lunes, 23 de abril de 2018

Mi padre biológico que conocí 32 años mas tarde me hizo suya (Relato Corto)


Recuerdo que crecí llena de preguntas y con la ausencia de un padre que ni mi abuelo materno ni la pareja de mi madre pudieron llenar, pese al buen trato y cariño que siempre me dieron.  Mamá conoció a mi padre en preparatoria, ambos de 17 y 18 años (se llevaban por meses) e iniciaron una relación fugaz de la cual se quedó ella embarazada pero ambos decidieron no casarse puesto a que tenían planes de seguir estudiando y realizarse. Realmente yo no supe de mi padre hasta hace poco, mi mamá se casó a la edad de 22 años, cuando yo tenía cerca de 5 años y era consciente de que su pareja no era mi papá. 

Sin embargo sabía su nombre completo, de donde era originario y tenía una foto de ambos, siempre me pareció tan guapo, moreno con sus ojos claros.  Con el pasar de los años me volví una mujer, me case con un hombre al que le di 2 hijos y con quien había llevado una vida sexual placentera, de hecho mi primer hombre.

Hace unos meses, revisando mis redes sociales se me ocurrió buscarlo con los pocos datos que tenía de él, para entonces sabía que se había ido a E.U.A, donde se casó y tuvo hijos, afortunadamente por su apellido poco común, no tuve problemas para ubicarlo y pese a ver que ya era un hombre maduro de 50 años, pude reconocer esos ojos que siempre me hechizaron desde niña, ahora tiene algunos kilos de más y lleva barba negra donde resaltan ya varias canas. En cuanto lo vi, supe que era él, una emoción recorrió mi cuerpo de una manera tan extraña como nunca la había sentido, por supuesto que no le guardaba rencor, más bien tenía 1000 preguntas para él. Enseguida le escribí un mensaje, solo le dije "Hola".


Pasaron 2 días y él me dejó en "visto" y yo me sentía ansiosa, revisaba cada poco tiempo para ver si había respuesta, confieso que comenzaba a molestarme y estaba pensando enviarle ahora un mensaje para reprocharle todos estos años que no estuvo conmigo.
cuando de pronto al abrir mi Facebook noto que él había respondido lo siguiente: 
-"Hola, no tengo idea de quien seas, pero con todo respeto permíteme decirte que eres hermosa, tienes los ojos más lindos que haya visto".

Lo anterior me dejó confundida, puesto a que sentía una extraña excitación pese a saber que era mi padre, fue entonces que le escribí dándole datos de mi madre y la escuela en que estuvieron, le dije que yo era esa bebé que mi madre llevaba en su vientre hace 32 años cuando decidieron que no se causarían ni vivirían juntos, le dije que no le guardaba rencor pero que quería conocerlo, que era lo único que pedía, entonces él me pidió perdón y a partir de entonces estuvo al pendiente de mi con llamalas, video chats, mensajes y hasta envíos de regalos y dinero.

Yo sin quererlo me sentía muy atraída a él, al grado de pensar en él cuando mi esposo me hacía el amor. Después de 2 meses de estar así, él por fin decidió venir a México para conocerme, recuerdo que llegaría de noche a mi ciudad, acordé con mi madre quien no estaba muy convencida de que cuidara a mis hijos y fue mi esposo quien me llevó a su encuentro al hotel donde él se hospedaría, en el camino mi esposo se sintió intrigado al ver que yo llevaba "equipaje", y le dije a mi esposo que tenía muchas preguntas que hacerle, que era por eso que pensaba pasar la noche en el hotel y que habíamos acordado para esto que el me alquilaria otra suite, aunque no estaba muy de acuerdo accedió diciendo que no lo conocía pero yo sentía conocerlo de toda la vida.

Cuando lo vi en el lobby del hotel me dio un cálido abrazo, se veía tan nervioso como yo, le presenté a mi esposo y a la vez lo despedimos tan pronto como se pudo, me dijo que podíamos ir al restaurante del hotel para ver que tenían y platicar, yo sentía mi cara caliente, ruborizada y mi panocha toda mojada, me tomó la mano y cargó mi maleta y me dijo que mientras la llevaríamos a su habitación, pues aún no había resuelto lo de la otra habitación, pero que la suya tenía 2 camas, por si acaso.

Le dije que estaba bien y nos dirigimos al restaurante y él pidió una cena ligera y yo quise un par de cervezas para "relajarme", Me platicó una vez más que tenía 5 años de divorciado, pero esta vez le pregunté si salía con alguien, me dijo que no actualmente, que se mantenía ocupado en el trabajo y que aparte no ha encontrado a una mujer que llene sus expectativas, me sentí feliz por eso y le dije que esperaba que pronto encuentre a la mujer indicada.


Fue pasando el tiempo, nos reíamos tanto, nos tomábamos de la mano y él no dejaba de sonrojarme cada vez que me decía que yo era preciosa, que también sus otras 2 hijas lo eran, pero que yo tenía algo especial.

Le interrumpí diciendo que ya era algo tarde, que debíamos ir a descansar, me dijo que fuéramos por mi maleta para pedir mi habitación, le dije que sí y lo acompañé a la suite, me pidió que lo espere un momento para entrar al baño, y no cerró muy bien la puerta corrediza y lo alcancé a ver reflejado en el espejo mientras hacía lo suyo, al sacar su verga la tenia dura, por lo cual me di cuenta de que yo no era la única cachonda en esos momentos, me sentí aun mas caliente cuando la vi así, que aunque no era tan grande como la de mi esposo, era bastante gruesa y apetitosa, tardó un poco en orinar puesto a la firmeza de su miembro y no se daba cuenta que yo me deleitaba viéndolo, sentía mi cara más ruborizada y caliente que nunca, y un hormigueo que me recorría hasta llegar a mi panocha mojada.
Cuando él salió, me dijo:
-Vamonos

Lo tomé del brazo y me puse frente a él para abrazarlo, rodee su cuello con mis manos y el rodeo mi cintura, me dijo "Hueles riquísimo baby", yo le sonreí y él me dijo.

-La primera vez que vi tu foto en ese mensaje que me enviaste, yo sin saber que eras mi hija, te veía y te veía en tus fotos con esa sonrisa tan hermosa que tienes y me sentí enamorado de esa cara y esos ojos (Yo permanecía callada escuchándolo y sin soltarlo ni él a mí, continuó diciendo), "Perdóname por no haber estado contigo durante todos estos años y perderme esa sonrisa tuya, y quiero que sepas que TE QUIERO"
-Yo TE AMO (respondí), y lo que tu sentiste al ver mi foto, creo que yo de niña lo sentí tantas veces al mirar la tuya.

Al terminar de decir yo esto, él me jaló hacía él y comenzó a besarme y yo le correspondí con ganas atrasadas, solo despegaba su boca de mi para decirme, "Te quiero tanto baby, te deseo", y yo le contestaba. "Y ,yo a ti papito" . Traía yo puesta una falda negra y llevaba medias negras y tacones que delineabán muy bien mis piernas y encima una chaquetita que resaltabán mi figura, comenzó a despojarme de todo y quedó sorprendido al ver que debajo traía lencería, como si fuera preparada y dispuesta esa noche a entregarme a él, que tras quitarme la ropa de mujer decente, frente a él no estaba su hija, si no una PUTA que lo incitaba a tomarme como mujer, se trataba de un corsé que se desabrochaba por la parte de abajo , me llevó hacia la cama y yo me senté y él me jaló hacia el borde de la cama, se arrodilló y yo me desabroche y el comenzó a comerse mi panocha con desesperación, yo me enloquecía de placer y entre más yo gemía, su lengua más me penetraba agresivamente, estaba enloquecida que pronto me vino un orgasmo, el cual disfruté mientras veía su cabeza metida entre mis piernas, levantó la cara y por un momento nos vimos a los ojos, y sin esperarlo se levantó y se lanzó sobre mí y comenzó a penetrante con esa verga tan gorda y dura que ya chorreaba sus primeros líquidos, mientras me bombeaba me decía que estaba bien rica, que era un placer hacerme suya, yo le respondía, "Sí papito, desde hoy soy tuya, y siempre lo quiero ser", mi papito se prendía más cuando me escuchaba hablarle y gemir, me dijo que era una gritoncita escandalosa, pero la verdad no me habían cojido con tanta sabrosura. Pero en medio del placer no pude evitar pedirle que se detuviera un momento y le dije.


-Papito, no nos estamos cuidando y mi esposo ya se ha operado para no tener más familia (Esto,porque él tenía ya otros hijos con su primera esposa) Al escuchar esto se detuvo y me miró a los ojos, y me dijo.

-¿Que no me acabas de decir que ya eres mía? 
-Si (respondí)
-Entonces ¿Qué hay de malo en que te preñe si desde hoy eres y serás mi mujer? La verdad sus palabras me elevaron al cielo, sentí inmediatamente que él sentía lo que yo, que entonces le dije.

-Nada me gustaría más.

Enseguida volteé a verle la verga, la cual había perdido un poco de firmeza tras mi interrupción, para remediarlo le pedí que se recostara y me arrodillè para mamarme sin reparos ese trozo de carne que tanto placer me estaba dando, el se retorcía y me decía que se la mamaba bien rico con su respiración entrecortada, me la metí hasta la garganta y se la mamè lo mejor que pude, más hambrienta que cualquier lactante, hasta sentir sus chorros calientes en mi garganta, la saqué lentamente y con dulzura la lamia para limpiar esos líquidos que seguían brotando. Enseguida me extendió el brazo y me recosté a su lado, me miró y me dijo que estaba enamorado de mi, que no pudo verme como su hija aunque intentó, que durante el tiempo que hablamos a distancia, desperté en él un amor que ninguna mujer había podido despertar, que nisiquiera mi madre ni la mujer con la que se casó y tuvo más hijos, le dije que a mi me pasaba lo mismo, que quería estar con él , se lo decía mientras con mi mano le masturbaba su deliciosa verga, la cual no tardó en endurecerse de nuevo tras los besos, caricias y palabras que nos proporcionabamos. En cuanto la sentí lista me montè encima de él y comencé a cabalgarlo como una fiera hambrienta de sexo, él gemía delicioso y yo gritaba de placer al sentir que me chorreaba, mientras le preguntaba.
.

-Así papi?, ¿Así querías que te cojiera? 
-Así baby!!!, así me gusta que me chingues!!!. cojes delicioso mi hermosa bebé (me respondia).

Para finalmente lanzarme otra dosis de su leche, pero esta vez dentro de mi vagina, pese al peligro de hacerme un hijo, al cual sin duda amaría tanto como a él, un hijo de mi padre.
caí rendida en su pecho, y él me acariciaba la espalda y jugaba con mi cabello y me decía.

-No tengas miedo de que te deje preñada, a ti y a nuestro hijo no los voy a dejar, no te voy a fallar nunca más, porque te quiero tanto chamaca, que no te imaginas cuanto.

Para no hacerles más largo esto, pasé a su lado 3 días maravillosos sin levantar sospechas de nadie, donde platicamos e hicimos el amor tantas veces como podíamos, después el tuvo que regresar a E.U. A y seguimos en contacto y nos hemos seguido viendo cada mes en otras ciudades (puntos intermedios), yo digo que voy a ver a papá y la familia no sospecha y hasta me ha presentado a uno de mis medios hermanos hijos de él, pero cada vez es más difícil separarnos, hemos estado así los últimos 6 meses pero durante este tiempo no he podido permitir que mi esposo me vuelva a tocar, porque ahora le pertenezco a él, a mi padre y estamos planeando las cosas para irme con él y llevarme a mis 2 pequeños hijos tras divorciarme. 


Planeamos casarnos legalmente, quiero ser su esposa en aquel país, pues él legalmente no es mi padre y allá nadie nos conoce. Así que como podrán ver, esto no se trata sólo de sexo, si no también de amor genuino, un amor aberrante para muchos, pero para nosotros 2 es lo más fuerte que hemos experimentado.

Gracias por leer mi historia, y espero tener la oportunidad de volver a compartirles algo más de esos momentos tan hermosos que mi padre me regala y de cómo en ocasiones fantaseamos con lo que "hubiera" pasado si él no se hubiera ido de mi lado y se "hubiera" encargado de mi crianza. Él dice que tal vez seríamos un padre e hija "normales", yo insisto en que NO, ¡Never! , que la única diferencia "hubiera" sido que yo le hubiera entregado mi virginidad a él y a nadie más y a una edad muy precoz , que seguramente desde mis primeras calenturas le hubiera pedido a él que me hiciera honor de calmarlas.
él solo sonríe y me dice que estoy muy loca, y que le encanto por eso. 
:)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...