martes, 11 de septiembre de 2018

Sin vagina, me marginan


Barbie, una mujer trans educada, ratera, culta, prostituta y muy inteligente, necesita 30,000 dólares para pagar su operación de cambio de sexo, pero lo único que tiene para conseguirlo es su astucia, sus tetas y a su amiga Microbio. Después de muchas lluvias de ideas, ellas no tienen peor ocurrencia que secuestrar a la hija de un Ministro transfóbico.






No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...