Aquí puedes buscar dentro de imagenobscura, si no encuentras lo que necesitas pídelo en el chat

martes, 22 de agosto de 2023

En épocas Victorianas, Parte 2


Tilly Brown. Su historia no autorizada: Continúa su educación

Han pasado quince días desde que Lord Wickan desvirgara a Tilly y se había convertido su favorita. Una o dos veces al día tenia sexo con ella pues aparte el Barón tenía “otras obligaciones” desde tener sexo con Berta y Jenny, con Mrs. Smith, su propia hija y varias empleadas de su mansión que gustosas se prestaban a sus juegos. Al ser un hombre guapo, atlético y rico nadie se le resistía.


Regresamos a nuestro relato cuando él está en su recamara vestido con pantuflas y una bata sentado en un sillón tipo “orejón”, entre sus piernas se encuentra hincada Tilly dándole una gran mamada. En muy corto tiempo se había vuelto una experta pues además de las enseñanza de sus amiguitas ella desbordaba su imaginación……y su amor. Recorría con su lengua el largo cilindro de carne, se metía la cabeza en la boca, volvía a bajar y metía su lengua entre sus huevos y luego los chupaba, ya tenía más de 15 minutos mamándosela y sintió que se venía, se preparó a recibir su semen en la boca y cuando sucedió la descarga fue mucha, como todos los días: ella lo recibió en su boca y luego se sacó la verga de la misma y la abrió para que el viera como lo disfrutaba. Berta y Fanny en cuanto podían lo tragaban, pero ella no, jugaba con el semen en su boca, lo saboreaba y después de un buen rato lo tragaba, lo que a Lord Wickan le encantaba y hacia que la verga se le mantuviera dura. Después la levantó del piso y vio que estaba toda mojada de su coñito. La niña se venía mamándosela. La hizo que se subiera arriba de él dándole el frente y la deslizó sobre su verga ensartándola en su vagina mientras ella lo llenaba de besos que el aceptaba y retribuía. Cabalga como poseída sobre la verga aceptando cada vez más pene en su vagina, pronto le llegó el orgasmo y se vacío sobre él, pero Lord Wickan no terminó; entonces la hizo que se levantara y la colocó en el sillón con la grupa levantada, le abrió los globos de las nalgas y vio cómo su pequeño orificio anal cada vez estaba más distendido, gracias al uso que hacía de él; acerco su lengua y lo ensalivó lo suficiente para penetrarla y así lo hizo. Poco a poco le metió cerca de seis pulgadas que la niña ya aguantaba y empezó a moverse. A su corta edad la niña demostraba que todo le gustaba y hacia todo lo que él le pidiera, no tenía límites. Con la ayuda de Mrs. Smith había desarrollado una técnica para controlar su esfínter anal y darle una especie de masaje a la verga, que enloquecía a Lord Wickan al grado que juraba que era la mejor niña que se había cogido en la vida y llevaba más de 30. Estuvieron alrededor de 12 o 13 minutos acoplados y moviéndose hasta que estalló llenando de semen el ano infantil, ella disfrutaba mucho sentir la lava ardiente del esperma de su amante y la hacía tener su propio orgasmo. Como era frecuente la mando a asearse para esperar en la noche a dormir con él.

Tilly se había vuelto indispensable para el al grado que Berta y Fanny estaban celosas y más cuando se enteraron que serían mandadas con otro noble caballero para seguir su “educación”, no sabían cómo sería; si era guapo y amable como Lord Wickan o rudo y despótico como muchos.
Lord Wickan estaba tan satisfecho de Tilly que había pensado brincar ciertos límites del placer con ella, ya había hecho que tuvieran sexo lésbico donde ella se distinguió mamándoles la rajita a sus amigas y penetrando a Mrs. Smith con un pene de caucho pero Lord Wickan quería cosas más fuertes y estaba decidido a “educarla” en ellas por lo que preparó una reunión con dos amigos para un mes después, pero en el inter recibió una invitación de uno de ellos que quería que fuera solo a verlo. Dos días después se presentó en la mansión de Lord Beathun, otro joven aristócrata como el que también tenía sus pupilas y al que le había enviado a dos de ellas cuando llegaron Berta y Fanny. Lo recibió muy amablemente y después de degustar una copa de wisky  Lord Beathun le dijo.

-¿recuerdas las niñas que me mandaste hace cuatro meses?

-sí, Jane y Sharon; al estar “educadas” Berta y Fanny decidí que siguieran su camino; tú me preguntaste unos días antes si no me sobraba alguna pupila y por eso te las mandé. A sus diez añitos siguen siendo unas niñas deliciosas.

-pues sí, lo son; pero había algo que no sabías y eso me ha ayudado a encontrar una nueva forma de placer que no conocía y quiero compartir contigo, ¿quieres cambiarte de ropa y entrar a la sala donde las veras? ponte cómodo porque disfrutaras algo nuevo y delicioso.

Lord Wickan se desnudó y se pudo una bata de seda que le habían dejado, pasó a una sala donde ya había estado lo menos 5 o 6 veces en las orgias que se organizaban y se sentó a esperar; 15 minutos después entró Lord Beathun también en bata y dos minutos después entraron las niñas; vestidas con camisones transparentes que dejaban ver sus formas Wickan vio que a sus casi once años aún no se desarrollaban sus tetitas, lo que le gustó pues era una fijación para el que las niñas estuvieran planas de sus pechos: Al bajar la vista descubrió sus abultados estómagos ¡¡estaban embarazadas!!

Lord Beathun se acercó a él y le dijo.

-cuando me las enviaste ya traían más de un mes de embarazo, poco a poco sus estómagos van creciendo y he descubierto el placer de penetrar a una niña encinta, la comadrona dice que tienen casi siete meses y en poco tiempo provocará el parto. Quise darte el placer de cogerte a las madres de tus futuros hijos.

Lord Wickan tenía otros hijos e hijas además de Carlota que vivía con él para darle el placer del incesto, pero nunca tenia sexo con mujeres embarazados sin entender porque, era una costumbre de muchos hombres de la época que consideraban que, sobre todo sus esposas, al embarazarse ya no tenían que hacer el amor. Pero no pudo evitar el excitarse con las dos niñas que al verlo se acercaron a él sonrientes y contentas.

-¡Lord Wickan! Que alegría verlo.

Se pegaron a él rosando la piel con la de él, lo que le provocó deseos muy fuertes, empezaron a acariciarse metiéndose mano y de pronto Sharon se colocó sobre él y poco a poco se ensartó en la verga. El placer era grande pues él la tomó por el estómago mientras se la metía por el ano, era como estar haciendo sexo con ella y la cría que venía; Jane lo besaba ardientemente y lo acariciaba tiernamente. El sentía extrañas y nuevas sensaciones pues nunca lo había hecho con una embarazada y menos una niña, descubría nuevos placeres en el acto sexual que le agradaban. Ellas habían vivido más de dos años con él y sabían todos sus gustos y se esmeraban a complacerlo, así pasó casi tres horas donde tuvo tres orgasmos que le dieron mucho placer sobre todo cuando las penetró analmente. Al atardecer decidió irse a su mansión pero antes se puso de acuerdo con Lord Beathun sobre los hijos que tendrían las niñas.

-yo creo, dijo Lord Wickan, que debemos entregárselos a madame Becau, ella los cuidara y criará y cuando crezcan tomaremos una decisión: si son niños cuidare de sus estudios para que tengan una profesión, si son niñas espero me des la primacía para disfrutar del placer del incesto y después veríamos donde y con quien vivirían.

-de acuerdo mi querido amigo, tienes la primacía sobre ellos o ellas, dijo Lord Beathun.

-Mi querido Beathun, tengo en planes en tres o cuatro semanas hacer una reunión junto con el Conde de Delavy, tengo una deliciosa pupila que les va a satisfacer mucho.

-no podré llevar a Jane y Sharon porque por esas fechas estarán próximas a dar a luz, llevare otro par de pupilas muy ardientes también; por cierto, quiero pedirte el favor de invitar al marqués de Harrogate.

-¿su marquesado esta al norte de Leeds?

-sí, el mismo: Posiblemente lleve a sus dos hijas, un par de gemelitas de 10 años deliciosas.

-¿bastardas?

-no, hijas de su matrimonio con la hija del conde de  Huddersfields.

-¿y ella está de acuerdo?

-no solo de acuerdo, ella lo inicio en los placeres del incesto, además está ya a otro nivel.

-¿ahh si? Cual nivel.

-tiene sexo con animales, hace un par de semanas nos dio un espectáculo siendo penetrada primero por un perro, después se la mamó a un pony y luego se ensartó en la verga de un caballo. Fue todo muy excitante, quedó bañada en semen.

Lord Wickan se quedó pensativo y luego contestó

-está bien, invítalo. Y se retiró.

Al llegar a su mansión llamó a Tilly para alegrarse el día, ella siempre lo excitaba y lo dejaba contento; de pronto mentalmente se  decidió hacerla que llegara más lejos de lo que ya había llegado. La niña lo adoraba y hacia todo lo que él quería y pensó que no se negaría a nada y más si encontraba algún placer en ello: esa misma noche se inicio su “reeducación”.

Un mes después el marqués de Harrogate, el conde de Delavy y el Barón de Beathun recibían una invitación que decía.

 

“El próximo viernes 17 de julio de 1853 Lord Wickan, Barón de Hempstead los invita a pasar un fin de semana en su mansión del mismo nombre.”

Así de corta pero todos sabían de qué se trataba. Delavy llevaría dos niñas, Johana y Beatriz; Beathun otras dos, Ashley y Diana,  y Harrogate a sus dos hijas Eleanor y Sofía, que disfrutaban muchos estas reuniones, en total con Berta y Fanny serian ocho niñas para complacer a cuatro hombres.

Llegaron alrededor de las 5 de la tarde y las niñas se separaron de ellos para ir bajo el control de Mrs. Smith que les dio algo de comer y las vistió apropiadamente mientras ellos se reunían en un gran salón donde había cuatro divanes colocados, tomaban alguna copas y comían algo, aparte de eso tomaron un “cordial” que les aumentaba la potencia sexual y se desnudaron poniéndose unas batas de seda. Cerca de las ocho de la noche las niñas aparecieron; todas vestidas con camisones transparentes. Las hijas de Lord de Harrogate eran dos gemelitas preciosas y muy alegres que impactaron a Lord Wickan, las demás se veían hermosas con sus pechitos planos y sus hermosas nalguitas: a Lord Wickan de le fueron los ojos con la gemelitas y Lord Harrogate se dio cuenta y les hizo una seña para que fueran con el mientras se dedicaba a Tilly. Eleanor se pegó a Lord Wickan y buscó su verga que encontró y empezó a puñetearlo mientras Sofía lo besaba ardientemente, Beathun interactuó con Berta y Fanny, Delavy con  Ashley y Diana mientras Johana y Beatriz se repartían entre todos cooperando con caricias, besos y chupetones de verga a darles más placer. Lord Wickan estaba muy excitado y colocó a Sofía empinada de rodillas sobre el diván dándole la espalda y le abrió los globos de sus nalguitas; vio un culito distendido que se notaba que recibía verga constantemente: el “asterisco” (*) de su ano estaba hundido unos cuatro centímetros y el no soportó más, apuntó su verga y empujo. Ella se veía que era una experta pues facilitó la entrada, se admiró de la cantidad de verga que soportaba la niña, le daba mucho placer disfrutar de ese culito y para su sorpresa la hermana se colocó en igual posición al lado de ellos y le dijo.

-cuando se la saques me la metes a mí.

Estuvo limando cerca de diez minutos y la saco llena de  heces fecales, lo que le sirvió de crema lubricante cuando penetró a Eleanor, que recibió la verga con maestría en su culito, después de estar en el mete y saca otros diez minutos más, descargo su semen dejándola llena de esperma, cuando se la sacó su sorpresa fue que Sofi se la metió en la boca para mamársela aun estando embarrada.

 

Lord Harrogate tomó a Tilly y empezó a acariciarla metiéndole su dedo medio en el coño, lo que hizo que la niña se mojara de inmediato, le correspondía con besos y caricias agarrando su pene que acariciaba, la coloco sobre el diván con la piernas abierta y le mamó la rajita haciéndola gozar mucho; era la primer vez que estaba con otro hombre y lo disfrutaba a pesar de amar a Lord Wickan. Se convulsionó al vaciar sus jugos en la boca de su nuevo amante que succionó todo lo que pudo beber, luego él puso su pene a la altura de su boca y ella se la mamó hasta que descargó su semen en la boca de ella que se tragó todo.

De pronto se generó un momento mágico entre los libertinos; Tilly demostrando que era una niña ardiente se ensartó en la verga de Lord Harrogate que estaba aún muy dura, se montó sobre ella pues él estaba acostado sobre el diván y esto provocó que el culo de la niña quedara al aire, lo que provocó que Lord Delavy dejara a las niñas con las que estaba y se colocara detrás de Tilly apuntando su verga a su ano y empujó suavemente penetrándola: era la ‘primera vez que la niña sufría una doble penetración y decidió demostrar que podía con ello, pero Lord Beathun también vio la escena y se paró ante ella acercando su verga a la boca de ella, la cual se la metió y empezó a mamársela. Era una escena muy excitante ver a una niña de 9 añitos dar placer a tres hombres al mismo tiempo. De pronto como si se hubieran puesto de acuerdo los tres empezaron a descargar sus vergas dentro de ella que recibió el semen en sus tres hoyitos. Poco a poco se repusieron de sus orgasmos y tomaron un “cordial” para recuperarse rápidamente y continúo la orgia, Lord Wickan alzo la voz y anuncio lo que seguía.

-¡y ahora mis estimados amigos, la pequeña Tilly nos demostrara otras formas de disfrutar! Mrs. Smith, traiga a Titán.

Titán era un mastín de gran alzada que al ver a Tilly empezó a olerla y a hacer monerías de pronto le tomó ola verga y empezó a puñetearlo; el perro aullaba de placer pero ella deberías estar muy acostumbrada a eso pues detuvo su caricia y se abrió de piernas ante él, que de inmediato le lamio el coño con su enorme lengua, placer que Tilly disfrutaba moviéndose al ritmo d los lengüetazos, ante el asombro de todos se acostó en el diván y Titán se colocó ante ella con la verga lista para penetrarla y lo hizo en un dos por tres; ella se movía disfrutando la penetración, pero más se sorprendieron cuando después de unos minutos detuvo el contacto y se colocó en cuatro patas, ahora la señora Smith condujo al animal y logró que le metiera su enorme verga en el culo infantil. El perro le sujetaba con sus patas delanteras y apuró el ritmo descargando en el ano de la niña. Ante la sorpresa de todos las gemelas Eleanor y Sofía se abalanzaron sobre el perro acariciándolo y mamándole la verga por lo que lo “revivieron” para ser penetradas ellas también analmente. Después de esto Tilly pasó a asearse pues la noche aún era larga. La orgia terminó por las cuatro de la mañana y se levantaron alrededor del mdi odia del sábado, comieron, descansaron, tomaron una copas y “cordiales” y en la tarde continuaron la orgia, pero antes llamaron otras cuatro niñas para seguir disfrutando hasta el domingo en la tarde en que todos se retiraron a sus mansiones.

Al final de la jornada Tilly había recibido tres broches de oro con varias joyas engarzadas más dos bolsas que contenían 15 “Soberanos” de oro, moneda de la época.

Continuará...

Por VERDOLAGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario