viernes, 30 de octubre de 2015

Las Mil Caras de Jack el Destripador Cómic


Es curiosa la notoriedad de un asesino en serie como Jack el Destripador, que habiéndose cobrado únicamente cinco víctimas –ya en la época había asesinos que superaban holgadamente esa cantidad– ha logrado mantener su resonancia hasta nuestros días. Sin lugar a dudas debe ese privilegio, en gran parte, al emplazamiento y época en que se desarrollaron sus crímenes –el corazón de la ciudad que era, en ese momento, la capital del mundo conocido– y también por el hecho de que en el lapso de tiempo en que cometió sus crímenes se estaba gestando el periodismo moderno. Tanto los tabloides, que habían ido surgiendo a lo largo del siglo, como sobre todo la penny press dan a los asesinatos un tratamiento que convierte a la prensa en un medio muy popular para un público atraído por las llamativas ilustraciones. Su cobertura informativa marca un nuevo estilo de periodismo, más sensacionalista y cercano a lo que el lector buscaba. Es interesante señalar al respecto que una tal Mary Burridge murió tras leer la información del diario The Daily Star sobre el asesinato de Annie Chapman.

Esta fascinación por el mito de El Destripador se ha plasmado en todas las manifestaciones artísticas posibles, desde un musical a un episodio de Star Trek. Obviamente la historieta no se ha visto libre del legado de Jack. Al reciente From Hell de Alan Moore y Eddie Campbell, se unen el Gotham, Luz de gas de Bryan Augustyn y Mike Mignola, La linterna mágica de Guido Crepax, o La Patrulla Condenada que guionizara Grant Morrison. Y estos sólo serían ejemplos dispersos de diferentes plasmaciones tebeísticas de la leyenda de Jack.

Es justamente sobre esta pervivencia del mito del asesino de Whitechapel, y sus diferentes manifestaciones, sobre lo que reflexiona Las mil caras de Jack el Destripador. Partiendo del, teóricamente, último asesinato de El Destripador (el de Mary Kelly, perpetrado el 9 de noviembre de 1988), que se presenta en el relato que da título al recopilatorio, Segura da rienda suelta a su fértil imaginación, entremezclando relatos protagonizados por almas vacías sin la figura de Jack, con otros posibles asesinatos cometidos por un criminal que nunca llegó a ser capturado.
Extracto de la Sinopsis tomada de www.tebeosfera.com




No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...