jueves, 31 de enero de 2019

BIENVENIDO EL MES DE "Don Carnal" Y CON LASCIVIA DE FEBRERO NOS UNIMOS AL FESTIVAL DEL SEXO Y LO ERÓTICO


EDITORIAL

En efecto, estrenamos Febrero. El tiempo pasa sin piedad y nos recuerda a cada momento que no debemos desaprovechar cada segundo de nuestra preciada vida. 

Desde nuestro nacimiento y hasta que exhalemos nuestro último suspiro, somos seres intensamente sexuales. Cierto es que las sociedades nos condicionan en gran medida en el modo en que vivimos y sentimos nuestra sexualidad. Pero cuando conseguimos desprendernos de falsas morales e impostadas buenas formas, nuestros cuerpos nos regalan infinitas maneras de disfrutar placeres vestidos de amistad, amor, locura, pasión, ternura y desenfreno siempre alimentados por nuestras mentes, capaces de llevarnos a cualquier situación o momento que nos propongamos.

Febrero es el mes de “Don Carnal”; días para el placer de lo mundano y lo pagano, donde los cuerpos disfrazados y excitados por la música y el baile, tienen más motivos para entrelazarse y disfrutarse. 

Me vienen a la mente los carnavales repartidos por todo el mundo en los que los cuerpos se muestran con descaro y sin vergüenza mientras bailan los ritmos que marcan los tambores y las turutas. Cuerpos, a veces voluptuosos y bien torneados, vestidos con pequeñas piezas de tela adornadas con lentejuelas y brillos, que nos transportan a un mundo de fantasía en el que nos sentimos desinhibidos y extasiados por la fiesta y el descontrol.

Dejémonos llevar por el placer de lo puramente carnal, sin olvidar que somos seres racionales y disfrutemos de cada momento que la vida nos regala. Vamos a comernos este mes con ansía y desenfreno. Celebremos, una vez más, que estamos vivos.

Bienvenidos a este nuevo número. Os invito, un mes más, a bucear en páginas llenas de contenido, regadas de morbo y fantásticas experiencias.
Deseo, de corazón, que la disfrutéis como yo lo hago. Y, recordad amigos: ¡la vida es un carnaval!


“Son días de carnaval y juego a que no me conoces. 
Estoy oculta tras este disfraz, 
que me permite ser quien yo quiero.
No existe la vergüenza, 
me dejo llevar por el desenfreno. 
Esta noche soy tuya, pero nunca sabrás mi nombre. 
Soy todas y soy una, la que esconde sus ojos 
con el antifaz del deseo.
Quizá mañana me arrepienta, pero eso hoy no lo pienso.
Haz conmigo lo que quieras, haremos que nada importe.
Nos mezclaremos entre la gente 
y haremos realidad nuestros deseos.
La mujer de mañana no será ninguna de las de hoy, 
pero eso ya será parte de mis recuerdos.
Sexo sin límites, rozando la peligrosa locura.
Escucho los tambores, los bailes calientan mi deseo,
para sentirse vivo, a veces, se debe conocer el infierno”.


MENTE ABIERTA, CORAZÓN LIMPIO Y SEXO HÚMEDO
Alba








No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...