lunes, 14 de enero de 2019

2016 Juegos Sinfoniquísimos, Virulo & Ernesto Acher


01 Pequeña Música Hebrea 
02 Presentación de Concierto 
03 Latin Lover 
04 Presentación "Peer Gynt Panther" 
05 Peer Gynt Panther
06 Presentación "Pélate Rapunzel"
07 Pélate Rapunzel 
08 Presentación "Hello Strauss" 
09 Hello Strauss 
10 Presentación "Telenovela" 
11 Telenovela Familiar 
12 Presentación "40 Choclos" 
13 40 Choclos 
14 Presentación "Vampiro Rumano" 
15 Vampiro Rumano 
16 Presentación "Caperucita" 
17 La Caperucita Roja 
18 El Director Invitado No Quiere Retirarse 
19 El Escondite de Brahms 
20 Presentación "Amigos" 
21 Amigos 
22 Presentación "El Colibrí" 
23 El Colibrí




Suena una salva de aplausos.

Se escucha la voz de Ernesto Acher, integrante de Les Luthiers de 1971 a 1986, que dice:

Pequeña música hebrea.

La Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes, de quien Acher es director invitado, toca entonces una mezcla de Pequeña música nocturna, de Mozart, y fragmentos de Hava nagila, que provoca en el escucha la primera sonrisa.

Salva de aplausos.

Acher, también fundador de La Banda Elástica en 1988, uno de los mejores grupos de jazz argentino en su momento, presenta a Virulo, el músico más versátil de la llamada Nueva Trova cubana, ese movimiento al que todavía pertenecen Pablo y Silvio.

Virulo habla:

Cierren los ojos baja la voz y repite : cierren los ojos. Ahora imagínense que estamos en París. Ahora imagínense que yo soy una francesa... (risas), que está buenísima... (risas) y que Ernesto Acher es un latin lover... (risas), un Mauricio Garcés de aquellos lares, que conocí una tarde de verano mientras paseaba por la torre Eiffel y la orquesta empieza a tocar un collage de música acompañada por una historia en voz del propio Virulo que recuerda el microcuento Como en las películas francesas, de Armando Rodríguez Débora:

Después de hacerle el amor, encendió un cigarrillo y lo fumó, pensativo: como en las películas francesas...

Luego se levantó del lecho y empezó a vestirse lentamente: como en las películas francesas.

La miró, apagó el cigarro presionando fuertemente sobre?el cenicero, y salió sin despedirse: como en las películas francesas.

Al llegar a su casa, encontró a su mujer con otro: como en las películas francesas... [El libro de la imaginación,?Edmundo Valadés (ant.), FCE, p. 115].

Salva de aplausos.

De nuevo Acher toma la palabra para prologar la combinación de Sangre vienesa, de Strauss, y Hello Dolly, de Jerry Herman. Aplausos. Virulo y una hilarante canción de unos niños cantores del medioevo. Aplausos. Acher. Música de Edvar Grieg y Herry Mancini. Aplausos. Virulo. Aplausos. Orquesta Sinfónica de Sinaloa de las Artes. Aplausos. Acher. Aplausos. Virulo, Acher, Virulo, Acher, etcétera.

Tal es el espíritu de la nueva producción musical en vivo de Juegos Sinfoniquísimos, en la que Virulo y Ernesto Acher, solistas o en dúo, con la Orquesta Sinfónica de Sinaloa en las Artes, unen talento, humor inteligente y malicia literaria, con música clásica de alta cultura (Brahms, por ejemplo), pero popular (Danza húngara No. 5) y música clásica popular (el tango El choclo, de Ángel Villaoído, p. e.) en un concierto en el que adaptan, ya cuentos infantiles universales en cuentos para un público más amplio que el de la niñez, ya ficciones diversas como la del vampiro transilvano y, por lo tanto, rumano, Drácula, en época del dictador socialista, también rumano, Nicolae Ceausescu.

Sinopsis tomada de www.eleconomista.com.mx

2 comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...