jueves, 26 de septiembre de 2013

Con mi hermana en una balacera


Hola les contare como hace unos meses comencé a tener relaciones con mi hermana mayor cuando había una balacera, para empezar les diré que soy de una parte del norte de México y como se darán cuenta acá hay mucha inseguridad, peleas entre narcos, muertes y balaceras en las calles y aun así todos tratamos de seguir la vida lo más normal que se pueda mi hermana va a la prepa y cuando paso lo nuestro tenía tiempo de haber dejado a su novio ; yo voy en la secundaria , soy 2 años menor y mis amigos siempre me vacilan , diciéndome que ya estoy bueno para cuñado por lo buena que esta mi hermana y cosas así , pero nunca les hacía caso hasta el este día.
Ese día nuestros padres fueron al funeral de una tía lejana y como nosotros no la conocíamos, no quisimos ir y solo se llevaron a mi hermana menor y como iban a ir lejos sabíamos que llegarían en la noche
Ya tenía días que no ocurría una balacera así que fui al parque un rato a jugar futbol y regrese ya cuando estaba anocheciendo, mi hermana, que se había quedado viendo la tv, me la tope en el pasillo del baño, ya en toalla, lista a bañarse, así que le dije que me diera chance porque venía lleno de tierra
no quería pero seguí insistiendo hasta que dijo si , rápido me quite la ropa en mi cuarto y me metí a bañar , ya estaba terminando cuando de repente se escuchó un estruendo y al mismo tiempo se fue la luz , y empezaron a oírse balazos muy cerca.
Admito que un poco asustado y desnudo, salí corriendo del baño a buscar a mi hermana y como estaba oscuro no vi que también venia hacia mí y chocamos a medio pasillo, cayendo al suelo, yo sobre ella en medio de sus piernas, con mis brazos detrás de sus hombros, como en posición de misionero y creo que por el movimiento del choque su toalla se abrió, así que también quedo desnuda.
Quedamos callados escuchando los balazos, sin movernos y yo sobre ella, pero en la posición que quedamos mi pito quedo sobre su pubis y podía sentir su vellitos rasurados y también sus chiches duritas, no sé porque pero preste más atención a eso que en lo que estaba pasando afuera y empecé a pensar en lo que me decían mis amigos y sin querer se me fue poniendo dura la pija.

Ella lo sintió y me dijo:
-¡¡hey cochino, en que estás pensando!! ¡¡Ya párate!!

Iba a levantarme, pero cuando lo estaba haciendo se escuchó otro estruendo más cerca, se oyó que se rompió una ventana de la casa y la balacera que ya se había calmado comenzó a oírse de nuevo y mi hermana me jalo hacia ella y dijo.

-mejor no te muevas -

No sé si quede peor o mejor que como estaba, por que quede un poco más abajo de donde estaba y con la punta de mi pito podía sentir su clítoris, así que comencé a mover mi cintura despacito de atrás hacia adelante y empecé a sentir mi pija humedeciéndose de sus jugos, ella no hacia ni decía nada y los balazos seguían.
Baje mi cintura, para buscar su entrada y pude sentir que ella abrió un poco más sus piernas, sentí la entrada de su vagina y comencé a metérsela, por cómo había quedado, solo le metí la mitad de mi pija, así que me hice hacia adelante y entonces si se la deje ir toda.
La agarre de los hombros y comencé a cogérmela, primero despacio y fui subiendo la velocidad, la cabrona empezó a gemir como gatita, la verdad eso me excitó más, y también empezó a moverse, abrasarme y acariciarme la nuca y me dijo bien agitada.

-no te vayas a venir adentro, Beto (así me llamo)
-no - le conteste

Me bajo la cabeza y nos empezamos a besar y en unos minutos sentí cuando ella le dio un orgasmo, se puso duro su cuerpo y me apretó más y yo tuve que salirme rápido de ella porque también me estaba viniendo
Ya para eso, los balazos no se oían y le dije.

-ya se calmaron
-pues ya párate - me dijo riendo y nos paramos
-ven, vamos a bañarnos - dijo de nuevo
-otra vez
-claro, ya te ensuciaste de nuevo ¿no?
-tienes razón - le conteste, reímos y busco mi mano

Íbamos a tientas, porque no se veía por lo oscuro, entramos al baño y comenzamos a bañarnos, me dijo que le tallara la espalda y por atrás llegue a sus pechos.

-¿te gustan? - me pregunto
-si pero me gusto mas esta, je - le dije tocándole su puchita
-si, a mí también esta

Y me agarro el pito, que de nuevo lo tenía a todo lo que daba, se acercó a mí de frente, y comenzó como a masturbarse con él, levanto una pierna, tomo mi mano y me dio a entender que le sostuviera la pierna y ella misma acomodo mi miembro en su puchita y se lo fue metiendo, rodeo con sus brazos mi cuello y de nuevo volvimos a besarnos y me la volví a coger, salimos a cambiarnos y prendimos unas velas , a ella la sentía más tierna , como si fuéramos novios y hasta nos besábamos igual ; afuera solo se oían carros y gente hablar , que al parecer eran los soldados , como a la media hora llego la luz y minutos después nuestros padres
Y así seguimos, a veces en las noches ella viene a mi cuarto o yo voy al suyo, ella me dice que me quiere y no como hermano y yo siento lo mismo, y no sé qué valla a suceder después, pero así seguiremos, y las balaceras siguen, pero yo ya le saque provecho a una.
Mario

1 comentario :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...