miércoles, 11 de abril de 2018

Amor Estranho Amor


Un hombre, Hugo (Walter Foster en su vejez y Marcelo Ribeiro de adolescente), ya en su madurez, guarda en la memoria la infancia realmente singular. En la década de 1930, la madre de Hugo, Anna (Vera Fischer), es la amante del político paulista Osmar Pasos (Tarcísio Meira), dueño de la villa. La casa alberga un burdel donde se juntan los hombres más influyentes del país. Anna se ocupa de cuestiones organizativas, mientras que Laura (Iris Bruzzi) es la jefa del burdel y su mano derecha.

Poco antes de los cambios políticos en Brasil en 1937, Hugo, de doce años, es enviado por su abuela a vivir por unos días a la casa a su madre, a quien apenas conoce. De forma secreta, observa las actividades lascivas en el vestíbulo y también los actos sexuales en las habitaciones, donde descubre su propio deseo sexual. Hugo escucha una conversación entre su madre y Osmar y descubre que este es su padre. Para las prostitutas del burdel, Hugo se convierte en su objeto de deseo, cosa que Anna observa sospechosamente.

Una de ellas, Olga, se desnuda ante el y trata de seducirlo, pero es molestada, y se esconde sin ser vista. Por la noche, Hugo sueña con tener relaciones sexuales en grupo con todas las prostitutas del burdel y se masturba, especialmente con la guapa y muy joven Tamara (Xuxa Meneghel), chica a quien Osmar le da a un político Benicio como un "regalo", la cual despierta el interés de Hugo.

Cuando Anna finalmente descubre a Hugo y Tamara desnudos en la cama, justo antes de consumar el acto sexual, arma un escándalo: Anna ataca agresivamente a Tamara y decide regresarle a Hugo a su abuela. Llorando, le pide a su madre que se quede con ella. El abrazo, inicialmente reconfortante, se convierte en un acto sexual incestuoso entre madre e hijo. Mientras tanto, la noticia del golpe de estado del Presidente Getulio Vargas llegó, Osmar decide auto-exiliarse. Los nuevos gobernantes descubren el burdel, pero garantizan la existencia del mismo como un lugar discreto de entretenimiento para invitados importantes del gobierno, sin embargo, Hugo regresa con su abuela.

En el presente, Hugo, tras evocar los recuerdos de su pasado, se encuentra con una delegación de personas que quieren convertir su mansión en un establecimiento cultural. Les dice a los hombres de la delegación que solo pasó unos días de su vida en la mansión mientras su madre vivía allí. Hugo vuelve a evocar sus recuerdos en la mansión y sonríe.

Magnet Link



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...