero porque me espiaste?

-No te enojes hermanita, vos me viste y yo también, aparte entre nosotros nunca hubo secretos. Ahora dime por donde te gustó más?

-No te lo pienso decir porque yo te vi accidentalmente y vos me espiaste que es diferente y con una disculpa para mi no es suficiente.

-Como quieras, ni me importa.

A la mañana siguiente no le dirigí la palabra a mi hermano en todo el día para que comprendiera que espiarme estuvo mal, pero peor me sentía porque por raro que parezca, era la primera vez que me peleaba con él.

Por la noche Charly me preguntó:

-Todavía estas enfadada Pao? No me gusta estar peleado con vos, enserio vamos a hacer las paces y te prometo no espiarte más.

-Está bien Charly, si prometes no volverlo a hacer, a mi tampoco me gustó estar sin hablarte todo el día.
No se porque, tal vez si fuera otra cosa no me hubiera disgustado. Pero hay algo en esto que fue diferente, por primera vez sentí vergüenza de contarte algo mío.

-Podrías decirme por donde te gustó masturbarte más?

-Si… bueno…

-No me digas, ya me lo imagino si te cuesta tanto decírmelo es que no fue precisamente por la vagina lo que más te gustó. Pero no te apenes, tonta, en Internet dice que las mujeres también sienten placer por atrás y como un hombre puede darles placer antes de pasar al sexo
Pocos días atrás habíamos tenido clases de educación sexual y nos habían explicado muy a grandes rasgos todo lo referido a como una mujer quedaba embarazada y todo eso.

Charly prosiguió.

-Si vos queres yo te puedo dar placer como leí por la red.

La pura verdad es que me moría de la vergüenza, pero también sentía la curiosidad de cómo podía sentirse aun mejor la masturbación anal, creo que más en ese momento se apoderó de mí mas ese deseo que la vergüenza. Así que solo asentí con la cabeza.

-Primero denudate Pao, al menos todo lo de abajo, ponte de rodillas abriendo las piernas y con la cabeza apoyada en la cama, para que tu cola quede para arriba.

Le hice caso y quedé cola en pompa ante él, lo que más vergüenza me daba y la cual desapareció por completo cuando sentí su lengua pasar por todo mi rosado agujerito anal:

-Charly!

-No te gusta?

-Me encanta… seguí, no pares.

Lamía mi trasero haciendo círculos y recreandose unas veces en mi vagina, lo cual me arrancaba gemidos que ahogaba mordiendo la almohada, para que no escucharan nuestros padres.
Creo que lo estuvo haciéndolo por unos 15 o 20 minutos, alternando sus lamidas por mis dos agujeritos, hasta que acabé mojando un poco la sabana.

-Acabaste, de más está preguntarte si te gustó. Vos también me lo podrías hacer a mí.

-Pero no se como hacerlo y no estoy muy segura de hacerlo bien.

La verdad era que quería negarme, pero quería retribuirle a mi hermano tan hermoso orgasmo que me había dado.

-Inténtalo Pao, es como si comieras u chupetín, lo único es que tene cuidado de no tocarla con los dientes.

Comencé por metérmelo todo en mi boca, y tocarlo con mi lengua, luego me lo saqué y volví a meterlo lo chupe con más fuerza y mi hermano gimió o cual pensé que lo había lastimado:

-Disculpame, te lastime?, le dije pregunte

-No, me gustó, me respondió sonriendo…

Volví a mi tarea nada mas que mi hermano esta vez agarró mi mano la llevó a su miembro e hizo con ella que lo masturbara mientras se la chupaba, primero el marcó el ritmo y luego yo por mi cuenta seguí con el mismo ritmo hasta terminar. No puedo decir que acabó porque en realidad no le salió ni una gota de semen solo me pidió que parara que ya no podía aguantar más.
Durante lo siguientes días lo hacíamos a diario, la mayoría de veces por las noches o cuando nuestros padres salían a trabajar por la tarde a partir de las 17 o 5 pm, creo que hasta ese momento solo era por placer, lo que mas adelante se convertiría en amor, pero hasta ese momento era lo mas maravilloso que hacíamos con mi hermano.
Después de cumplir los 12 y con mucha mas experiencia en sexo oral, ya sabíamos que le gustaba al otro y como hacerlo continuábamos con lo mismo y con la misma frecuencia, la única diferencia era que tragábamos los fluidos de nuestra eyaculación (para que no se mal entienda yo su semen y el mi flujo vaginal), lo cual no nos desagradaba, por lo que el me decía mi y por lo menos a mi nunca me dio asco, sabía raro, a veces diferente (por la alimentación varía su sabor), pero particularmente para mi sabía a gloria.
En la próxima entrega pasare a relatarles como fue nuestra primera vez, como siguió nuestra relación en nuestra adolescencia y como continuó hasta el día de hoy. Actualmente vivimos juntos y solos en un departamento en otra ciudad. Gracias a Dios nuestros padres nunca descubrieron nuestra relación y mucho menos ahora porque nosotros vivimos en otra ciudad.
Me gustaría sus comentarios, sean criticas o aprobatorias, si quieren mas detalles y cuales, todo lo que quieran poner y tratare de mejorar, sepan disculpar las faltas de ortografía y por favor tengan paciencia trataré de escribir la segunda parte a la brevedad, la verdad seguiría, pero creo que el relato sería muy extenso, así que comenzare ahora y lo publicaré en menos de 2 días.

Chau, un beso gracias por leer mi relato, los quiere Paola

Soy Paola nuevamente y hoy voy a continuar relatándoles mi relación con mi hermano.
Como les dije antes, a los doce, aun seguía manteniendo sexo oral con mi hermano, pero algo ya había empezado a cambiar, o por lo menos si de mi parte. No me gustaba que mi hermano se acercara a otras chicas, por más que fueran amigas que teníamos en común o compañeras de clase, los celos habían comenzado a aparecer en mí porque yo ya no veía a mi hermano solo como eso, yo más bien era de “mi propiedad”.
Nuestra primera vez fue inolvidable para los dos, a él por placer y a mí por dolor. Fue una de las tantas noches que estábamos teniendo sexo oral, pero con la diferencia de que nuestros padres fueron a una fiesta que organizaban en el trabajo. Estaba en mi labor cuando mi hermano de repente paró y me dijo:

-Pao, para mi ya no es suficiente solo que me la chupes, te amo y quiero tener sexo contigo.

De esa frase lo que me encanto fue ese “te amo”, creo que eso abrió la puerta para lo que vendría después. Yo, un poco temerosa le respondí:

-No se Charly, tengo un poco de miedo, si es como dicen que duele.

-Si, pero también leímos que después es placentero.

Todo sobre sexo lo buscábamos por la red, por ejemplo para aprender como hacerle una buena mamada a mi hermano busque algunas películas porno, pero como dice el dicho “la experiencia hace al maestro”.

Mi hermano seguía con sus suplicas:

-Dale hermanita, te prometo ser cuidadoso y hacértelo despacio para que no te duela.

-Esta bien amor pero si me duele paramos, si?

-Lo que vos digas, me respondió.

Mi hermano se recostó sobre mí, pero a mí me parecía que la forma mas fácil de penetración era ponerse en cuatro como veía en las películas así que le pedí a Carlos que se quitase para poder ponerme en posición:

-A ver amor, deja que me acomode (era la primera vez que le llamaba tan dulcemente a mi hermano).

Me puse en cuatro abrí un poco las piernas y él comenzó a dirigir su pene a la entrada de mi vagina, no se cuanto de su pene había entrado, pero cuando hizo presión para perfora mi himen gemí de dolor.

-Au, no amor para me duele.
-Pero si apenas metí solo la punta.

-Espera un segundito y tratamos otra vez.

Pero en esa segunda ocasión sucedió lo mismo. Así que decidí tomar mucho valor le pedí a mi hermano que se pusiera boca arriba, me coloque arriba de él, tomé su pene, lo puse en la entrada de mi vagina, respiré hondo y me lo metí todo de una. Grite del dolor, me tapé la boca porque creo que si no hubiera roto los vidrios de la casa, pero yo tenia el control de la situación.

-Hermanita, salí de encima si te duele mucho, me dijo Charly

Se me caían las lágrimas, pero le respondí entre sollozos:

-No, ni loca, con lo que me costó meterlo… espera un ratito hasta que se me pase el dolor y seguimos.

Espere unos minutos pero aun me dolía, un poco menos pero era aguantable hasta cierto punto. Mi hermano me preguntó si podía continuar, yo asentí con la cabeza yo empecé a moverme de arriaba hacia abajo metiéndomela despacio y profundo. El dolor se hizo presente otra vez, era punzante, pero ya no quería parar, no por ser masoquista sino porque por amor a mi hermano no quería hacerlo. Después de unos minutos cambiamos de posición, volví a ponerme de cuatro y mi hermano me bombeaba, mientras me frotaba el ano (como a mi me gustaba cuando me masturbaba) suavemente. Creo que fue el único momento en el que tuve placer con mezcla de dolor hasta que el terminó acabando dentro mío.

-Me gustó mucho hermanita, de verdad es muy placentero tener sexo, lo disfrutaste al final?

-A mí aún me arde y solo sentí placer cuando me masturbabas.

Me levanté con mi vagina adolorida y chorreando unas gotas de semen, pude divisar que a pesar de haber sido desvirgada no había rastros de sangre ni en las sabanas ni mi entrepierna, me dirigí al baño, me senté en el bidé y deje salir el agua fría para calmar un poco el ardor que sentía.

Al otro día, me acuerdo que era sábado, trataba en todo lo posible de caminar bien para que mis papás no preguntaran nada ni se dieran cuenta o sospecharan algo. Ese mismo día nuestros padres nos dieron una noticia que a mi ni a mi hermano nos gustó:

-Chicos vengan un minuto, dijo papá.

Nosotros estábamos en nuestra habitación y cuando fuimos al comedor el estaba con mamá.

-Les queríamos decir que con su madre estuvimos hablando y creemos que ya es hora de que cada uno tenga su propia habitación así que pediremos un préstamo para hacer la ampliación para una habitación más.

La sola idea de que nos separen nos aterró. Entonces como era obvio protestamos.

-A mi no me molesta compartir el cuarto con Paola, es más me parece genial estar con ella.

-Yo tampoco quiero tener que separarme de habitación, porque no mejor sacan el préstamo para un automóvil? No hablan siempre de eso en la mesa?

-No se trata de sepáralos, replicó mamá, lo que pasa es que ya sos una señorita y tenes que tener tu privacidad.

-Si el tema es que no me vea en ropa interior Charly, a mi no me molesta y cuando me cambio de ropa él no está observándome, aparte nos vimos desnudos tantas veces que para nosotros es de lo más normal.

-Aún te ve desnuda! Exclamo papá.

-Toda la vida papá y como nunca nos dijeron nada pues no lo vemos como algo malo. Creo también haber dejado en claro que si me separan de mi hermano solo por eso estoy en total desacuerdo.

La discusión de si hacer un cuarto nuevo o no se prolongó bastante, pero al final mi hermano y yo logramos permanecer juntos y si sacar un préstamo para comprar un auto.

Luego, con mi hermano volvimos a la habitación y él me abrazo y me dio un beso en la boca y me dijo:

-Estuviste fantástica hermanita, yo me quede helado cuando papá preguntó si te veía desnuda. Bueno desde anoche, más que verte.
Aunque me daba vergüenza admitirlo yo tampoco quería que nos separen por que, aunque mi hermano aún no sintiera en ese momento lo que yo por él, me había gustado lo de la noche anterior y que no tardó en repetirse; fue a la noche siguiente.
Esta vez fue diferente porque desde esa noche me volvería adicta al sexo anal. Comenzamos como siempre lo hacíamos, toqueteos caricias y un buen 69, cuando Charly me pidió que me diera vuelta yo no lo dudé me puse de cuatro, pero cuando el estaba a punto de penetrarme le dije:

-Por la vagina no amor, me dolió mucho la noche anterior.

-Entonces vos queres…

-Si por atrás, le conteste abriendo una de mis nalgas con una mano, pero despacito, bien suave.

Y así lo hizo, con total delicadeza me iba penetrando bien despacio hasta que la tuve toda adentro y lo mejor era que apenas me dolía porque cuando teníamos sexo oral con mi hermano, no tan solo me chupaba ambos agujeros, también me metía dos dedos por la cola lo cual me encantaba y como un su pene no era mas ancho que eso (recuerden solo teníamos 12 años y medio mas o menos) solo las 2 o 3 primeras veces sentí ese pequeño dolorcito y después era todo placer. Estuvo penetrándome unos 5 minutos y yo deje caer mi cabeza contra el colchón quedándome empinada pidiéndole que lo hiciera más lento, ya que había empezado a acelerar el ritmo de las estocadas y yo quería sentirlo y disfrutarlo, así estuvo 10 minutos más, calculo cuando sentí que había terminado dentro de mi. Estaba un poco frustrada porque yo no me vine ni una vez y tenía ganas de mucho más, pero mí hermano ya había terminado:

-Me gustó más que la otra noche por tu culo es más apretado y estrecho, me dijo.

Yo sin demostrar mis ganas le dije:

También me gustó y no me dolió casi nada, creo que de ahora en adelante sólo lo vas a tener que hacer por acá.

Y así fue por un par de años, era de todas las tardes desde que nuestros padres se iban a trabajar hasta 30 minutos antes de que regresaran tener sexo todos los días. La mayoría de las veces era yo quien comenzaba a sacarme la tanga apenas escuchaba que mis papás cerraban la puerta, quería sentirla una vez al día por lo menos y mi hermano complaciente me la daba aunque algunas veces solo me masturbaba porque él no tenía la misma marcha que yo para dármela todos los días, pero mientras fuera él quien me masturbara y no tener que autosatisfacerme para mi era suficiente.
Esto siguió como un secrete hasta que tuvimos 15 años cuando nuestros mejores amigos (una pareja amiga del colegio que cursaron con nosotros primario y secundario) nos descubrieron por un descuido mío. Sucedió así:
Una noche con mi hermano íbamos a ir a una disco con ellos dos y no juntábamos con el resto del grupo adentro, quedamos en pasar a buscarlos con el auto para después hacer lo que hoy le llaman “una previa” y recién luego ir a la disco. Nosotros salimos una hora antes para poder hacer lo nuestro, nos gustaba hacerlo en el auto, en realidad donde fuera, pero más ahí. Esa noche fuimos por la ruta oscura sacamos el autote la misma, mi hermano paso párale asiento de atrás mientras yo me desnudaba para no quería arrugar mi ropa. Como el auto era un Renault Megane descapotable pase por sobre el asiento a la parte de atrás y ahí me senté arriba de mi hermano cunado quede totalmente sentada empecé a moverme despacio, primero yo y después él, cuando era yo la que llevaba el ritmo el me lamía mis tetas moviendo en círculos su lengua hasta llegar a mis pezones los cual chupaba y succionaba con gran fuerza, eso me hacía estremecer, porque después de mi cola golosa, mis senos son la parte más sensible a la hora del sexo. Cogiendo se nos fue la noción del tiempo y cuando terminamos (mi hermano fuera de mí) sonó el celular nuestro, (en ese tiempo todavía no había estos compactos de ahora eran esos grandes como los handy de los policías) Era Richard, nuestro amigo:

-Van a venir? Llevan retrasados una hora.

-Si ya vamos lo que pasa es que tuvimos que cargar gasolina y se nos pincho un neumático, pero ya vamos en camino. Conteste yo aún muy agitada.

-Ok, pero ya perdimos mucho tiempo de previa. Me respondió

Nos vestimos muy aprisa con Charly, como pudimos porque estaba todo oscuro y partimos para haya. Al llegar ellos nos esperaban ya en la puerta para ir tomando un par de cervezas en el auto mientras llegábamos a la disco (quedaba lejos a unos 6 Km. mas o menos).

-Muy bien, que los hermanitos hacen su acto de presencia, dijo Andy (la novia de Richard).

Aclaro ahora que ambos se llaman Ricardo y Andrea pero siempre usábamos diminutivos de nuestros nombres o bien los nombres en ingles.

-Les parece bonito? Agregó Richard. Ustedes que son siempre tan asquerosamente puntuales, hasta me parece raro.

-Bueno, bueno discurso por una vez que nos demoramos hacen tanta alharaca. Les respondió Charly.

Ellos subieron atrás y en determinado momento cuando Andy se inclinó para buscar la segunda cerveza encontró la pieza clave para descubrirnos a nosotros y la particular relación que teníamos. Era mi tanguita negra, no me la había puesto en el apuro y ni cuenta me había dado.

Con voz pícara dijo:

-A quien le pertenece esta tanga negra idéntica a la que te regalamos para los 15 junto con el portaligas y el corpiño? Lo más curioso es que a las medias las llevas puestas y el portaligas seguro también.

-Ustedes son amantes, no? Agrego Richard.

Nos quedamos helados con mi hermano, no atinamos ni a negarlo siquiera y como decimos acá “el que calla otorga” no había más para hablar, pero Richard decidió romper ese silencio incomodo:

-La verdad es que no nos sorprende, nosotros ya sospechábamos, pero solo teníamos conjeturas con pruebas sin sustento. Como el hecho de que ninguno de los 2 tiene novio/a, siempre salen juntos, la manera muy cariñosa de tratarse entre uds., pero hasta todo eso entre hermanos puede pasar. Pero respondiste el celular muy agitada, como si hubieras corrido una maratón, y bueno, de tu prenda intima ni hablar.

Andy agrego:

-De todos modos eso importa poco, siempre vamos a ser sus mejore amigos y como tales saben que su secreto de nosotros no va a salir, pero tienen que ser mas cuidadosos de ahora en adelante. Y si nos quieren decir, desde cuando sucede esto?

-La curiosidad mato al gato, le respondí.

No quería agregar mas detalles, pero siempre podía contar con mi hermano.

-A los once comenzó como una etapa de descubrimiento para ambos, pero desde los trece que ya no nos queremos como hermanos. Y nuestros padres por suerte no lo saben aún y no sabemos como lo van a tomar el día que decidamos decirles. No pregunten más.

Después de aquella vez no se volvió a tocar el tema con ellos, pero por lo menos era reconfortante si no juntábamos los 4 dentro de casa o las de ellos (sin que estuvieran los padres) poder tratar a mi hermano como mi novio y no como un hermano.
Por acá les dejo este relato y mas adelante les contare de cómo mis padres tomaron la noticia de que nosotros éramos unos hermanos muy especiales
Hoy voy a finalizar mi relato, pero antes que nada quiero agradecer a todos los que han comentado mi relato y no sé si lo aclare antes, pero quiero decirles que esta experiencia es 100% real. La 1ra parte esta en la pagina 28 y la segun en la 24.
Al cumplir los 17, nos graduamos de la secundaria (5 años high school como estados unidos) y empezamos a ver que carreras podíamos seguir en la universidad. A mí no me preocupaba porque creía que nada iba a cambiar la relación con mi hermano eso creía, porque mi hermano quería irse a otra provincia a estudiar alegando que había más alto nivel educativo (lo cual era cierto). Mi padre accedió con la condición de que estudiara de verdad y no holgazaneara como había hecho en la secundaria, por mi parte yo era una de las mejores alumnas de la escuela y mis notas eran sobresalientes. Le pregunte a mi padre si yo también podía estudiar fuera y me dijo que era imposible rentar 2 departamentos así que me tendría que conformar con estudiar allí, pero le dije que no era necesario, que me iba a vivir con Carlos y que elijaría una carrera allá.
Mi padre me miro no muy convencido y mi hermano puso una mirada sobre mi como diciendo “no vengas a vivir conmigo” lo cual me confundió mucho porque hasta hace 2 semanas atrás nos teníamos amor mutuo, pero en esas 2 últimas semanas ni siquiera se había acercado a mí y yo casi ni lo note porque estudiaba mucho para dar bien los últimos exámenes del secundario. Ni sexo habíamos tenido, nada de nada; mi padre me dijo:

- No crees que ya es hora de que tu hermano y vos se separen? Siempre estuvieron juntos en todo, pero creo que deben tomar caminos separados ahora.

- Papá, no es por estar con Carlos, sino que es por mis estudios, creo que me lo merezco por mis excelentes notas, me he esforzado mucho y quiero tener la mejor educación posible.

- Si tu hermano está de acuerdo pues hare los arreglos para un departamento con 2 habitaciones, vos Carlos estás de acuerdo?

-Preferiría vivir solo, Pero... me da igual, si ella quiere venir que venga se lo merece más que yo.

Esa respuesta no me agradó para nada y después de que papá dijera que nos iríamos ambos se lo hice saber:

- Que te sucede? No queres que estemos juntos? Como siempre?

- No es eso, pero luego te explico.

No había notado nada en particular, él estaba raro, demasiado, me empezó a aterrar la idea de que le gustara otra mujer, yo siempre había sido su mujer ideal, la que siempre estaba con él en las buenas y malas, si le preocupaba algo o tenía algo que decir, siempre ponía el oído para escucharlo y la que siempre estaba dispuesta y nunca le decía que no si “quería pasar un buen momento” conmigo. Mi más grande temor de que eso sucediera fue cuando él viajó una semana antes de lo previsto para ver el departamento que alquiló papá y cuando yo llegue a la semana estaba todo listo, todo en orden es más ya se había matriculado.
Habíamos quedado en que ambos seguiríamos Ingeniería en Sistemas (aunque él no era bueno en matemática y algebra siempre estaba yo para ayudarle). Cuando yo estaba en el departamento él no estaba, no coincidía ni para comer, parecía que me evitaba y eso ya comenzaba a angustiarme, ni siquiera una llamada para decirme “como afuera” o “estoy buscando libros para la carrera” o cualquier cosa, llegaba de noche muy tarde y se encerraba en su habitación y si yo tocaba a su puerta me decía que no lo molestara, que habláramos en otro momento.
Yo termine mis trámites de inscripción a falta de 3 días para el comienzo de clases, todas las materias eran por la mañana, lo cual me hacía pensar “bien tendremos todas las tardes libres!”, pero mi hermano tenía otros planes.
Cuando llego el 1er día de clases me desperté temprano y para mi sorpresa él no estaba, por un momento se me cruzó por la cabeza que me habían cambiado de hermano, jamás era responsable como para levantarse temprano y menos para ir al colegio y mucho menos salir con tanta anticipación y menos cuando había llegado pasadas las 12 porque a esa hora me fui a dormir yo.
Desayune y me fui, pero al llegar al aula no lo vi, mire uno por uno todos esos rostros desconocidos (más de cien creo) y él no estaba, no podía ser tan tonto de perderse de camino a la facultad, solo quedaba a 10 cuadras de casa. Toda la mañana estaba llamando a su celular y daba apagado, no podía ni concentrarme en las clases preocupada por si algo le había sucedido. Salí del salón a media mañana y me fui a casa, pero no estaba y su celular seguía apagado. Lo único que quedaba era esperarlo. Lo que más me daba miedo era que su bolso con sus libros no estaba. Pasaban las horas y nada las 3pm, 4, 8 y nada. A eso de las 10:30 pasadas llega a casa diciendo “uff que día señor”.

Yo estaba hecha pedazos por no saber nada de él y tan “considerado” fue conmigo que me dijo:

-Ah, ya estas acá

Y pasó a su habitación si más. Antes de que cerrara la puerta corrí lo empujé hacia adentro y cerré con llave para que no pudiera escapar más y que me explicase a que se debía su actitud:
- Me podes decir que te pasa?!

- A mi nada, la que esta como leona sos vos.

- Te parece poco? Hace más de un mes que ni me hablas, llegas tarde, te vas temprano, no contestas el celular y ni siquiera sé que te pasó, no fuiste a clases.

- Los motivos por los que llego tarde es porque hice amigos cuando vine una semana antes con los cual salgo a beber algo y pasamos de disco y bares, me voy temprano porque me junto con ellos para hacer el curso de ingreso, mis notas no son las mejores y si no aprobaba no podía ingresar a la universidad y no atendí el celular porque me quede sin batería. Conforme?

2 cosas me hicieron ruido la primera fue lo del curso de ingreso, Ingeniería no lo tenía puesto que no sobrepasaba los 250 asientos y lo segundo que fue lo que me hizo quebrarme en llanto es que no dijo nada de porque me había “abandonado” hace más de un mes. No tenía fuerzas ni para responderle, solo caí de rodillas y comencé a llorar desconsoladamente.

- Hey, Pao, vamos no es para tanto.

- No? En nuestra carrera no hay curso de ingreso solo las Ciencias Sociales y Medicina lo tienen y ni me das importancia, solo decímelo, hay otra mujer? Solo eso quiero saber.

- Niña, se me fue de las manos. En casa comencé a distanciarme para que no sospecharan mamá y papá de que algo pasara entre nosotros y sabes a qué me refiero? No te parecería extraño que ambos quisiéramos vivir juntos y que ninguno se opusiera? Y lo de acá, todo es verdad, no entre a Ingeniería en Sistemas, ingrese a Abogacía y todas mis clases son de tarde por eso llego a ésta hora y la única mujer en mi vida es la que ahora está llorando de rodillas en mi habitación preguntándome estupideces. Solo quería estudiar por mí mismo ingresar a la universidad y para eso no tenía ni que pensar en vos.
Me tomo por mi cintura, me levanto del suelo, llevando hasta su altura y me besó, primero dándome pequeños besos en mi boca hasta besarme tan apasionadamente como tanto lo anhelaba. Lo abrace con mis piernas por la cintura, no comprendía del todo aquel “vacío” que me había hecho, solo hubiera bastado con pedírmelo y me habría mantenido al margen, pero no quería entra en una discusión, me importaba que seguía siendo “su nena”, (como me llama hoy en día) solo eso importaba y nada más.
Me llevó hasta su cama, me dejo caer sobre el colchón, se arrodilló en el suelo levantando mi vestido hasta mi cintura y me saco las braguitas suavemente para luego meter su cabeza entre mis piernas y hacerme el más delicioso sexo oral que tuve en mi vida, tal vez sea por el hecho de que no lo hacíamos hace tiempo, pero lo sentí así. Paso su lengua por toda mi vagina, a veces se recreaba en mi cola y luego volvía al interior de mi vagina, chupaba fuertemente mi clítoris luego subió más, hasta mi cintura, siguió lamiendo todo mi vientre y mi ombligo (me encantaba que no solo se concentrara en mis partes íntimas)
Mientras me masajeaba suavemente mis senos, pellizcando mis pezones, luego e incorporó y se fue directo a mi boca y dándome un tierno beso me dijo muy serio:

-jamás vuelvas a pensar que hay otra mujer, nunca más, porque eso me ofende como hombre y como castigo me voy a bañar y veremos mañana si seguimos, lo que vamos a dejar acá porque estoy muy cansado, hoy ha sido un día muy agotador.

Por mi mente en ese segundo pasaron mil razones para protestar, y la más fuerte era que estaba tan caliente que no podía aguantar ni un segundo más, pero sentía tan libre mi pecho, la opresión que sentía hasta hace unos momentos había desaparecido que no me importaba esperar unas horas más (aunque ustedes, mis queridos lectores, creo que sí, pero como mi historia es real…) para estar con él como lo deseaba.
Esa noche solo me acuerdo que me recosté en la cama esperando que saliera del baño, pero me quedé dormida y me levanté cuando los primeros rayos del sol dieron en mi cara, eran como las 11 ya que había varios edificios altos en la zona y recién la luz del sol pasaba por entre ellos.

-amor, escuche desde la cocina, levántate así vamos a comprar unos muebles.

Ese “amor” me encantó, en realidad todo me parecía maravilloso, porque todo estaba en orden otra vez.

-si, pero que mueble vamos a comprar? Acá no cabe más nada.
El departamento no era muy grande.

-vos haceme caso y levanta tu hermoso culito de la cama, te bañas, te cambias desayunas rápido y venís conmigo.

-me hiciste enojar, no soy tu hija para que me des órdenes y la verdad me quiero quedar un rato más en la cama.

-bueno, yo salgo ya vuelvo, hoy es sábado así que no me voy a tardar mucho.

Después de que salió me levante, me bañe y cuando me estaba cambiando sonó mi celular era y mi hermano y me dice.
-ya que te levantaste podes hacerme el favor de hablar al conserje y decirle que vaya a hacer lo que le dije?

-ok, pero me podes decir que es lo que vs a comprar? Aparte tengo que salir, recordé que tengo que ir a sacar unos apuntes para la clase de algebra.

-sorpresa va a ser entonces, pero no te olvides de hablar al conserje.

Al salir le dije al conserje el recado de mi hermano y le pregunté qué era lo que mi hermano le pidió, pero se negó a decírmelo ya que mi hermano le había dado una propina por su silencio.

Regrese a casa como a las 2 horas y al pasar por mi habitación estaba mi hermano acostado en un somier de dos plazas, se volteó y me dice:

-es para esta noche, hoy me desperté con ganas de hacértelo hasta cansarme, pero quería que fuera especial, que vivamos como lo que sentimos y no con lo que somos, hemos esperado tanto esto y al fin estamos solos.

Me quedé sorprendida, pero no estática, caminé hacia el cuarto lentamente y mientras me desabotonaba mi camisa y le dije:

-por un segundo, que te hizo pensar que voy a esperar hasta la noche?

Me senté arriba de él me quite la camisa (no llevaba sostén) me subí mi falda me quite las bragas y comencé a besarlo, baje por su cuello su torso y llegue a su pene el cual comencé a chupar para estimularlo rápidamente, jugaba con su glande con la punta de mi legua moviéndola en círculos, luego lo metía en mi boca volvía a chuparlo y lo metía y lo sacaba hasta que comenzó a erguirse, mi hermano me agarro de mis manos que estaban una en cada costado de su cintura, me jaló hacia arriba ubicó la punta de su miembro en la entrada de mi cola y me dijo:

-sentate despacito, hermanita, como a mí me gusta.

Me encantó la dulzura con la cual me lo dijo, y hace mucho que ya no me llamaba hermanita, tanto tiempo pasaba de esto que ni lo recordaba.
Comencé a bajar despacito tal como me lo pidió y también para comenzar a dilatar mi esfínter, me relajé para hacer más fácil la penetración y lento pero sin parar baje hasta quedar totalmente sentada sobre él. Aguarde ahí unos segundos y comencé a moverme hacia a delante y atrás, mientras veía fijamente el rostro de mi hermano, que estaba con los ojos cerrados y notaba que su respiración se comenzaba a agitar de a poco. Estuve con ese vaivén lento hasta que Charly (o Carlos como lo prefieran ustedes) me tomo por la cintura, subió lentamente sus manos hasta llegar a mi espalda me trajo lentamente hacia él y me beso y ahí empezó el a tomar y acelerar un poco el ritmo luego me la saco, me separó un poco de él, me puso boca abajo, yo abrí mis piernas y levante mi colas con el pecho aun apoyado en el somier, él se acercó a mi sexo el cual lamió con dulzura saboreando todo el fluido vaginal que segregaba de lo deseosa que estaba de un buen sexo el que no habíamos tenido hace tiempo (jamás me masturbe en mi vida, nunca lo necesite teniendo a “mi hombre” en casa). Acto seguido volvió a penetrarme analmente, pero fue más rápido y volvió a moverse. Recuerdo aun como si fuera ayer cada vez que entraba y salía de mí cada centímetro de su pene, luego me cambió de postura, esta vez estaba boca arriba él se colocó encima de mí, me volvió a besar muy profundamente chupo y succiono muy fuerte mis pezones, se incorporó y volvió entrar dentro de mí,
No duró mucho en esa posición hasta acabar dentro de mí, pero no terminó todo ahí, pasamos gran parte de la tarde teniendo sexo, si habernos percatado de que la ventana estaba abierta y nuestros vecinos de al lado estaban en el balcón escuchando todo lo que hacíamos.
Más nos importaba mucho eso salvo que ellos sabían que éramos hermanos porque cometimos el error más por costumbre el presentarnos como hermanos.
Termine abrazada a mi hermano de costado mientras el encendía un cigarro estando boca arriba. Nos quedamos así pegados sin decir nada por más de una hora, tal vez dos y solo nos percatamos de cuan tarde era porque el sol ya estaba desapareciendo para dar paso a la suave brisa de la noche.
Vivíamos felices (o vivimos) unos 6 meses en los cuales solo nos veíamos de noche porque yo estudiaba de mañana y trabajaba de tarde y mi hermano lo hacía a la inversa para poder pagar nosotros el departamento para desobligarnos un poco de mamá y papá. Hasta que de improvisto nos visitaron ellos para nuestro cumpleaños, no habíamos arreglado nada y por eso no nos acordamos. Esta visita daría paso a la tormenta que se avecina ante la calma con la cual vivamos hasta ese momento con mi hermano, no solo porque nuestros padres descubrieron la relación especial de sus hijos sino por la forma en la cual sucedió.

Paso a contarles:

Esa mañana nos levantamos temprano con Richard a pesar de haber tenido una noche intensa de sexo y de ser domingo, yo estaba apenas con una camisa de él encima y el solo con sus slips preparando el desayuno, mientras no sabíamos que nuestros padres habían arribado haría más o menos una hora a la provincia donde vivíamos con mi hermano.
Cuando mis padres llegaron a nuestro edificio le pidieron al nuevo conserje (el otro pobre falleció luego de un hecho de inseguridad) que los dejara pasar porque venían a dar una sorpresa a sus hijos por su cumpleaños. Al hombre le sonó raro ya que en el piso 10 solo vivía un anciano solo, nuestra pareja amiga e indiscreta y nosotros que hacíamos vida de pareja ya que nadie más aparte de nuestros vecinos sabían que éramos hermanos:

-el portero les dijo a papá se debe equivocar de edificio señor en el décimo piso viven dos parejas de novios y un anciano solo.

-no, replico mi papá, en el 10 B viven mis dos hijos que están estudiando.

(Se los detalles porque luego nos contaron nuestros vecinos que ellos justo salían, nos quisieron advertirnos, pero nosotros teníamos los móviles apagados)

-Señor, le repito en el 10 B solo viven una pareja de estudiantes y no unos hermanos.

Mi papá para convencer al portero le dijo nuestros nombres y recién el hombre accedió a que pasaran, pero la seguridad del hombre en decirle a mi papá que había una pareja ahí viviendo y no unos hermanos habían sembrado una duda.
Nosotros mientras sin saber de qué nuestros padres venían por el ascensor terminábamos de preparar nuestro desayuno entre risas y besos, no había azúcar así que mi hermano se puso unos pantalones y le fue a pedir al anciano que había en frente, al regresar no cerró bien la puerta y ese fue el detonante del desastre, al entrar mi hermano me beso otra vez, pero esta vez fue tan largo que dio tiempo a que mis padres salieran del ascensor abrieran la puerta de nuestro departamento y nos vieran besándonos tan apasionadamente.
Solo nos percatamos de su presencia cuando mi padre gritó:

-que es lo que está pasando acá?!

Nada podíamos inventar ni decir para tapar aquel beso, no sabíamos hace cuanto estaban ahí, nos quedamos paralizados, nuestro padre cerró la puerta con tanta fuerza que casi la tira abajo y mi madre tenía sus manos en su boca sin poder creer lo que había visto.

-exijo saber que pasa ahora y porque el portero cree que son pareja. Dijo papá.

De nuestra parte no tuvimos ni una excusa para decir y ni una respuesta, hasta que Charly rompió el silencio y dijo:

-porque es lo que somos papá, mamá disculpa, pero hace tiempo que no nos sentimos como hermanos.

Esto desato la furia de papá que le dio un fuerte puñetazo a mi hermano. Ahí reaccione yo me puse en frente y dije:

-basta ya papá esto no nos va a llevar a nada.

-vos también! Mi orgullo, mi hijita, son unos inmorales.

Levanto su mano para darme una bofetada, ya con sus ojos rojos queriendo llorar y yo cerrando los míos solo para recibir el golpe, pero mi hermano tomo la mano de papá y le dijo:

-no te atrevas jamás a ponerle la mano encima a mi mujer, entendiste mi mujer!

Charly fue hasta la puerta el cerro con llave y vi el cuadro que solo en mis pesadillas podía haber visto.
Mi madre llorando con sus manos en la cara, mi papá mirándonos no sé si con lastima o bronca o ambas cosas mi hermano limpiadosé la sangre que salía por la comisura de su boca y yo bueno, era la que aun podía al menos tratar de poner un poco de calma:

-papá, mamá, lo que dijo Carlos es cierto, hace mucho que ya no nos sentimos como hermanos, mucho más tiempo del que creen, pero será mejor que se sienten y hablemos con calma.

-no hay nada que decir, dijo mi papá, esto ya no tiene vuelta atrás, ustedes no son los hijos que crié no me interesa escuchar lo que tengan para decir un par de extraños.

-no digas eso papá, me duele mucho que nos trates así, le dije.

-vos como crees que nos sentimos con tu madre viendo como nuestros hijos se besaban como unos verdaderos amantes?

Costo mucho convencer a nuestros padres dejarles explicar todo, sobre todo porque mamá no paraba de llorar.
Me fui a la habitación me puse unos pantalones y regresé, mis padres sentados en una punta y Carlos en otra, pero lo que más me asustó la mirada desafiante que había entre Carlos y papá, parecía que querían matarse.
Entonces mi padre dijo:

-cuánto tiempo lleva esto? Meses? Por lo que dijo el conserje eso parece.

Yo -bueno papá en realidad…

-basta carajo, cuanto!

Carlos -no le grites! Lleva años desde que tenemos 11, eso querías saber?

Mamá -no le grites a tu padre, degenerado.

Todo volvía a caldearse una y otra vez y a muy pesar mío que trataba de poner calma no había una frase que se pudiera realizar sin agresiones verbales.
No vale mucho explayarme sobre esto, pero tardamos mucho para explicarle a nuestros padres como empezó todo y como llegamos hasta este punto, hasta que mamá dijo:

-basta, no quiero escuchar más.

Tomó las llaves de la mesa abrió la puerta y salió. Mi papá salió atrás de ella y nos dijo, ya no son nuestro hijos no vuelvan a hablar nunca más.
Aunque trate de detenerlos no hubo caso y lo entiendo porque estaban dolidos, darte cuenta de un momento para otro que tus hijos de 18 años son amantes, no pasa jamás creo yo.
Pasamos ese cumpleaños con mi hermano como el más amargo de nuestras vidas, a pesar de que nuestros vecinos trataron de levantarnos el ánimo diciendo que todo se iba a arreglar, que el tiempo lo cura todo.
Y la herida tardo casi tres años en cerrar, volví un día sin previo aviso a casa, ni a Carlos se lo dije. Hable con nuestros padres y acordamos que cuando estemos en familia Carlos y yo nos trataríamos como hermanos, pero que no nos pidieran separarnos porque eso nunca iba a ocurrir.
Y hasta el día de hoy cada una de las partes respeta el pacto. Con Carlos vivimos en el mismo departamento, a pesar de yo estar recibida y trabajar como diseñadora gráfica para una empresa privada y el ser asociado de un bufete de abogados y ganar bien no quisimos cambiarnos a un departamento más grande, no lo necesitamos, sabemos las consecuencias que puede traer un hijo entre hermanos así que nunca pensamos en agrandar la familia y hasta hoy por lo menos vivimos con todo el amor que necesitamos, aunque la relación con nuestros padres no volvió a ser la misma, es muy difícil fingir que no ha pasado nada.
Mis muy estimados lectores, este es el final del relato que ya comencé hace mucho, espero que les haya gustado, recordarles que es real todo y cada detalle, sé que muchos esperan muchos relatos eróticos, perdón por no hacerlo, pero creo que el relato esta más orientado a la gente como “nosotros” que aman más allá de la sangre, del parentesco. Muchos relatos que he leído todo comienza por calentura y es solo sexo y no amor.

Bueno me despido un beso los quiere, Paola



35 comentarios :

  1. PUEDES LLAMARME PETER CANTROPUS . . .
    ME GUSTAN "LOS OVARIOS" DE PAOLA.
    SI SENTIS ALGO TAN FUERTE/LINDO TENES QUE DEFENDERLO.
    SIENTO ENVIDIA POR RICHARD (NI HERMANA TENGO) Y SOBRE TODO, POR TENER INCONDICIONALMENTE UNA "MUJER" QUE LO AMA.
    FELICIDADES Y CONTINUEN . . .
    LO DEMAS . . . LO DEMAS NO IMPORTA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo seria incapaz de llamarte retrogrado, al contrario apoyo tus gustos tanto como los míos, gracias por visitar el blog.
      Que viva el amor mas allá de cualquier frontera física,legal, mental o religiosa

      Eliminar
  2. me gusto mucho la historia yo tengo 18 no realice el incesto pero tampoco estoy en contra lo que quiero decir es que si ustedes son felices asi que no les importe nada aunque la verdad creo que la herida que les dejaron a sus padres podría llegar a ser permanente y vuelvo a recalcarles sean muy felices y que no les importe el que diran

    ResponderEliminar
  3. la verdad me encanto..ose recuerdo que siendo niños con mi hermanita paso algo muy parecido...pero que no llego a swe lo que fueron ustedes. Sin enbargo fue muy bonito y yo aun sigo queriendo a mi hermanita como mi novia.,algunos lo veran mal no me importa son cosas que pasan..y que mejor un amor entre hermanos,me refiero amor fraternal,es cuidarse mucho mejor que si en ese caso hubiese sido una chica cualquiera..uds saben de lo que hablo.los felicito y espero que sean felises por siempre.
    y en el tal caso que quieran agrandar una familia simplemente pueden adoptar.creo que ya se puede y es legar.suerte , me gusto su historia muy atrapante

    ResponderEliminar
  4. q buena hiatoria,a mi me paso lo mismo pero con mi prima en una fiesta...fu a mi cuarto a descansar algo luego ella (mi prima ) aparecio cerro la puerta y me pidio como favor sin q se lo dijiera a nadie q se lo hiciera,como primera vez yo acepte,ella tenia cuerpo de diosa tiene como 15 y yo 14

    ResponderEliminar
  5. muy buena historia y los felicito mi hermana y yo tambien comensamos asi soy mayor 3 años y desde que yo 15 y ella 12 nos unio una relacion mas alla de hermanos siempre juntos y cuando nos dejaban solos siempre terminabamos teniendo sexo pero ella se fue a estados unidos y cuando regreso ya nada fue igual yo tenia novia y aunque a ella le molestaba mucho eso ya no seguimos igual nos amamos aun somos 6 hermanos pero ella y yo nunca peleamos por nada siempre me llama para saber como estoy se preocupa mucho por mi asi que comprendo todo por lo que pasaron y algunas personas se sienten mal que por los pecados del incesto pero es que ellos no saben nada del amor real es muy dificil de esplicar saludos y gracias por compartir su historia suerte con su vida ah y si no quieren tener hijos por miedo adopten tambien se requiere dar amor y sentirse padres

    ResponderEliminar
  6. A mi personal mente me gusto mucho y yo con mi hermano mayor tanbien es algo paredido pero nosotros adoptamos y comensamos como cuando yo tenia 10 años y el 13 adoptamos dos preciosas gemelas que ya van a cumplir 3años

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nuestros padres jamas se enteraro nosotros somps de chiele pero estamos viviendo en corea y nos casamos y vivimos un amor especial yo actual mente 23 y mi hermano 26 y somos muy felices y espero que estodes no se separen y algundia agranden su familia que ser mamá. es lo mejor despues de mi matriminio

      Eliminar
  7. Gracias por los comentarios para esta historia, les comento que a las personas que viven y compartieron esta historia conmigo y con todos ustedes están muy felices por los comentarios

    ResponderEliminar
  8. Me gusto muxo su relato sigan juntos defjendan siempre ese amor ante todo casi lloro

    ResponderEliminar
  9. Nadie manda los sentimientos y ni siquiera sabemos si en realidad muchas de las cosas que asemos son buenas o malas simplemente nos guiamos por lo que nos inculcan yo pienso que cuandohay amor se puede todo lo mio es parecido mi correo es jarocholandia@75outlook.com

    ResponderEliminar
  10. uuuffff me encanto como me viese gustado que pasara una historia así entre mi hermana y yo me puedes dar algún consejo para intentarlo con mi hermana agradezco tu respuesta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quizá mi único consejo seria que trates de enamorarla antes de intentar algo sexual, cualquier mujer espera ser enamorada

      Eliminar
  11. Me gusto mucho tu historia yo tanbien vivo con mi hermano hace 14 años y tenemos una niña de 6 años muy sana.!!!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Uuf! personalmente, me agradó BASTANTE TU RELATO, que digo relato ¡HISTORIA!. Quién diría que un par de hermanos que se conocen desde que andaban en pañales hasta hoy día son como marido y mujer, caray, tu historia me FASCINÓ mucho, aparte de que ambos tuvieran sexo casi a diario, pues se notó mucha comunicación y más que nada AMOR. Les felicitó por lo que son hoy día, y vaya trauma que se llevan sus padres en saber que sus propios hijos son más que novios, no dudo que probablemente sea permanente esa trauma, y más que saber si ustedes 2 son los únicos hijos. En fin, les mando un gran saludo a ambos y muchos ánimos por lo que son y serán futuramente. Ésto demuestra que el amor no tiene barreras. Bonita historia <3
    ¡Saludos! y un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. DESDE EL CAJON DEL MAIPO CHILE UNA HISTORIA MUY COMPRENSIBLE SOBRE TODO POR SUS RELATO EN LOS CUALES HABÍAN MOMENTOS QUE PASABAN SOLOS LA ATRACCION ES PARA TODOS Y EL MORBO DE DESCUBRIR COSAS NUEVAS LO BUENO DE ESTA HISTORIA QUE NO SE TOMA POR ALGÚN TIPO DE CITUACION MALA POR EJEMPLO VIOLACIÓN O ACOSO DE UNO PARA EL OTRO NATURALMENTE SOLO SE DEJARON LLEVAR POR SUS INSTINTOS QUE ES LO MAS NORMAL A ESA EDAD Y LO OTRO LA COMUNICACIÓN DE LOS PADRES ES MUY IMPORTANTE PARA TODOS SOBRE TODO TOCAR TEMAS TAN DELICADOS A UNA CIERTA EDAD PAO TU NO CREES QUE TUS VIEJOS EN ALGÚN MOMENTO NO SE AN PREGUNTADO QUE SI LES HICIERON FALTA EN COMUNICACIÓN A LOS DOS Y ESTO PASA EN MUCHAS FAMILIAS POR SER UN TEMA TABOO QUE SI ES IMPORTANTE COMBERSARLO EN LA FAMILIA UNO NUNCA TERMINA DE CONOCER COSAS EN LA VIDA POR MI PARTE TUS PADRES NO PUEDEN CULPARLOS A USTEDES NOMAS ESTO ES UN TEMA DE TODA LA FAMILIA BUENO LOS DEJO LES DECEO LO MEJOR EN SUS VIDAS XAU

    ResponderEliminar
  14. q carajo q historia mas q exitado e quedado perplejo jamas en mi vida pense q esto pasaraen la vida real .
    bueno los felisito por q qal final su amor rompio todo tipo de barreras ,carlos paola les deseo suerte en todo lo q agan y nada felicitaralos por tambien asi una una muy buna historia cuidense

    ResponderEliminar
  15. Hola muy buena historia.
    Nada la lei completa :)
    En cuanto a mi,nunca me paso algo asi. Y nunca vi a mis hermanas de esa manera._

    Pero les deseo lo mejor a ambos y que sean muy felices juntos. Y sobre tener un hijo pueden adopar :D

    Me llamo pipe,un saludo desde chile :)

    ResponderEliminar
  16. Guaoo felicidades por tan hermosa relacion! Tanto amor es maravilloso me encanto tu historia debo confesar que hasta llore con ella! Quisiera qque nos contaras mas =) saludos desde venezuela!

    ResponderEliminar
  17. Excelente historia, muy interesante. Los felicito. espero que sus vidas sean placenteras y llena de amor. Cuídense.

    ResponderEliminar
  18. Me llamo Emilio .. me parece haber leido una novela. Chao cuidence.Ecuador

    ResponderEliminar
  19. Hola mi nombre es rene y me pareció muy amorosa tu
    Historia y a mi no me parece nada fuera de lo normal
    .
    que dos seres se amen de verdad y se entre gen sin condicio .
    Las religiones se contradicen cuando nos muestran.
    Que el mundo lo iniciaron dos personas (como evolucionaron)

    Despues llegoo del dilubio y Adán con su hijos esposa y nueras e inclucibe guardo una hembra y un macho de cada especie de animales para evolucionar al mundo igual que ellos.

    (Ahora dicen que es pecado)
    Pecado siempre va láser ...para la gente Ipocrita que no.
    se quiere quitar la venda de los ojos (no estoy hablando de matar ni de droga R ni de tomar a la persona por la fuerza.( estoy hablando de personas que se pueden .
    enamorar y ser muy felices.
    No estoy hablando de guerras y destrucción de muertes
    inocentes de líderes politico y religiosos que asen lo que quieren y a ellos no hay quien les digan algo ellos no pe can.ellos son perfectos y asen guerras matando inocentes.(por proteger el mundo)

    (Y que dos seres se amen es pecado !!! REVIBAN!!
    quieres conocer mi historia.
    jarocholandia75@Outlook.com

    ResponderEliminar
  20. donde cuento mi historia como le hago es real y nunca la he contado. mi hermana ere una odiosa pero hermosa joven nunca lo hubiera creido como sucedió todo esto estoy muy enamorado de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo, puedes enviar tu historia a la siguiente dirección
      enriquerojas7@gmail.com, estaremos mas que felices y unidos a ti en nuestros pensamientos si nos permites conocer tus aventuras y poder compartirlas con el resto de visitantes del blog

      Eliminar
  21. me gusto tu relato,q sigan juntos

    ResponderEliminar
  22. hermosa historia yo lo entiendo porque vivi algo parecido con mi hermana, lo que puedo confesarles que es delicioso aprender todo desde niños, yolo hice desde los 7 y mi hermana de 5, claro no hubo penetraciones desde un inicio, pero si intenciones no por morbo si no por imitar a los animales que habiasmo visto copular, desde hía fue creciendo nuestro interés hasta llegar a lo que verdaderamente es el sexo a la edad de 12 y 10 años respectivamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. ojala y te animaras a contarnos tu historia, si lo haces escríbeme a enriquerojas7@gmail.com

      Eliminar
  23. cuantos años tienen ahora ustedes? por cierto me encanto la historia una ves que enpece a leerla no pude parar...yo los entiendo a ustedes completamente a mi hermana la quiero solo para mi,solo emos tenido situaciones calienten y no se como decirle lo que siento por ella y se que ella siente algo por mi,yo tengo 20 y ella 18 somos los 2 lindos.me gustaria que alguna mujer me aconsejara y que me diga de que manera puedo decirle de manera que entienda lo que siento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuando Paola hizo llegar este relato ella contaba con 26 años, te recomiendo la verdad y sinceridad ante todo, si ella te corresponde enhorabuena

      Eliminar
  24. Hola me gustaria saber mas no se , como me podria comunicar, me pasa algo parecido.. grax saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. amig@ puedes comunicarte con enriquerojas7@gmail.com y desde ese correo podemos orientarte para que puedas contarnos tu historia

      Eliminar
  25. Muy hermoso, es lindo hacer el amor con la hermana, yo lo hacia desde los siete años, pero el verdadero placer lo encontramos a los 12 años, siempre aprovechábamos la noche o cuando nos quedábamos solos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...