Aquí puedes buscar dentro de imagenobscura, si no encuentras lo que necesitas pídelo en el chat

viernes, 11 de agosto de 2023

Un secreto bien guardado con mi hija, Parte 1


Mi vida cambió radicalmente al separarme de Montse, mi esposa, la única mujer a la que ame con locura.

Me llamo Juan tengo 40 años y el matrimonio nos dio una hija maravillosa Fabiana, con sus 15 años en la actualidad es una mujer que causa furor por donde pasa. Su cuerpo perfectamente desarrollado es una calcomanía de su madre.

 
Alta para su edad, un culo de infarto, unas tetas ya desarrolladas medianas y una carita de ángel, morena de pelo y una sonrisa que contagia.

Se le ve feliz, eso me hace sentir muy bien. 

Nos separamos hace 6 años, custodia compartida se llama, yo la tengo fines de semana alternativos y la voy a buscar al colegio los martes, durmiendo en mi casa ese día. Al día siguiente la llevo al cole y así semana tras semana hasta la actualidad. 

Su intención es venirse a vivir conmigo ya que todo y queriendo mucho a su madre, no soporta a la pareja actual de mi mujer. 

La razón de verdad es otra , mi relación incestuosa con ella que a continuación os explicare. 

Cuando tenía 9 años, después de enterarse de la separación, me sorprendió con la naturalidad que se lo tomó. 

Le explicamos cómo sería, que conviviría unos días conmigo y el resto en su casa con mamá. 

Como os dije, lo tomo como una aventura, yo compre una casa a las afueras de la capital, relativamente cerca de mi trabajo y su colegio. 

El primer fin de semana que me tocaba, quise que fuera lo máximo de divertido para ella. 

La colme de caprichos, el sábado fuimos al cine, luego le compre ropa, tomamos un helado, en fin un día completo y feliz para los dos. 

Al llegar a casa nos pusimos cómodos, yo siempre ando con pantalón corto olgado, y ella se puso su pijama. 

Todo normal, ella jugaba con sus cosas, cuando vino a verme. 

Yo estaba con mi ordenador leyendo relatos que me encanta. 

Hola papi que haces. 

Nada leyendo hija. 

Iba preciosa, unas braguitas blancas que se veían al caminar con su camisón corto. 

Se sienta a mi falda queriendo ver lo que leía. 

Eso era algo natural que hacía desde más pequeña, aunque esta vez tenía la polla bien dura y sin duda al sentarse la noto. 

Intenté que se saliera disimuladamente, no lo conseguí, parece que la novedad de sentir algo diferente entre sus nalgas le causó curiosidad. 

Por un momento no me di cuenta que tenía un relato de incesto en la pantalla, y de refilón leyó unas líneas. 

Papi lo leemos juntos me dice. 

Hija luego si te parece, ahora no te apetece cenar!intentaba disimular mi descuido. 

Fabi seguía sentada moviéndose, parecía buscar más el contacto. 

El pantalón corto lo uso para estar por casa e incluso para dormir, me molesta llevar ropa interior, y el contacto era muy directo. 

Venga renacuaja haciéndole cosquillas, salte de encima mío y vamos a cenar. 

No tengo hambre papi, quiero jugar contigo jejejejeje. 

Empecé a darle pedetes en su cuerpo, en la barriga, le mordía los dedos de los pies, ella se reía como loca. 

Por un momento la tenía con las piernas abiertas, chupandole las pantorrillas, y se le abría su calzon dejando ver algo de su coñito. 

Me estaba poniendo a cien , ella me ataca y me sorprendió, me agarro la polla pellizcándomela por encima del pantalón. 

Oye Fabi , eso no hija le dije. 

Papi antes lo note con mi culito sentada encima y me dio como calambres de gustito. 

Aún eres muy pequeña hija para entenderlo, pero eso son juego de mayores. 

Lo bueno es que mientras se lo esplica a no retiró la mano y yo estaba hasta mareado. 

Tenía el libido subido, pero me levante retirándole la mano. 

Papi siento cosquillas ahí abajo. 

Fabi por favor no sigas, me vas a buscar la ruina hija si tu madre se entera. 

Mira papi me moje, levantando su camisón, siento raro. 

En eso se saca sus braguitas y me las da. 

Ante mi tenía un coñito rosado sin pelos, ella abrió sus piernas levantándolas. 

No me pude contener, undi mi cabeza y empecé a lamerlo desesperadamente. 

Llevaba sin sexo algún tiempo y me mataba a pajas, pero nunca imagine lo que estaba sucediendo. 

Ella empezó a gemir, si si papi siento rico ah ah ah papi más más . 

La niña estaba sintiendo placer, y yo era un cabron aprobechandose de la inocencia de una niña. 

La estuve chupando más de 15 m, sus arqueos, sus espasmos me indicaban que lo disfrutaba al máximo. 

Papi papi me meo ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Hija eso no es pipí, es flujo, que papi se bebe con placer mi niña. 

Mientras seguía chupandole su coñito, me baje el pantalón y me pajeaba como un guarro. 

Estaba adusta de los orgasmos que tuvo, contemplaba como me meneaba la polla, se acercó y puso su boca en la punta y sin yo decirle cómo empezó a chuparla. 

Hija quien te ha enseñado ha hacerlo!

Lo vi por internet papi, tu déjame hacerlo y calla. 

Sentado con los ojos cerrados y reclinado, disfrutaba de una mamáda antológica. 

Empezó a salir leche, ella trago la primera, Lugo la saco y contemplaba como salían los chorros. 

Papi ohhhh

Sigue moviéndola hija ah ah ah ah ah

Volvió a chuparla, ya salían con menos fuerza pero trago una buena parte. 

Está muy buena también tu leche papi. 

Ahí Fabi que hemos hecho hija mía, empecé a llorar. 

Me consolaba dándome besitos en mi cara. 

No llores papi, se que lo que ha pasado no está bien entre un padre y una hija, pero no debes preocuparte será nuestro secreto. 

Pero es que Fabi encima eres una menor, y si alguien llegara a enterarse iría directo a la carcel lo entiendes!

Papi yo lo busque, por casualidad un día vi lo que leí en el historial de tu ordenador. 

Y empecé a fantasear contigo, aprendí ha hacerme pajas comentándolo con Carmen. 

No me digas que Carmen sabe que yo leo relatos eroticos?

Perdón Carmen es su mejor amiga, vecina de casa , además de ir al mismo colegio y misma clase. 

Tiene 9 años como Fabi y son inseparables. 

No le dije que lo vi en tu ordenador papi. 

Ahí mintió luego lo supe. 

Durante bastantes fines de semana, le enseñe a darme placer y yo dárselos a ella. 

Nos duchábamos juntos, dormía en mi cama, lo de dormir es un decir pues nos pasábamos las noches explorando nuestros cuerpos. 

Llegue a enviciarla al máximo, la convertí en una auténtica putita deseosa de sexo. 

Mis fantasías más guarras las realizábamos sin salir casi de casa todo el finde. 

Cuando hacía pipí le limpiaba su coñito con mi boca. 

Ella hacía lo mismo conmigo buscándome. 

Le metía los dedos en su ano cuando tenía ganas de hacer caca para ayudarla. 

Al principio nos daba cosa pero llego a ser muy placentero. 

Ya con 11 años me pedía e insistía que la follara. 

El día llego y se lo dije. 

Papi, saltaba de alegría, que ganas tengo, la verdad es muy placentero hacerlo por el culito pero por el coño tiene que ser increíble. 

Si Fabiana , lo disfrutaremos mucho. 

Yo ya me había acostumbrado a follarla por su ano, lo tenía apretadito y me encantaba, pero entendía que quisiera por su coñito. 

Por la noche la prepare bien, antes nos calentamos como siempre, la chupe como nunca, estaba excitadisima. 

Me unté la polla de vaselina y esparcí por su coñito. 

Ven hija estírate. 

Fui entrando despacito, ah ah papi ahhhhhhhhhhhh, sentía sus paredes, estuve un buen rato hasta que se acostumbrará. 

Ya papi no puedo más de ganas, metela ya hasta el fondo me decía. 

Noté resistencia, empuje rompiendo su himen, ahhhhhhhhhhh emitió un chillido sin quejarse, si si papi ya ya muévete ah ah ah . 

Empecé a coger ritmo, la sacaba y entraba , si si ah ah ah si si ahhhhhhhhhhhhh, joder que placer sentía, tenía ganas de correrme pero relentice el ritmo, quería que lo recordará , su primer polvo por la vagina. 

Ya ya papi ah ah ah ah ah más más dame más ah ah ah ah ah por dios papi que pasada ah ah me viene papi yaaaaaaaaaaaaaaaaaa si si ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, empezó a llorar de alegría, yo seguía manchando ahora con más fuerza , hija me viene también a mi. 

Si papi otro otro ahhhhhhh, aprobeche el momento y descargue dentro como un toro. 

Fue el primero y creo lo recordará siempre, me abrazo, nos besábamos con ternura. 

No recuerdo bien las veces que lo hicimos esa noche pero fueron muchas. 

Siempre quería más, se convirtió en una ninfomana , solo quería follar, a todas horas. 

La verdad es que seguir su ritmo a pesar del morbo me costaba. 

Tuve que recurrir a las pastillas para seguir su ritmo, pero os juro que tenía suficiente con el sexo en casa. 

Un día me comentó que desearía que viniera a casa a pasar un finde su amiga Carmen. 

Hija tu sabes que si viene ella se acabo el sexo verdad!

Papi ella también fantasea contigo!

Pero no me digas que sabe lo nuestro, sería muy peligroso hija. 

No papi, ella y yo leemos relatos juntas, y si sabe que yo también fantaseo contigo nada más estate tranquilo. 

Eso me causaba algo de preocupación , pero su insistencia me llevo a decirle que vale. 

Carmen se presentó preciosa, era una niña guapísima, muy agradable. 

Hola señor

Hola Carmen ( ya la conocía del colegio pero la vi radiante)

Mira dormirás con Fabiana te parece. 

Si Juan , gracias por invitarme. 

Cenamos, y la conversación fue muy inocente. 

Iba con su pijama, tonteaba con Fabi que ese día iba con un pijama más decente. 

Se fueron a la cama y yo me quede viendo la televisión. 

Las oía cuchichear, y cuando me pareció que se callaron fui a espiarlas. 

Se estaban comiendo una a lo otra. 

Joder no me imaginaba que Fabiana también le fueran las chicas. 

Mirando desde la mirilla me pajee como un loco, estaban en un 69 , se las veía viciosas, sin duda no era la primera vez que lo hacían. 

Descargue en la mismísima puerta, fui al baño a buscar papel para recogerlo y me fui a mi cuarto. 

Durante la noche, estando profundamente dormido , notó que alguien me chupa la polla. 

Era Fabi seguro pensé, estaba muy oscuro y no veía nada. 

Tarde demasiado poco y descargue tragandeselo todo. 

Todo en silencio, no hubieron palabras, me extraño pero preferí no abrir la boca por si acaso. 

A la mañana siguiente me invadía la duda, si hubiera sido mi hija me hubiera dicho algo pensé. 

Les prepare el desayuno y llegaron sonrientes. 

Buenos días, que tal dormisteis les dije. 

Muy bien Señor , de un lirón papi, estaba muy cansada. 

Ostras ese comentario me descoloro. 

Bueno niñas que os apetece hacer hoy!

Queréis ir a la piscina, a la playa decid…

Que te parece si nos quedamos aquí en la piscina!

Era junio , principios de verano y estrenaríamos la temporada en nuestra piscina. 

Me parece perfecto les dije. 

Pasamos la mañana tumbados al sol, en un momento que me quede a solas con Fabi. . 

Oye hija, ayer dices que te dormiste de un lirón!

No te despertaste no sé ni ha hacer pipí!

No papi, porque lo dices!

Por nada hija, me pareció oír un ruido sobre las 5 de la mañana , sería Carmen seguro. 

Tienes ganas papi!

Claro hija pero mejor esperar que se vaya Carmen, o para el próximo finde ok!

Ummmmm con las ganas que tengo, mira papi

Abriéndose el bañador

Ya veo hija que estas mojadita, yo tengo la polla que me estalla. 

Jejejejeje, después te hago una mamádita rápida. 

Estas niñas me estaban volviendo loco. 

Recibimos por sorpresa la visita de los padres de Carmen. 

Sonó el timbre y fui ha habría. 

Hola que tal están

Muy bien, gracias por invitar a Carmen, no queremos importunar pero tenemos que recogerla e irnos a visitar a la abuela al hospital, ha sufrido un accidente. 

Ostras pasad, están en la piscina. 

Menuda mujer, un auténtico cañón, al verla me sobresalté de su clase y hermosura. 

Estuvimos charlando un rato antes de irse, se ve que no era tan grave la enfermedad de la abuela pero se fueron antes de comer. 

Estando solos Fabiana y yo comimos rápido y aprovechamos muy bien el tiempo. 

Toda la tarde follando me quede rendido, pero no quise decirle nada de la visita que recibí durante la noche. 

Me tuve que ausentar un mes por motivos de trabajo, era pleno mes de julio y Fabiana estaba de vacaciones con su madre y ya su nueva pareja. 

La llamaba diariamente, y mencionaba lo mucho que me encontraba a faltar. 

Hija te vendrás conmigo en agosto, iremos de viaje, te guardo la sorpresa. 

Siiiiiiii papi que bien toda contenta. 

Había alquilado una casita cerca de la playa, mi plan era el poder estar solo con ella y poder envidiarla aún más. 

Llego el día señalado, fui a buscarla a la casa de veraneo de su madre. 

Al llegar, conocí al tipo que se follaba a mi ex, parecía buen tío, cruce algunas palabras y me fijé que era bastante joven. 

Con mi ex, cruzamos pocas palabras, sin duda la separación no nos sentó a ninguno de los dos nada bien. 

Fabiana salió a recibirme radiante, con su maleta preparada nos dispusimos a irnos. 

Se despidió, cogimos el coche y directos a la casita. 

Cumpliría Los doce años en días, y le tenía preparada una sorpresa. 

Llame a su amiga, invitándola a pasar dos días con nosotros, tenía de cómplice a su madre que desde el día que la vi quedé prendado de ella. 

Tengo que confesar que me causó una gran impresión cuando la vi, conseguí su teléfono y desde ese día con mil excusas un día quedamos en vernos. 

Comí con ella en un buen restaurante y en la conversación me confeso que se iba a divorciar de su marido, en casa no iban bien las cosas, le había pillado con otra mujer. 

Una cosa llevó a la otra y pasamos la tarde juntos en un hotel, follamos y nos gustamos mucho. 

Aprobeche para invitar a pasar unos días a su hija con nosotros y aceptó, pidiéndome que si no le parecía mal ella también vendría. 

Permitirme dejar el relato aquí y en una segunda parte os explicare como pasamos dos semanas con ellas mi hija y yo. 

Por RAFVA

No hay comentarios:

Publicar un comentario