jueves, 20 de agosto de 2015

Mi mamá y yo (Relato Corto)


Mi mamá me tuvo a los 16 años, por ese motivo mis abuelos la corrieron de la casa, aún así, después de tenerme consiguió un buen trabajo para poder mantenerme y darme educación, para poder comprar la casa y auto, se acostaba con su jefe u otros de sus amigos, ella era muy liberal, nos saludábamos y despedíamos con un beso en la boca, también nos bañábamos desnudos juntos, los días que hacia calor andábamos en ropa interior o desnudos por la casa, así que para mi era una cosa normal, cuando se me paraba el pene ella a veces me lo acariciaba o besaba diciéndome que mi viborita estaba contenta, yo sentía cosas ricas y me dejaba.

Cuando iba su jefe o algún amigo, mientras mirábamos televisión se besaba y tocaban frete a mí, que los miraba sin saber que hacían, hasta que tuve ocho años y en el colegio comencé a saber cosas de sexo con amigos más grades, así que una noche que me mando a dormir mi mama, después de un rato me pare con cuidado y fui a ver que hacían, estaban los dos desnudos, mi mama le chupaba el pene al señor mientras él le tocaba los pechos, después él le lamió la concha, para terminar metiéndole el pene, mientras los miraba, sentía mi pene más duro que otras veces, me lo tocaba sobre la trusa, como mi mama gemía y se quejaba estaba a punto de salir a ver si la estaba lastimado, pero escuche que le decía

----que rico, dame más---



Así que me quede en mi escondite mirado, siguieron haciéndolo por un rato más, mientras yo me seguía sobado el pene pues sentía también cosas muy ricas, cuando vi que se estaban poniendo la ropa me fui a mi cuarto, me quite la trusa y me acosté con las piernas un poco abiertas sobándome el pene y testículos, cuando se fue el señor escuche que mi mama venia así que deje se sobarme el pene y me hice el dormido, ella entro y antes de taparme me acaricio el pene un rato haciendo que sintiera mucho más rico, cuando se fue continué sobado el pene y no tarde mucho en sentir que mi corazón latía más rápido, sintiendo cosas muy ricas en los testículos panza y pene al salirme por primera vez un chorrito de mi líquido seminal, al terminar solté el pene y seguía punzado haciendo que sintiera rico, termine cansado y me quede dormido.

Después de esa noche cada vez que mi mama estaba con un amigo, la espiaba y me tocaba para que se me saliera el líquido y sentir rico, también empecé a preguntarles a amigos más grandes sobre sexo y así supe que a mi mama se la fajaban los señores, también con ellos aprendí como masturbarme para sentir más rico.

Así pasaron dos años, mirado como mi mama lo hacía, mientras yo cada vez me masturbaba mejor, también empecé a fijarme más en el cuerpo de mi mama pues ahora lo veía de otra manare, en las noches mientras me masturbaba pensaba que se lo hacía a ella, pero cada vez me ponía más caliente queriendo que ella me lo chupara o dejara que yo la fajara, así que un día decidí ver si podía hacer algo con ella.


Un sábado de verano como hacía calor estábamos desnudos haciendo la limpieza de la casa, yo como otras veces de verla el pene se me paro, así que cundo no me miraba me masturbaba mirándola, no tarde en esta muy caliente, cuando me ponía así el pene apuntaba hacia mi ombligo y la cabecita se me ponía más rosa, por lo caliente en ese momento decidí que mi mama viera que me masturbaba y ya me salía líquido, pero a la vez me daba vergüenza, no era lo mismo que me viera desnudo con el pene parado a que me viera masturbándome.

Cuando termine mis deberes mi mama estaba terminado de limpiar la vitrina del comedor, yo seguí indeciso de que me viera, pero lo caliente gano, me fui a sentar con las piernas un poca abiertas a un sillón de la sala donde ella me pudiera ver, empecé por tocármelo pues ella veía que lo tocaba cuando se me paraba, cuando vi que ya se había dado cuenta que estaba ahí, me agarre el pene con dos dedos y me empecé a masturbar muy despacio, mirándola de reojo a ver si me veía, note que si se me quedaba viendo a veces así que continué masturbadme, en eso sonó el timbre de la lavadora de ropa y salió a el patio de atrás a tender la ropa, espere un poco y fui con ella para preguntarle cualquier cosa, no me atreví a masturbarme pero si con dos dedos me apretaba la cabecita sintiendo riquísimo, cuando casi terminaba de tender me regrese al sillón a sentarme igual y al escuchar que regresaba me agarre el pene con toda la mano y empecé a masturbarme despacio, ella siguió limpiando la vitrina y me veía, así que cada vez lo hice más rápido, ella me miraba y me puse más caliente, ya no pare y cuando sentí que el corazón empezó a latir rápido sabía que casi salía el líquido, me pare, solté el pene que punzaba a punto de terminar y me fui a parar a su lado, note que su vista era directa a mi pene que se movía al punzar, yo le miraba sus pechos y eche 3 chorritos del líquido, salieron tan fuerte que llegaron a la altura de mi barba y cayeron al piso, al terminar, solo sonreí, mi mama puso su mano en mi pene acariciándolo me dijo

------tu viborita, hoy está más contenta, hasta brinca-----


Yo seguía caliente así que le puse mi mano en una de sus nalgas, ella con la otra mano me acaricio la cabeza se agacho y me dio un beso en la boca, después me dijo que fuera a mi acuarto a preparar mi ropa porque ya nos íbamos a bañar.

Al bañarnos yo seguía con el pene parado, comiéndome el cuerpo de mi mama con la vista, cuando me enjabone el pene no me aguante y empecé a masturbarme otra vez, ella me dejo un poco y después quito mi mano, me sobo el pene y testículos diciéndome

----- ya deja descansar a la viborita, no juegues tanto con ella---- cuando quito su mano yo me agarre la cabecita con dos dedos apretándola y le conteste

----es que siento cosas muy ricas cuando le hago así-----

Me acaricio la cabeza diciéndome

---- lo sé, pero deja que descanse---

Ese día ya no pude hacer otra cosa, en la noche fue uno de sus amigos y no me quedo más que ver como se fajaban mientras yo me masturbaba como loco.

Después de ese día por unos meses no me volví a masturbar frete a ella, por lo que me dijo que no jugara mucho con el pene, pero una de las noches que estaba fajado con uno de sus amigos y yo mirándolos masturbadme, cuando terminaron el señor se fue al baño, me fui masturbadme al sillón donde estaba mi mama todavía recostada, ella al verme se sentó, con la otra mano le toque el pecho y le dije

---mama, no tengo sueño mi pene está muy duro----

Ella se paró me llevo a mi cuarto me recostó, poniendo una mamo en el pene y testículos dándole unas caricias muy ricas pues a veces me apretaba con sus dedos la cabecita, mientras me daba besos en la boca, no tarde en sentir riquísimo y eche fuera el líquido, al sentirlo mi mama en la mano me dijo

----- ya terminaste, así tu viborita ya pude descansar y tu dormir----

Después de eso que sentí, me quede dormido plácidamente. Al otro día mientras desayunábamos ella me pregunto si había visto lo que hacía con el señor, le conteste que sí que desde los 8 años a veces la veía fajaba con sus amigos y que luego me daban ganas de hacerlo con ella, me contesto que era todavía muy chico para tener una relación sexual, pero que me podía quitar las ganas masturbándote que no era malo hacerlo, le pregunte si podía seguir viendo como lo hacía, me contesto que si quería, que solo cuidara que sus amigos no se dieran cuenta que los miraba.

Pocos días después, un domingo en la noche que mirábamos televisión, yo estaba desnudo y ella solo con pantaletas y sostén, como siempre al estar así yo tenía el pene parado, así que como me había dicho que si tenía ganas me masturbara, empecé a apretarme la cabecita, me recosté un poco en el sillón con las piernas abiertas hacia ella para verla, empecé a moverlo con dos dedos, con forme me fui poniendo más caliente la agarre con toda la mano para masturbarme más rico, ella tampoco ya veía la televisión solo miraba como me masturbaba, de repente quito mi mano del pene para empezadme a masturbar, abrí más las piernas para que ella se pudiera acomodar mejo, con la otra mano empezó a acaríciame el pecho, panza y muslos, haciendo que sintiera cosas más ricas, no se cuánto tiempo paso pero al sentir que el corazón latía fuerte solo alcance a decirle

----ya, ya, ya se sale---


Sentí tan rico que subí un poco la cadera al salir los chorros del líquido, dejo de masturbarme pero no soltó el pene sentí como punzaba el pene a cada chorro y el ultimo sentí que hasta los testículos se me salían por el pene, el líquido salió disparado para arriba pero cayo todo sobre de mi pecho y panza, cuando termine ella lo empezó a untar en el cuerpo mientras me decía

----- eres un niño muy caliente, te pareces a tu padre---

Después le dio un beso a la cabecita del pene y me dijo

---- espero que con esto tu viborita se calme-----

Le sonreí, me senté, le di un beso en la boca y le dije

----gracias mami, es la vez que he sentido más rico cuando me masturbo---

Al terminar seguimos mirado tele como si nada hubiese pasado. Después de esa vez como me di cuenta que si me ayudaba, me comencé a masturbar frente para ver si me ayudaba, dio resultado pues por lo menos una vez a la semana me ayudaba.

Paso el tiempo ya tenía 11 años y cada vez me gustaba más que mi mama me tocara aunque fuera solo masturbarme, una de las noches que estuve mirado como se fajaban me puse más caliente pues el señor con que lo hacía tenía un pene mucho más grande, que a mi mama no le cabía todo en la boca, me puse tan caliente que se me salió el líquido y continué masturbándome hasta que saliera otra vez, cuando terminaron me fui rápido a mi cuarto, antes de irse a dormir entro mi mama a tapare, como vio que estaba despierto me dijo

------ me estuviste espiando otra vez, te masturbaste y dejaste todo el pasillo mojado con tu líquido----

Me agarre el pene que ya se me había bajado y le conteste

----- es que tenía ganas de que me lo chuparas como al señor-----

Ella me tapo me dio un beso y me dijo

----a lo mejor un día te lo chupo, ahora es hora de dormir mi niño caliente-

Pasaron unos días, yo andaba caliente así que me desnude y me empecé a masturbar frete a ella, como siempre me miraba y le dije

----- tengo ganas que me la chupes---

Ella no contesto me agarro el pene y me masturbo muy rico hasta sacarme el líquido, al terminar me dijo que estaba todavía chico para que me la chupara.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...