viernes, 6 de marzo de 2015

2009 Bienvenido yo ... a mi mismo, Cesar Gandy


01 El viejo José
02 La duda
03 Dos con tal poder
04 Bienvenido yo… a mi mismo
05 de campo, selva y mar.
06 Dilema
07 Despertar.
08 Azul y gris.
09 Ámame.
10 Bastón y lisiado.
11 Tío Pole.
12 Distintos caminos.





“Para un artista chiapaneco lo difícil es promoverse, el hecho de que te salgan contratos y te paguen, y poder ganarte la vida de esto, realmente eso es lo más complicado acá en Chiapas. Ya que siempre en los eventos con¬tratan artistas de afuera. Los artistas chiapanecos hacemos el esfuerzo de hacer buenas canciones, que inclusive hablan de nuestra tierra, para que seamos tomados en cuenta y ganarnos la vida; la idea no es, en mi caso, hacerme rico, simplemente poder vivir con menos necesidades y en un futuro echarle la mano a muchos cantautores chiapanecos que están atrás de nosotros y que solo esperan una oportunidad”, enfatizó César. Para Gandy, el mercado chiapaneco en cuestión cultural es muy regateado, no es tan fértil como en otros estados del país, “ojalá y en los eventos artísticos y culturales que se hacen en el estado a través de las instituciones oficiales tomaran más en cuenta las creaciones chiapanecas, no solo en la música, sino también en las demás ramas del arte como la danza, el teatro, las artes plásticas, entre otras”. Esto conlleva a pensar que la responsabilidad de sensibilizar a la gente en la cultura y el arte recae en gran medida en el estado, ya que los artistas y creadores están allí esperando la oportunidad. César Gandy es un cantautor autodidacta, haciendo su primera composición a los 16 años, “al estilo José Alfredo Jiménez, a silbidos y tarareando la melodía y la letra”, como el mismo lo dice; a los 24 años comenzó a tocar guitarra, no sin antes conocer la trova en Puebla a los 22 años. Entre sus influencias musicales están los cantautores Silvio Rodríguez, Joaquín Sabina, Alejandro Filio, Joan Manuel Serrat, entre otros. “Para componer trova me di cuenta que era necesario leer, sobre todo poesía, filosofía, novelas que de verdad aportan, para poder retroalimentar mi forma de escribir. La idea original de un trovador es que a través de sus canciones pueda hacer que la gente recapacite, reflexione, se autoanalice y se pregunte, allí se ve el cambio de una canción netamente comercial a una de trova, la trova más que música es poesía y filosofía hecha canción”, comenta Gandy, quien fue el ganador del primer lugar en el Concurso Estatal de Compositores con la canción ‘Despertar’, en el 2003, donde participaron cerca de 300 composiciones. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...