miércoles, 29 de julio de 2015

El tío amenazado (Relato Corto)


Tengo 33 años, he sido el soltero de la familia por mucho tiempo con una y otra novia modelos la mayoría y una vida de fiesta, por eso siempre me he llevado bien con todos mis sobrinos, sobre todo los jóvenes

Paso que tenía una sobrina de 12 años muy linda con la que me llevaba bien y siempre andaba con una amiguita gordita de su misma edad, con las dos me llevaba muy bien, éramos amigos y nunca pensé en nada más porque siempre visitaba a mi hermano mucho mayor que yo y una vez me invitaron a almorzar a su casa, pensé que iba a estar mi sobrina y su amiga pero no llegaban y la madre ya estaba enojándose que comenzamos sin ellas, como en toda casa, hablaban de lo desobedientes que son etc.

Le mande un mensaje por whatsapp a mi sobrina diciéndole que su madre estaba enojada y nada que les importaba, yo entendía por su edad que era normal



-bueno Kimi sino vienen me voy a comer sus platos porque esta delicioso
-Acábate todo tío, Susi dice que te comas el suyo también ya acabo el almuerzo y le volví a escribir a mi sobrina molestándola "ahí les dejo mis huesos que se chupen" pero el autotexto me escribió "ahí les dejo mis huevos que se chupen" para lo que yo no me había dado cuenta, no sé si fue el autotexto o entre una y otra cosa se me fue mal
-"uno para cada una dice Susi" - Susi era su amiga yo no entendía pero escribí
-"si todos" "ella dice que quiere el pescuezo lol"
El mensaje me pareció raro pero continúe
-"claro vengan les espero"
-"tiito yummy!!!!!!!!"
Cuando me di cuenta tuve que corregirme con vergüenza solo puse
-"me confundí eran huesos"
-"no se tío ya ofreciste....Susi esta hambrienta"
No respondí más de la vergüenza y ya estaba listo para irme de la casa cuando apareció mi sobrina con su amiga salude con ambas...ya me iba chicas
-noooo, entra un ratito
-no chicas estoy con prisa
-ven ¿o te asustaste?

No dije nada, me tomaron de la mano y entre con ellas, mi hermano volvía a su oficina y mi cuñada salía de compras las chicas comían algo y yo les miraba sentado en el comedor

-no sé qué presa coger - dijo mi sobrina mirándome
-yo sí, ya vi la que quiero - dijo Susi y se rieron chicas me voy, me espera mi novia

-pero queremos hablar de un tema
-¿de qué?
-es un tema de gran "envergadura" y reían
-¡que graciosas!, ok nos vemos
-pásame dejando porfis - dijo Susi
-bueno vamos
Ya en el carro trate de conversar
-¿cómo les ha ido?
-bien tío jay, ¿y a ti?
-bien
-si se te ve muy bien, el triatlón te está adobando bien
-gracias, ¿cómo adobando?
-como para degustarte
El semáforo se puso en rojo
-sobre todo la presa que nos ofreciste me dijo y me metió la mano en el paquete
-¡hey! ¿Tan deseosa estas?
-tu comenzaste
-esa presa esta cocinándose, suelta Susi era una chiquilla regordeta, con cara de malcriada, nada que ver con el prototipo de mujer que solía tener y además era una niña con calentador de uniforme escolar que no me llamaba la atención
-¿te da miedo tío jay?
-¿miedo de que?
-de no rendir me reí -eres una niñita no deberías estar hablando de esto, ahí acabo la conversación y por suerte llegamos a su destino me llego un mensaje de mi sobrina

-"le diste la presa a Susi?"

La verdad nunca había hablado de esas cosas con mis sobrinos, pero estaba conociendo que eran más liberales de lo que pensaba, no le conteste pero insistió que tuve que decirle
-"no, tu amiga esta loquita", a la noche estaba con mi novia en casa y listo para tirar cuando me llego un mensaje de Susi

-"hola tío jay" porque también me decía así, Grave error fue contestarle "hola"
-"me mando una foto de ella chupando una chupeta"
-"jajá linda, que descanses Susi"
-"tío muéstrame tu presa"
-"jajaja no Susi, estás loca...a dormir con tus muñecas"

La situación se me iba de las manos y no sabía cómo proceder pero estaba excitado y mi novia esperando le dé su faena


-"no importa si lo tienes chiquito, ahí hacemos que rinda"
-"aunque con ese paquete que se te hace parece que hay de sobra", mi verga se puso más dura

"te atorarías pequeña del susto" le conteste no sé porque, supongo que quiso hacerme molestar y lo logro, no le conteste más y le di a mi novia con una fuerza que por un momento me pidió que me detenga, hasta me comento que parecía que la quería matar a culeadas dos días después me escribió mi sobrina

-"¿hola nena, como te va?"
-"bien tío, porque no has venido a la casa"
-"ah...ocupado"
-"ah, Susi dice que estas asustado"
-"¿jajá asustado de qué?"
-"de nosotras, de que te vamos a violar"
-"jajaja mi amor”....no sabía cómo responder
-"soy hombre no puedes violarme, además eres mi sobrinita pequeñita"
-"ya te he de ir a visitar, cualquier rato"

Uuuffff bueno cosas de la edad me imagino que ya se le quitarían, más luego me escribió

-"tío jay puedes pasarme viendo por el cole, es que mis papas no alcanzan"
-"claro mi vida paso...."

Cuando fui por supuesto estaban ella y Susi, me saludaron muy coquetas, beso mano en el pecho, bajo al muslo como si no me daba cuenta

-"¿qué tal chicas?"
-"bieeeen y tu tío"

Mi sobrina iba adelante y atrás mío Susi abrazada al asiento tocándome el pecho....me abrió un botón de la camisa
-"uy cuantos pelos"
Les ofrecí un helado y casi no podía tomar el mío, me cayó toda la galleta del cono en el pantalón y para esto habían cambiado de puesto y Susi estaba adelante, te ayudo tío y me empezó a sacudir las piernas pero más el paquete, no sacudía, pasaba la mano duro apretando...
-basta chica... ¡quieta! - le dije entre broma y amenaza pero que atrevida, me estaba excitando su roce y mi sobrina atrás queriendo ayudar
-a mi tío no le gusta que lo toquemos decía y me dio un beso en la mejilla
-no, no me gusta
-si lo tienes chiquito no importa - dijo Susi riendo

La verdad mi polla está midiendo unos 19 cms así que considero que está de buen tamaño y bastante gruesa que nunca se han quejado y unos huevos que cuelgan pero esos comentarios de esta niña atrevida que seguro no había visto un hombre en su vida me hincaban así que le caí

-has visto muchas pollas Susi?
-¡si!

De mi sobrina no quería saber...era mi sobrina, me dio vergüenza tocar el tema frente a ella así que lo corte llegamos a la casa y me iba a hacer mis cosas pero me pidieron que entre y me moría de hambre así que acepte, no había nadie cada una se estaba sirviendo lo suyo y de pronto mi sobrina se perdió, se había ido a duchar y me quede con Susi en la cocina comiendo una que otra cosa, un pan, jamón, todo lo que andaba por ahí
Susi me veía comiendo de pie, me di cuenta que me tomo una foto hecha la disimulada
-¿qué pasa loquita?
-tío jay - me dijo poniéndome contra el mesón - todavía tienes galleta en el pantalón y me manoseaba
-¡hey! cuida esas manos le dije sacándola
-¿no quieres sacar el pollito?
-basta no seas loca
-te da miedo tío, ¿esta chiquito?, pero me empuño el paquete y lo sacudía despertándome, hasta eso mi sobrina seguía duchándose estaba duro, tanto manoseo y pensar que alguien podía entrar me excito y con una mocosa que en mi vida hubiera regresado a ver, tantas cosas mezcladas, pero se notaba que ella estaba decidida me desabroche la correa y le abrí el jean.
-ahí está tu presa que tanto quieres ver, la cara de asombro no la voy a olvidar
-¿y ahora? ¿Qué vas a hacer? ¿Mucha carne para ti?
-tío jay mmmmmm yummy!...y se acercó más y más y comenzó a mamar, se la quite
-¿quieres más?....ven ahora te la almuerzas toda la lleve al comedor y me senté sobre la mesa bajándome todo el jean y el bóxer para poder abrir las piernas y a ella la senté en la silla poniendo mis pies justo frente a la silla donde estaba
-¡todo tuyo! - estaba servido como un plato frente a ella y le empuje la cabeza para que se la trague, mamaba abriendo toda la boca lo que más podía
-¡comete todo! siiii! ¡Comete todo!

Me chupaba y me masturbaba, se notaba que ya lo había hecho antes, me excitaba cuando le tomaba de la cabeza con los dedos y le decía "yummy" y se la chupaba haciendo ruido de las babas que hacía, me puse más morboso y en la mesa había salsa de tomate, le hice que le ponga a mi salchicha y siga chupando, esa mesa era un desastre, que excitación, ni en mis mejores fantasías podía pensar algo así no me bastaba, quería venirme en su boca que se coma todo, cada gota, pero no aguantaba chupar tanto y cuando se detuvo de chupar la lleve al sofá, le baje todo lo que tenía de la cintura para abajo y se la clave porque por mi podía mamarme toda la tarde pero no había tiempo ella estaba como poseída, creo que asustada pero se lo busco no se cuánto tiempo paso, estaba atento que no se oiga ningún carro entrando, aún era temprano igual luego la senté encima mío y que salte, no saltaba mucho, se quejaba al principio hasta que ya encajo mi verga cómodamente abriéndola por dentro, para entonces yo estaba con el jean a los tobillos, la camisa abierta y ella con su short en una sola pierna


-¿te gusta el pollo no?- Susi, Susita, cuando le dije así sus ojos se pusieron en blanco y me clavo las uñas, yo....seguía ahí viéndola disfrutar como se convulsionaba, a ratos era yo el que le daba subiendo mi pelvis y otras le dejaba a su gusto, decidí darle un beso profundo que no se le olvide hasta que apareció mi sobrina
-¡¡¡tío!!!
-¡¡mi amor!!-Susi seguía besándome la barba como loca, me detuve y me la saque de encima a Susi
-es que no se calmaba tu amiga - le decía mientras me iba vistiendo, pero seguía duro, Susi agotada trataba de vestirse de nuevo, tomo sus cosas y subió al cuarto de mi sobrina mi sobrina veía mi verga levantada al techo mientras yo me abrochaba la camisa y acababa de vestirme y se me lanzo

-¡yo también! - empezó a mamar
-¡no amor! auuuuu, tu no - la separe - soy tu tío - pero estaba tan duro que todo me daba placer
-¡si! eres mi tío, yo quiero, ¿no te gusto? me jalo al sofá de los huevos y estaba encima de ella
-eres mi princesa, no mi amor no está bien, tu no
-¡si no me lo haces cuento lo que vi! - me amenazo mientras metía la mano entre nosotros para buscar mi polla y masajearla rayos! no quería cogérmela pero el trabajo con su mano era muy bueno, le di un beso en la boca pero no podía dejar de pensar que era mi sobrina, su lengüita se mezclaba con la mía, que sensación tan extraña y su manito magullándome la polla abrió la boca y jalo mi polla hacia arriba, sabía que quería, me senté en su pecho ofreciéndole en su boca y mamaba, entre razón y sinrazón pensaba que hasta ahí estaba permitido tratando de justificarme me tenía de las dos manos como si fuera un biberón, chupaba la cabeza y un poco más y yo solo la observaba y cerré los ojos para pensar que no era mi sobrina, me tomo de las caderas como para que haga un metisaca en su boca pero no quería disfrutarlo, sentía que estaba mal, lo hice un rato y me detuve, que placer prohibido....ella dejo de chupar y me movió para que este encima de ella, abrió las piernas como pidiendo que la penetre

-no chiquita por favor - decía en una lucha mental entre besos- ya mismo llegan tus papas le dije a ver si así calmábamos porque yo era el mayor y debía controlarme
-¡métela ahorita! me ordeno con una mirada de locura
La inserte y ya adentro no sabía si salir o seguir pero su cueva cálida me apretaba, me tenía de la espalda y oí como me decía al oído
-¡muévete!
Di pequeños movimientos como si eso disminuyera mi culpa y aun no la insertaba del todo
-¡muévete bien! decía jadeando
Solo alcance a decir "si" aaaaaa que delicia, no puede ser pensaba y quise decirle de nuevo que no
-empieza a darme tío, ¡estas advertido!- me amenazo- ¡y bien o cuento todo! - repitió hasta que ella mismo levanto la pelvis y entro un poco más y yo acabe clavando el resto en su lubricada vagina su cara se detuvo.
-¿estás bien, me salgo? decía yo esperando que me diga que si mientras sudaba como loco reprimiendo mi deseo sobre su cuerpo recién salido de la ducha
-¡no! dijo tratando de respirar – muévete, muévete si si si si, con cada "si" mis revoluciones aumentaban, hasta que ya aguanto todo y seguí

-¡que rico! ¡Qué hago! ¡Toma nena! - decía y pensaba mil cosas
-¡ya ya me salgo! - le dije, la embestía tratando de no disfrutarlo, para engañar mi conciencia pero oírla gemir y sentirla me lo impedía
-¡no! me ordeno y me sentó en el sofá y se me monto suavecito, su conchita estaba roja como irritada pero cabalgo y cabalgo grito y siguió cabalgando mi sobrina está loca pensé, entre todo lo que pensé hasta se me ocurrió que si me estaba violando y le bese los pechitos que aun ni comenzaban a salir ella me besaba en la boca y no se despegaba, sentí un cosquilleo en mis bolas

-nena basta, basta que me vengo
-si dame dame...quiero aaaah quiero leche tío leche
-no no eso no no está bien no
-si dame y me saltaba con más ganas como poseída

No aguantaba más, me puse encima de ella y le di como si de eso dependiera mi vida
-me vengo nena me vengo - le dije como loco queriendo salirme y más se aferró, quería salirme pero el animal que tenía adentro no me dejaba, yo también me sentía poseído luchando entre el bien y el mal ya hecho pegue un grito y sentí como la vida se me iba en cada chorro que depositaba en su cuerpo, ella sonreía viéndome el placer y el dolor que sentía me quede tumbado sobre ella hasta que oí que un carro entraba y le hice subir al cuarto y medio ordene el relajo que habíamos hecho, por suerte no era nadie de la casa pero como ya me había quedado abajo solo aproveche para lavarme la cara y salir de ahí.
El sexo con mis novias no ha llegado a ser tan excitante como eso que me sucedió, tanto que he invitado a Susi a "almorzar" a mi casa, se me hizo un fetichismo sentarme en la mesa como si fuera su comida, le pongo salsas al lado para que juegue, un día tome un plato con arroz lo puse en la mesa y le asenté mi polla, no creí que podía llegar a algo así, me vine tan rápido que todo el arroz se mojó con mi leche y ella se comió una cucharada y a mi sobrina ni se diga, ahora somos más amigos y cómplices, aunque me encanta que me "amenace", creo que le gusta dominar...despertaron un demonio en mí que no conocía y tal vez siga con mis otras sobrinitas que están creciendo

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...