lunes, 8 de agosto de 2016

Mi hermana me hacia lo que quería (Relato Corto)


Les escribo esto que me paso cuando era niño, mi hermana me usaba sexualmente para quitarse lo caliente, enseñándome y descubriendo lo rico que era hacer esas cosas.

No me gusta engañar a los lectores diciendo que es 100 % real, por lo que nada es verdad, nada es mentira, todo depende del cristal con que se mira, cada lector puede decidir cuáles son las partes ciertas y las de la imaginación, espero les guste.

Vivíamos con mi mama porque nuestro padre murió en un accidente de trabajo, vivíamos en un pequeño departamento de un conjunto habitacional, por lo que compartía el cuarto con mi hermana Daniela que tenía dos años más grande que yo, mi mama recibía una pensión por parte del fallecimiento de mi padre, al ser poco dinero ella vendía artículos por catalogo por lo que algunas tardes salía a ver a sus clientas, también los fines de semana hacia antojitos para vender a los vecinos.

Al no tener mucho dinero los gastos eran limitados, por lo que no había mucho para lujos o comprar ropa, por lo cual desde bebe al ser más chico heredaba la ropa que ya no le quedaba a mi hermana, la que podía usar como ropa interior, playeras, pantalones y shorts que no se notaran mucho que eran de niña, solo a veces me compraba ropa a mí.



En casa mi hermana y yo teníamos nuestros deberes de hacer nuestro cuarto y alguna otra cosa que mi mama nos mandaba hacer, así como nuestros horarios para hacer tarea, jugar o ver televisión, como todos a veces Daniela y yo nos llevábamos muy bien, pero otras veces terminábamos peleando, al compartir el cuarto era normal que nos viéramos en ropa interior al cambiarnos de ropa, dormíamos solo en ropa interior al vivir en una ciudad costera y hacía calor, eso si mi mama no permitía que cerráramos la puerta para ver que hacíamos.

El primer recuerdo que tengo de mi hermana manoseándome fue cuando yo tenía seis años y ella ocho, mi mama me baño y me mando en toalla al cuarto para que me pusiera la ropa que me dejo en la cama mientras ella se bañaba, mi hermana estaba solo en panty y corpiño cepillándose el cabello, entre al cuarto y deje la toalla en la cama quedando desnudo, ella me miro y se acerco a mi sonriendo tocándome el pene y testículos, sentí cosquillas por lo que reí, ella continuo tocándome por lo que el pene de inmediato se puso duro, no sé cuánto tiempo me estuvo acariciando el pene y testículos pero sentía cosquillas, me dejo de tocar cuando se escucho que mi mama salía del baño, ella misma agarro de la cama la panty amarilla con un estampado de hello Kitty me la puso y me termino ve vestir diciéndome
-----bebe, no le digas a mama que jugué con tu cosita, sino ya no podre jugar con ella otra vez para que sientas rico—

Después de esa vez, por lo menos una o doce veces al mes, cuando mi mama no nos veía me tocaba el pene y testículos sobre la ropa o desnudo, me lo hacía al ver televisión, haciendo la tarea, cuando iba a orinar o al quitarnos la ropa para dormir, cuando me tocaba me di cuenta que si traía falda abría las piernas y se tocaba con la otra mano su vulva, yo no sabía lo que hacía al no tener idea del sexo.

Con el tiempo supe que en la escuela entre las amigas que se juntaba, había una de más edad que era la que les hablaba de sexo por lo que Daniela se ponía caliente y quería hacer las cosas que le decía la amiga.


Cumplí los ocho años aun no entendía muy bien lo del sexo, pero si Daniela me tocaba me dejaba, una tarde que mirábamos televisión, Daniela empezó a tocarme el pene sobre el shorts haciendo que se me parara sintiendo rico, mi mama salió un momento a comprar unas cosas, estando solos se paro se quito la panty se subió la falda dejando que le viera la vulva y nalgas, se sentó con las piernas abiertas y puso una mano en la vulva, tenía como tres años que mi mama ya no nos dejaba ver desnudos, me dejo verla un poco como se acariciaba la vulva, después con la otra mano me toco el pene sobre la ropa
---bebe, te gusto verme la concha, porque tu cosita esta durita, déjame verla—

Le sonreí y con las dos manos baje el frente de él short y panty saltando el pene parado, me acaricio los testículos y pene
---bebe eres un caliente, tienes tu cosita dura por verme la concha---
Me dio un beso de piquito en la boca sin dejar de acariciar el pene, ella continuo dándome besitos mientras con una mano jugaba con mi pene y con la otra se tocaba la concha, todo paro al oírse la puerta, me subió la ropa se bajo la falda sentándose bien y escondió la panty bajo un cojín, el resto de la tarde cuando no nos veía mi mama ella se subía la falda abría las piernas y se tocaba la vulva o me tocaba el pene sobre la ropa, después de cenar nos mandaron a dormir, en el cuarto me quite la playera y shorts quedando en panty rosa con estampado de la sirenita, mi hermana me enseño su panty que la traía en la mano, se quito la playera y falda dejando que la viera desnuda, se paro frente a mi diciendo
----bebe me quede sin panty toda la tarde----

Se la puso y se acostó en la cama con las piernas abiertas sobándose la vulva, me acosté en mi cama mirándola, cuando escucho a mi mama dejo de tocarse, entro a darnos nuestro beso y cuando estuvimos solos otra vez subió las piernas las abrió y seguí sobándose la vulva, solo se escuchaba su respiración agitada, lo hizo hasta que de repente estiro las piernas poniéndose tensa y subió las caderas dejando escapar un quejido, se quedo muy quieta un poco
----eres un bebe, caliente te quedaste despierto mirando como me tocaba la concha hasta que me vine y moje la panty con mi jugo------
Otra vez no entendí lo que dijo, pero cuando se puso de pie le vi la panty mojada y creí se había orinado, me bajo la panty un poco del frente y me toco el pene que la tenía parado por ver lo que hizo, me dio un beso en la boca y se acostó a dormir.

La muy caliente de mi hermana al traer falda en la casa a veces se quitaba la panty, haciendo nuestros deberes, tarea o mirando televisión cuando no la veía mi mama se paraba frente a subía la falda para que le viera la vulva y nalgas.

Daniela ya con diez años se ponía caliente más seguido, así que fue la primer ocasión que escuche a mi mama regañarla por andar de caliente, fue uno de los días que al regresar de la escuela se puso una falda algo corta y se quito la panty para dejar que la viera, al terminar de comer mi hermana se puso a lavar los trastes, al quedarle alto el fregadero subía los brazos por lo que al traer la falda corta se subió dejando ver parte de sus nalgas, mi mama se dio cuenta, se paro tras de ella subiéndole la falda dejando de fuera las nalgas
----porque no traes panty y shorts, te lo he dicho muchas veces, solo las niñas locas se dejan ver las nalgas, ve a ponerte la panty y shorts---
Salió de la cocina llorando y cuando regreso se paro frente a mi mama subiendo la falda para que viera que ya traía shorts, cuando nos íbamos a sentar a hacer tarea metió su mano debajo de mi ropa agarrándome el pene me dio un beso de piquito

-----no te preocupes, de todos modos voy a dejar que me vean las nalgas y concha aunque a mi mama no le guste---
Desde esa vez mi mama algunos días le subía la falda para ver si traía panty o shorts, pero Daniela esperaba que la revisara y se iba al cuarto quitárselo para que la mirara y jugara con mi pene si se daba la oportunidad, cuando mi mama nos mandaba a la tienda o papelería, en las escaleras se quitaba la panty y me la metía debajo de mi shorts y trusa
---- bebe guárdame mi panty, para que me entre aire a mi concha---
Al andar así me di cuenta que no le importaba que otros niños y señores le vieran las nalgas y vulva, al regresar al departamento antes de entrar se ponía la panty, pero otras se quedaba así cuidando que mi mama no la viera.

Mi mama al saber que mi hermana se dejaba ver, en las mañanas antes de salir para que nos llevara a la escuela, le subía la falda para ver si traía puesto su mini shorts, al llegar a la escuela entrabamos y algunas días ella me decía que la acompañara, se iba a algún lugar pegado a la barda donde no hubiera muchos alumnos, me decía que si alguien se acercaba le digiera mientras se quitaba el shorts y panty guardándolos en la mochila
---- bebe, así me siento más cómoda, no le digas a mi mama para que no me regañe---
Al andaba así con sus amigas, me daba cuenta como a varios niños se les salían los ojos, cuando Daniela se sentaba en el patio con las piernas y abrían dejando que les vieran la vulva y nalgas, dos de sus amigas hacían lo mismo, una era la más grande de edad que seguro era las que les hablaba de sexo y les decía que hicieran esas cosas.

Un sábado al terminar con la limpieza de la casa y bañarnos nos sentamos en la sala a ver televisión, mi mama nos dijo que iba con unas vecinas a cobrarles y después iría a comprar unas cosas a la tienda, que si tocaban no le abriéramos a nadie.

Apenas salió mi mama Daniela se paró a ver por la ventana, traía una falda corta por lo que al asomarse se le subió y le vi la panty anaranjada, espero ver salir a mi mama del edificio y se empezó a desnudar
----quítate la ropa para que juegue con tu cosita un rato----
Muy obediente me desnude, de pensar que me iba a tocar el pene ya lo tenía parado, me acostó en el sillón boca arriba, se sentó por donde quedaban mis muslos, con dos dedos agarro el pene y lo empezó jalarla lentamente haciendo que el cuerito tapara y destapara la puntita, sentí mucho más rico que otras veces, Daniela me estaba masturbado por primera vez y además me estaba enseñando para que después yo me masturbara solo, como otras veces mientras jugaba con mi pene, ella abrió las piernas y con su otra mano se sobaba la vulva y entre pierna, no hablábamos nada solo disfrutábamos, a veces sin dejar de hacerlo acercaba su cara a la mía y me besaba en la boca, pero cada vez los besos los hacía más largos y su respiración era rápida, al sentir rico dejaba que lo siguiera haciendo, no sé cuánto tiempo me estuvo jalando el pene, dándome besos en la boca y tocándose, de repente soltó el pene abrió mas las piernas y se sobo con las dos manos la vulva respirando muy rápido y dejando escapar unos gemidos, se quedo muy quiete por unos segundos y la escuche decir riendo
---ya me vine---

Se paro del sillón, al quitar las manos de la vulva, la tenia mojadas así que le dije
---te gano y te orinaste---
Me dio un beso en la boca
----no bebe, cuando me toco la concha se siente tan rico que se me sale liquido---
Como otras veces no entendí lo que decía, se fue al baño así que me pare, el pene al parase siempre me apuntaba al frente pero ahora estaba apuntado al ombligo de lo duro que estaba, lo agarre con dos dedos como mi hermana y empecé a jalarla como ella masturbándome por primer vez, disfrutando lo que sentía, continúe hasta que regreso y me miro
----- hermanito te deje tan caliente que te estás jalando tu cosita, pero nos tenemos que poner la ropa porque si mi mama nos encuentra desnudos nos va a regañar----


Nos pusimos la ropa pero ella siguió tocándome el pene, besándome en la boca y tocándose sobre su panty, mientras lo hacíamos me dijo mi mama no tenia que verme jugar con el pene, que otro días ella me la jalaba otra vez, al escuchar que entraba mi mama nos separamos rápido y acomodamos la ropa.

Daniela de caliente esperaba la oportunidad para poderme agarra el pene o jálamelo y besarme en la boca, a mi me gustaba sentir como me lo jalaba por lo que me dejaba sin decirle nada a mi mama, pero también empecé solo a masturbarme cuando me bañaba o ya acostado metía la mano debajo de la trusa o panty para jalarme el pene.

A Daniela su amiga mayor, le contaba cómo se hacían cosas de sexo y la muy caliente esperaba la oportunidad para practicarlas con migo, por lo que ella fue siendo mi maestra en sexo.

Un sábado ya en la tarde mirando televisión estando mí mama, Daniela cuando no la veía mi mama abría las piernas dejando que yo le viera la panty y se tocaba la vulva, así estuvo hasta que cenamos y nos mando a dormir, en el cuarto me quite la playera y pantalón quedado en panty rosa con un estampado de las princesitas, ella se quito la ropa y traía corpiño y panti blanco con puntitos de colores, se escuchaba a mi mama en la cocina lavado trastes, se paro frente a mi metiendo una mano debajo de la panty agarrando el pene que no lo tenía parado, me beso en la boca y sentí como se iba poniendo duro, empezó a jalarlo sonriendo
----tu dulcecito ya se puso dura como palito, me dan ganas de chúpalo como si fuera un caramelo---

Me beso y siguió jugando con el pene hasta que se escucho que mi mama venia, cuando entro a la recamara Daniela ya estaba acostado pero yo me quede de pie entre las camas, el pene al estar parado levantaba la panty así que puse una mano para taparlo y me acosté, mi mama nos dio un beso y salió apagando la luz, Daniela espero un poco antes de parase y sentarse en mi cama, bajo la panty del frente y empezó a jalarme el pene, mientras se sobaba la vulva sobre su panty, a veces pegaba su cara a la mía para darnos un beso en la boca, como tres veces soltó mi pene que punzaba, pegaba su cara a él mirándolo pero no se atrevió a chuparlo como había dicho, se escucho que mi mama apagaba la televisión, me beso rápido el pene y testículos se paso a su cama y se acostó, puso una mano en la vulva y continuo tocándose, me dejo muy caliente así que metí la mano debajo de la panty para jalarme el pene hasta que me dio sueño.

La muy caliente no tardo mucho en hacer lo que quería, el siguiente lunes al regresar de la escuela ella entro al cuarto a cambiarse y yo al baño, cuando entre al cuarto ella ya se estaba terminado de cambiar, me quilate la camisa y pantalón del uniforme quedado en trusa bikini azul marino de las pocas que tenia, se puso de rodillas frente a mí y la bajo un poco dejando de fuera los testículos y pene colgado, pego la cara besándome el pene y testículos, de inmediato empezó a crecer el pene, me miro a los ojos sonriendo
------tu cosita se está despertado----
Cerró los ojos abrió la boca y se atrevió a meterse mi pene a la boca, sentí corres cosas ricas por la espalda, abdomen testículos y pene, solo lo chupo como un minuto porque nos podía ver mi mama, cuando se saco el pene de la boca ya me apuntaba al ombligo de lo caliente que me dejo, se paro agarrándomelo y me beso en la boca sintiendo su lengua en mis labios, me subió la trusa
-----bebe, está muy rico tu dulce, después te lo chupa más tiempo---

Se fue a la cocina a ayudarle a mi mama, me saque el pene y me lo jale un poco por lo caliente que me dejo, la muy caliente ese mismo día haciendo tarea se metió bajo la mesa cuatro veces, me bajaba la ropa para meterse el pene a la boca y chuparlo, en la noche ya acostados espero que fuera mi mama a darnos nuestro beso y se fuera a ver televisión, se sentó a mi cama bajadme la panty, salto mi pene ya parado porque sabía lo que iba a hacer, me lo jalo y dio unos besos en las mejillas y boca antes de meterse el pene a la baca chupándomelo haciendo que sintiera cosas muy ricas, mientras ella se tocaba la vulva con una mano, siguió chupándolo, lamiéndomelo y besándolo por mucho rato hasta que se lo saco de la boca, abrió mas sus piernas sobándose la vulva con las dos manos mientras respiraba muy rápido, sin saberlo estaba teniendo un orgasmo, cuando termino me miro sonriendo, le dio un beso el pene, me subió la panty mientras me beso en la boca, se paso a su cama a dormir, la pija la tenía muy parada por lo que sentí así que metí la mano bajo la panty y me masturbe hasta que me dio sueño.

Daniela a los diez años empezó su desarrollo, cuando casi cumplía los once empecé a notar en su corpiño como se le empezaban a notar los pechos, pero las hormonas que estaban haciendo cambiar su cuerpo, también hacían que se pusiera más caliente, por lo que de jugar conmigo una o dos veces por mes, empezó a hacérmelo una o dos veces por semana aumentado las cosas que me hacía.

Al tener yo nueve años empecé a saber cosas de sexo por platica con compañeros de la escuela y amigos, de esa manera empecé a entender lo que hacia mi hermana conmigo.

Un domingo mi mama que nos llevo a un museo por una tarea que tenía que hacer, como siempre primero se baño Daniela, después yo y por ultimo mi mama, salí del baño solo en trusa clásica blanca de las Hanes con el elástico gris, mi hermana estaba frente al espejo cepillándose el cabello, traía un corpiño y panty bikini amarillo con rayitas de colores, al verme entrar como otras veces camino hacia mí sonriendo, sabía bien lo que quería porque mi mama ya estaba dentro del baño y era los momentos que teníamos más tiempo, se paro frente a mi quitándose el corpiño dejándome ver sus pezones y pequeños pechos, se los toco con una mano
-----mira hermanito ya me están creciendo los pechos, quieres tocármelos o besarlos---
Solo de mirar cómo pasa pasaba los dedos por los pezones, el pene se puso duro de inmediato, se quito la panty quedado desnuda, se pego a mi agarro una de mis manos poniéndola en uno de sus pechos
----anda no seas penoso juega con mis pezones----
Empecé a acariciárselos, ella me tocaba el pene sobre la trusa, no fue mucho se agacho frente a mi, bajo la trusa hasta los tobillos y se metió el pene a la boca mamándomelo muy rico, ella sabía que no teníamos mucho tiempo así solo lo chupo un poco se saco el pene de la boca y se paro
----vamos a besarnos como en las películas---

Paso sus brazos sobre mi cuello pegando su cuerpo al mío y me beso en la boca, la tenía abierta y sentía como pasaba su lengua por mis labios, se movía haciendo rozar sus pechos en los míos y el pene en su abdomen, me puse muy excitado no aguante mas, abrí la boca y se encontraron nuestra leguas, eso hizo que se pusiera más caliente, sin dejarnos de besar hizo que me acostara en su cama con ella encima de mí, de inmediato dejo de besarme se monto en mi sentándose en el pene, empezó a mover su cuerpo repagándose el pene duro en la vulva
-----voy a aplastar tu ducecito----
Todas las cosas que me hacían, me hacían sentí cosas muy ricas en mi cuerpo, así que deje que siguiera, me agarro las manos poniéndolas en sus pechos, entendí bien que quería se los tocara, continuo moviéndose apretando su cuerpo contra el pene mientras respiraba rápido y se le salían unos gemidos quedito, no fue ya mucho tiempo, cerro sus ojos, puso sus manos sobre las mías aperando sus pezones, se quedo sentada sin moverse, sentí como su cuerpo se estremecía al tiempo que corría un liquido calientito en el pene y testículos, se quedo inmóvil unos segundos, abrió los ojos sonriendo
----que rico me vine, sobre tu dulce---

Se recostó sobre de mi y nos besamos de lengua, se sentó y desmontado mirando mojado el pene, testículos, muslos y vientre
---- te orinaste sobre de mi---
Me pare de la cama, mire que por sus muslos escurría liquido, me agarro el pene
---- no te preocupes no son orines, son mis líquidos que tu dulce me saco---
Otra vez no entendí muy bien pero por vergüenza no pregunte mas, ella agarro una toalla, seco mi cuerpo y después ella se seco su líquido, se escucho que mi mama cerraba las llaves de la ducha, los dos rápido nos pusimos la ropa interior y nos empezamos a vestir sin hablar de lo que hicimos.


Daniela se había puesto una falda de mezclilla que le quedaba a medio muslos, con una playera anaranjada con estampado de números y letras, yo me había puesto pantalón de mezclilla que había sido de ella y me quedaba algo pegado y playera azul fuerte con una S de súper man, al subirnos en el autobús mi hermana y yo nos sentamos en el mismo asiento yo pegado a la ventanilla, mi mama se sentó en el de enfrente, por el movimiento no tarde en tener parado el pene, mi hermana no tardo en darse cuenta y puso su mano sobre de el sobándolo
----- hermanito eras un caliente, tu cosita ya se te puso dura otra vez---
Me siguió tocando haciendo que sintiera rico punzado el pene atrapado por la trusa y pantalón, continuo hasta que bajamos del autobús, se me notaba mucho el pene en el pantalón por lo que me lo cubría con una mano hasta que se fue bajado.

Entramos al museo para encontrar lo que buscaba, mi hermana se nos adelanto un poco, nos estaba esperado un poco más adelante, mi mama iba delante mío así que Daniela se puso a mi lado y sentí que metía algo a la bolsa delantera del pantalón, mire y vi que era su panty, me dijo al oído
-----te encargo mi panty cuídalas bien----
Mientras escribía los datos que necesitaba, mi hermana se sentaba en alguna banca y abría las piernas dejando que le vieran la vulva algunos niños, niña, jóvenes y algunos señores, solo cuidaba que mi mama ni otras señoras la vieran, salimos del museo y fuimos a comer y ella continuo dejándose ver de algunos, al subirnos al autobús para regresar, nos sentamos otra vez los dos juntos, se puso de lado hacia mi abriendo las piernas dejándome ver la vulva, puso una mano sobre mi pene que ya estaba parado, sonriendo dijo
---- porque tú no me tocas ahí---

Subí los hombros como diciendo que no sabía, me dio un beso en la mejilla y dijo al oído
----no seas miedoso, mete la mano y tócame la concha para que yo sienta rico, como yo te toco tu cosita para que sientas rico—
Se reacomodo abriendo mas las piernas, me fije que nadie nos viera y metí la mano entre sus piernas poniéndola en la vulva que se sentía húmeda, me dio otro beso
---- pero sóbamela como yo sobo tu cosita---
Moví la mano acariciándola, el autobús hizo parada y subieron más personas sentándose unas en el asiento de al lado, por lo que mi hermana se sentó bien y bajo la falda, al llegar al edificio donde vivíamos me detuvo mi hermana dejando que entrara mi mama y se adelantara, al entrar nosotros mi mama ya subía las escaleras, Daniela saco de mi bolsa su panty, la extendió y se la puso rápido
----gracias hermanito por cuidar bien de mi panty----

Me abraso y nos besamos de lengua, hasta que escuchamos que mi mama dacia que a donde nos quedamos, subimos corriendo las escaleras y entramos al departamento.

En la noche cenamos y nos mando mi mama a la cama, fui al baño y cuando entre a la recamara ella ya estaba solo en ropa interior, se pego a mí y nos besamos de lengua, me quito la playera y pantalón, el pene levantaba la trusa por lo parado que estaba, me lo agarro sobre la trusa y nos besamos de lengua otra ve
----- tengo ganas de venirme otra vez, me ayudas----
De nuevo no entendí muy bien que decía, pero si sabía que quería hacer cosas conmigo, me dio otro beso de lengua y después me dijo al oído
-----tú solo fíjate cuando venga mi mama---

Se agacho bajando la trusa solo un poco para que saliera el pene y se lo metió a la boca mamándomelo, a pesar que tenía miedo que mi mama nos encontrara haciendo eso, sentía correr las cosas ricas por el cuerpo, no fue mucho tiempo, escuche los pasos de mi mama, así que me separe de mi hermana subiendo la trusa, ella se paro y sentó en la cama, agarro una revista fingiendo que leía, puse una mano tapando la trusa para que no viera que tenia parado el pene y me acosté tapándome con una cobija, se acostó mi hermana nos dio el beso mi mama y salió apagado la luz.

Daniela espero un poco a que mi mama estuviera sentada mirando televisión, el cuarto se iluminaba un poco con la luz del pasillo, acostada abrió las piernas encogiéndolas y empezó a sobarse la vulva con una mano, con la otra se subió el corpiño para tocarse los pezones, mirándola metí la mano debajo de la trusa y empecé a jálame el pene, ella se fue poniendo más caliente y se quito la panty con el riesgo que mi mama entrara y la viera, se acostó de la misma manera pero con las piernas abiertas frente a mí, continuo tocándose los pezones y la otra mano la pasaba por la vulva hasta que vi como se metió un dedo en la vagina moviéndolo, me senté en mi cama para mirar mejor lo que hacía, continuo metiendo y sacado el dedo de su vagina antes de sentarse frente a mí con el dedo dentro, con la otra mano me agarro el pene sobre la trusa
----ya casi me vengo, quiero sentir tu cosita dura por aquí---

Se paso a mi cama me acostó boca arriba, bajo solo un poco la trusa dejando de fuera el pene y testículos, les dio un beso y se monto sobre de mi como en la mañana, se recostó y nos besamos de lengua mientras ella movía su cuerpo para sentir el pene parado en la vulva y vagina, no tardo mucho en quedase quieta apretando mas su cuerpo contra el mío y sentí como su liquido corría por mi cuerpo, cuando termino me beso de lengua, se desmonto subiéndome la trusa húmeda de su liquido
----no te preocupes hermanito, rápido se va secar ---
De su cama agarro la panty y salió así al baño, metí la mano bajo la trusa y me masturbe rápido por lo caliente que me dejo, ella tardo unos cinco minutos en regresar ya con la panty puesta y se acostó a dormir, yo seguí jalándomela hasta que me gano el sueño.


Daniela durante el año siguió de caliente y continuo enseñándome ha hacer cosas con ella, así que cuando lo podíamos hacer ella me manoseaba y yo la manoseaba los pechos vulva, vagina y meterle el dedo como ella me había enseñado, también siguió montándose sobre de mi para sentir el pene en la vulva y vagina.

Casi cumplía los diez años, por lo que ya sabía muy bien que lo que mi hermana y yo hacíamos era sexo, no me importo porque me gustaba mucho sentir como me masturbaba, me lo mamaba y cuando pegaba su sexo al mío, en ese tiempo empecé a ver su cuerpo con morbo y queriendo hacer cosas con ella, por lo que algunas veces yo era el que empezaba a tocarla para calentarla y me masturbara o mamama.


Ella estaba por cumplir los doce años, sus pechos ya estaban más grandes, y en la vulva se le empezaba a notar un poco los bellos, los días que andaba de caliente me metía a nuestro cuarto para besábamos y manoseábamos, me sacaba el pene y me lo mamaba cuidado yo que no viera mi mama, en las noches se pasaba a mi cama desnuda con el riesgo que mi mama nos encontrara, me mamaba el pene y después se montaba pegando su vulva y vagina al pene parado mientras le acariciaba los pechos y besaba o apretaba sus pezones.

Para nuestra suerte un sábado mi mama tuvo que ir por la noche al velorio de la mama de una vecina, por lo que nos dejo solos y sabía que mi hermana no iba a desaprovechar esa oportunidad para hacer cosas ricas conmigo.

Mi mama se fue a las seis de la tarde diciendo que no le abriéramos la puerta a nadie y que no nos durmiéramos muy tarde, que ella regresaría como a las doce de la noche, apenas salió nos besamos de lengua, metió una mano debajo de la ropa agarrándome el pene
----hermanito hoy si quiero sentir tu palito duro dentro de mí----

Esta vez si entendí muy bien que decía, se paro y fue a asomar a la ventana para asegurase que mi mama ya se había ido con otra vecina en su auto, se paro frente a mí y se desnudo, me paro del sillón paso sus brazos por el cuello y nos besamos de lengua, puse las manos es sus nalgas acariciándolas, paro de besar me quito la playera, se agacho frente a mi bajando el shorts y panty al mismo tiempo, apenas salto el pene parado se lo metió a la boca para mamarlo, cuando se paro besandonos le tocaba los pechos nalgas, vulva y metía mi dedo a la vagina como ella me había enseñado, lo hicimos así hasta que una de las veces que le metía dedo se estremeció por el orgasmo y mojo mi mano con su liquido, mientras me besaba en la boca desesperadamente, al terminar me agarro el pene, me miro sonriendo
----que bien aprendiste a meterme dedo, vamos a la cama a ver qué tan bueno eres para meterme tu palito----

Nos fuimos al cuarto, me acostó boca arriba me beso, lamio y chupo los testículos y pene antes de montarse en mi como otras veces, se levanto un poco agarro el pene y se acomodo la puntita en la vagina, cerró los ojos y se fue sentando despacio, sentí muy rico como el pene iba entrando en su cuerpo calientito, la tome de la cintura y sentí como su cuerpo temblaba y se quejaba un poco, no paró hasta que sus nalgas tocaron mis testículos cuando entro todo el pene, abrió los ojos sonriendo
-----ya entro tu palito, es rico tenerlo dentro----
Se recostó sobre mi pegando sus pezones duros a mi pecho y nos besamos de lengua mientras ella movía las caderas para sentir el pene, se sentó otra vez y empezó a levantase y sentarse para que saliera y entrara el pene, le arre los pechos para acariciarlos, era increíble sentir como su vagina apretaba el pene mientras se movía adentro, empezó a dejar salir gemidos mientras se daba de sentones a veces muy rápido, cuando se cansaba se recostaba para besarnos, no sé cuánto tiempo lo hicimos pero los dos estábamos disfrutado de eso, continuo con los besos y sentones en mi pene hasta que se quedo sentada con los ojos cerrados, su respiración era muy rápida, estremeció su cuerpo al tiempo que sentí como la vagina apretaba mas el pene, dijo
----me vengo---

Apretó mas el pene con la vagina y sentí escurrir su liquido entre los testículos y entre pierna, al terminar se recostó en mi para besarnos y me dijo al oído
---hermanito que rico palo me diste----
Nos dimos unos besos más antes de que se parara y viera que le escurría sangre de la vagina y que el pene también tenía, se dio cuenta y me lo agarro
----bebe, no te preocupes siempre que a las mujeres nos meten por primera vez el palito nos sale sangre, vamos a bañar para limpiarnos----
Nos metimos a la ducha y aun así el pene seguía muy parado por lo que sentí, ella se lavo bien la vulva y vagina, al salir nos secamos se puso una panty y una toalla sanitaria para no mancharla de sangre, me iba a poner la trusa pero me dijo
---quédate así para jugar con tu palito—

Nos fuimos a la sala y en el sillón seguimos tocándonos y a veces lo mamaba, ella me lo estaba jalando muy despacio haciendo que el cuerito tapara y destaparte la punta, yo le tocaba con una mano su pezón, empecé a sentir como que el pene se quisiera poner más parado y una sensación rara como de orinar, mi corazón latía más rápido al igual que la respiración, sentí correr las cosas ricas por la espalda, abdomen testículos y pene, se tensaron los músculos del abdomen y muslos al tiempo que sentí que me orinaba, salieron unos chorros de liquido trasparente cayendo en el peche al tiempo que sentía cosas muy ricas, después de eso mi cuerpo se relajo
---creo me gano y me orine---
Ella se rio y me beso en la boca
----no seas tonto, te dio orgasmo y te viniste, por eso te salió ese líquido---
No le entendí muy bien, pero me gusto lo que sentí cuando salía ese líquido.

Eran casi las nueve de la noche, Daniela se paro diciendo que fuéramos a cenar para que antes de dormir le metiera otra vez el pene.


Cenamos con calma, después de echar fuera mi liquido se me bajo el pene por lo que colgaba junto con los testículos, al terminar entre los dos limpiamos la cocina, apagamos la televisión y llevamos la ropa que había quedado en la sala a la recamara.

Ya estado ahí se pego a mí agarrando el pene y besándome en la boca de inmediato se me paro
---tu palito se puso duro, seguro quiere estar dentro de mí para echar su líquido---
Con una mano le toque un pecho y con la otra le acaricie las nalgas sobre la panty, se separo quitándose la panty y toalla sanitaria que no tenía mucha sangre, me recostó para chupar el pene y después hizo que le metiera el pene en varias posiciones como las de las películas porno que yo no había visto pero seguro ella sí, al final se puso de a cuatro en la cama que era la más fácil para hacerle sexo , me puse tras de ella le metí el pene y empecé a sacarle y meterle el pene mientras le acariciaba los pechos y vulva, ella respiraba fuerte y gemina mientras le daba las embestidas, empezó a gemir más fuerte y decir que se venía, no pare seguí empujando al fono de la vagina el pene a cada rempujón, aun que sentí como me apretaba el pene y escurría su liquido por los testículos y muslos, mientras estremecía su cuerpo y dejo escapar un gemido más fuerte, no pare contiene haciéndoselo pues sentía muy rico y no podía parar
---- eres un caliente bebe, ya sácame tu palito---

No pare, continúe sacado y metiendo el pene rápido y despacio hasta que se escucho que mi mama metía la llave en la puerta, le saque el pene que apuntaba al ombligo punzando por lo caliente que estaba, ella se paro rápido poniéndose el corpiño, panty y toalla sanitaria, yo me puse la trusa, ella acomodo rápido las cobijas de su cama y metió bajo la cama una toalla de baño que tenía sangre, apago la luz del cuarto y nos acostamos a tiempo que entro a la casa mi mama, nos hicimos los dormidos, solo se paro en la puerta a vernos y se fue al baño, Daniela se paro me beso en la boca tocando el pene que me seguía punzando de lo duro que estaba, diciéndome al oído
---hermanito me gusta mucho tu palito, gracias por metérmelo, otro día me lo metes otra vez----
Se fue a su cama y se acostó a dormir, me puse boca arriba mirando como el pene punzaba haciendo subir y bajar la trusa, sintiendo como se aceleraba el corazón y respiración, sentí las cosas ricas otra vez en el cuerpo, el pene se quedo quieto como queriendo ponerse más duro, se tensaron los músculos del abdomen y muslos, sentí la sensación de querer orinar al tiempo que salió otra vez ese liquido mojando la trusa, al terminar me sentía cansado pero relajado, no sé el porqué metí la mano debajo de la trusa tocándome el pene y testículos mojados por el liquido, la saque y olí, me acomode la trusa y me quede dormido.

Después de la primera vez que hicimos sexo, a los dos nos gusto así que buscábamos la manera de hacerlo cuidándonos de que mi mama no nos encontrara habiéndolo, varias veces nos interrumpió cuando estábamos bien calientes y no podíamos terminar.

Daniela me dejo hacer sexo con ella hasta que cumplió los catorce años, cuando tuvo novios y prefería hacer sexo con ellos que conmigo, por lo que tuve que buscar yo la manera de bajarme lo caliente al estar ya acostumbrado a tener sexo algunos días.

Sebas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...