martes, 7 de abril de 2020

Mi hermano conoce todo de mi


Hola, mi nombre es Ana Laura, tengo 19 años, vivo en una ciudad mexicana cerca de Ciudad de México.

Mido 1.65m, de piel blanca, cabello castaño, delgada, pechos copa 34D y unas nalgas bien formaditas.

Empezare por contarles que solo tengo un hermano 3 años mayor de muy buen ver ya que hace ejercicio, el cual siempre ha cuidado de mí y a estado ahí cuando lo he necesitado.

A mis 12 años mis papás prácticamente solo llegaban a casa a dormir por cuestiones laborales y por ende mi hermano y yo nos quedábamos solos en casa.

Un día mientras me bañaba sucedió lo que a toda niña le sucede a esa edad, yo muy espantada empecé a gritar, el entro al baño preguntó que me había sucedido, yo le pedí que entrara completamente ya que el baño está dividido por una cortina plástica, el, al ver la sangre pregunto que había sucedido le conteste, que de pronto me empezó a salir sangre de la entrepierna.



Me pidió que me tranquilizara diciendo que era normal, que no pasaba nada y que me limpiara con la mano y un poco de agua por encima de los labios vaginales.

Salió diciendo que regresaba pronto y que si quería mientras me tapara con la toalla, al poco rato el regreso con un paquete de toallas femeninas, me enseñó a usarlas y me dio la clase de sexualidad, me explico en qué consistía el periodo, además de decirme que ya no era una niña, que desde ese momento ya era una señorita, que serían más notorios los cambios en mi cuerpo y que si tenía alguna duda confiara en él y en mi mamá. cabe mencionar que mi hermano se la pasa leyendo toda clase de temas por ende sabía lo que me explicaba.

Tal y como mi hermano lo menciono en mi cuerpo se hicieron más notorios los cambios y con ello empezaron muchas dudas e inseguridades, por ejemplo un delgado y fino vello en pubis y axilas, se desarrollaron más rápido mis pechos, una de las cosas que me asusto un poco fue la aparición de un líquido viscoso en mi ropa interior, le pregunte a mi hermano, a lo cual él me dijo, no te preocupes es normal, ese líquido es para mantener limpio el interior de tu vagina, además de otras funciones.

¿Cuales? le pregunte, pues cuando estés excitada, te saldrá, eso querrá decir que tu cuerpo está preparándose para tener relaciones, eso es porque ese flujo sirve como lubricante para que no te lastimen al penetrarte, algo en lo que me hizo mucho énfasis es que no debía de abrirle las piernas a nadie, novios, amigos o cualquiera que me propusiera sexo casual, me dijo, desde tu primer periodo tu ya puedes quedar embarazada y eres muy hermosa, no dudo que alguno te proponga tener relaciones, no quiero que te usen, te embaracen y te boten.

Entre mi hermano y yo empezó a darse una confianza muy grande, a él le preguntaba mis dudas, como cuando quise depilarme el pubis o como cuando me dio curiosidad usar tangas esto recuerdo paso a mis 14 años, el me regalo 5 tangas para que yo probara si me agradaban o no.

De igual manera a mis 15 años sucedió por primera vez lo que mi hermano me había dicho, mi primer novio con 3 meses de relación, un día me propuso no entrar a la escuela e ir a su casa ya que no había nadie, esta propuesta siguió con mi segundo novio y hasta con dos amigos, uno de ellos que con palabras como, a ver cuando me las prestas, con tus pechos no me muero de hambre entre otras frases más explícitas, me dejaba claro sus intenciones obviamente le deje de hablar, el otro fue en una fiesta organizada entre puros amigos yo termine bastante mareada y me fui a acostar a una recamara y esta persona con escusa de ir al baño fue a donde yo e intento desvestirme afortunadamente llego mi hermano y lo descubrió dándole una golpiza, al igual que de esa mi hermano supo de las anteriores propuestas y me dijo que comprendía que me lo propusieran ya que yo era muy hermosa pero que estaba en mí no dejarme llevar y darme a respetar, aun que de igual manera le confesé que esas propuestas no me fueron del todo indiferentes incluso me gustaron, a lo que el añadió, es normal que te sientas alagada veras que en algunos años tu misma desearás que te la metan si no es que ya quieres, por qué crees que tantas chavas salen embarazadas de la escuela.

A mis 18 años mi hermano era el único hombre que me había visto desnuda he incluso había tocado mis pechos en alguna ocasión en la que había sentido un poco de molestia, recuerdo que ha esta edad era bastante común que yo anduviera excitada, mi hermano tenía razón tenía ganas de una buena sesión de sexo, en el momento no le conté a mi hermano ya que él ya trabajaba y estudiaba en modalidad online de la universidad autónoma del estado, en una ocasión llegue de la escuela pensé que no había nadie en casa como era normal ya que mi hermano llegaba una hora más tarde que yo, llegue con mucha prisa para entrar al baño y al abrir la puerta me encontré con mi hermano completamente desnudo, se estaba bañando, era la primera vez que tenía a un hombre desnudo frente a mí, en realidad no era el primer pene que veía, mis ex se habían encargado de enviarme fotos de los suyos diciendo que si no se me antojaba pero el de mi hermano claramente era más grande y gruesa, perdón, dije saliendo del baño y dirigiéndome hacia mi habitación, me descubrí acostada en mi cama con la falda escolar subida hasta la cintura y mi mano acariciando mis labios vaginales por debajo de mi calzoncito y el pene de mi hermano en mi mente, realmente la estaba deseando, como pude me controle pensando en que él podría entrar, así fue, hola hermosa como te fue en la escuela a lo que le conteste, bien gracias, me dijo, oye disculpa debí haber cerrado la cortina del baño, a lo que le conteste, no pasa nada no te preocupes.

Después de lo ocurrido le pedí a mi hermano me ayudara hacer algunos ejercicios lo cual aprovechaba para restregar mi cuerpo al de él.

En el primer semestre de la universidad de igual manera tuve un novio el cual me propuso "coger", realmente con el sí lo considere, ya que lo quería mucho, fuimos a su casa me había puesto una de las tangas que me había regalado mi hermano y un brasier de encaje, al llegar a su casa me pidió que lo esperara en la sala y fue a su habitación en ese momento me llego un mensajes de whatsapp que decía "tu novio solo se quiere acostar contigo y después cortara su relación" y adjunto unas capturas de pantalla de mensajes presuntamente de él confirmándolo, sin decir nada me marche hacia mi casa desde donde le mande un mensaje diciendo que no quería saber más de él, al día siguiente sucedió algo extraño, comúnmente mi hermano al salir hacia su trabajo pasa a mi habitación para despedirse y darme un beso en la frente cosa que no hizo ese día en la tarde al llegar me pidió lo acompañara a hacer unas compras que necesitaba para trabajos de la escuela, en el trayecto el desvío el camino al llegar a una zona un poco despoblada se detuvo y me quedo viendo y dijo, quien te dejó con las ganas, a lo que le conteste, porque, me dijo, en la mañana iba a despedirme de ti pero aun dormías y estabas gimiendo dormida, en realidad había soñado que el me hacía disfrutar con el pene grande y grueso que le había visto la ocasión pasada, le dije, ya no soy una niña y necesito lo que toda mujer y al verte desnudo y al ver tu pene ayudaste un poco, la tienes más grande que mis ex, no te preocupes no he tenido relaciones me educaste bien, pero, necesito un pene en mi vagina y sólo te tengo la confianza a ti para pedírtelo, a lo que el contesto exaltado, estas loquita eres mi hermana y no lo voy a hacer, le dije, no he tenido relaciones con nadie aun y cuando yo también he tenido ganas porque tú me lo pediste pero ya que no me quieres ayudar no faltara un amigo que me la quiera meter, molesto hecho andar el carro y avanzamos pero en un par de metros adelante se detuvo se acercó a mí, eres muy hermosa y estoy seguro que aras muy feliz a quien le permitas cogerte.

Me empezó a besar los labios con uno de sus brazos me abrasó por la cintura y su otra mano desabotonaba mi blusa y después mi pantalón, paso a besar mis pechos, morder mis pezones a succionarlos mientras que la mano que antes desabotonaba mi ropa ahora bajaba mi pantalón y acariciaba mis nalgas con ambas manos me bajo hasta las rodillas el pantalón al igual que mi calzoncito ya bastante húmedo me empezó a besar las piernas y continuo lamiendo mi clítoris para posteriormente succionar y lamer mi vagina me pidió me diera la vuelta, obedecí y me acomodo de manera que quedo mis nalgas, ano y vagina a su total disposición empezó por lamer desde mi vagina hasta parte de mis nalgas pasando por mi ano, el cual fue el siguiente en brindarme placer ya que me empezó a acariciar con su lengua al rededor del mismo me empezó a presionar con su lengua y al mismo tiempo a succionar eso me lleno de un inmenso placer, sentí como de mi vagina escurrían mis jugos y empezaban a escurrir por mis piernas, me volvió a dar la vuelta, me beso los labios y continuo con mi vagina lamiendo y succionando sentí mi primer orgasmo fue fantástico una mezcla de emociones, me pidió que le chupara su pene así lo hice "había visto cómo hacerlo en vídeos que a veces veía con amigas", sentí como su respiración se agito la metió en mi boca en donde eyaculó de la misma manera fue una mezcla de emociones, un poco de asco y excitación al saber que era el semen de mi hermano, el hombre que siempre había cuidado de mi ese día me hizo sentir un gran placer y aún tenía su semen en la boca, era tanta mi excitación que me los trague, nos acomodamos la ropa.

Después de lo sucedido con mi hermano él y yo no hablábamos mucho, un día por la noche nos notificó que se marcharía de la casa ya que quería independizarse, ya en su habitación le pregunte si eso era causa de lo que había sucedido entre nosotros, el me contesto que no que era por él, que quería independizarse ya que mis papás ya pasaban más tiempo en casa además de que yo ya no era una niña, ya no era su bebita, como también me llamaba, y no necesitaba ya de él, me puse a llorar pidiéndole perdón y diciéndole que si necesitaba de él.

Después de unas semanas se mudó, yo ya no platicaba con nadie, después de una semana él nos dijo a donde se había ido a vivir, para mi sorpresa se había mudado cerca de donde voy a la universidad, le mencione a mis padres que le pediría a mi hermano vivir con él ya que quería empezar a independizarme poco a poco y vivir con el sería una buena manera, además que la cercanía con la universidad me ayudaría en las mañanas ya que se hace un tráfico imposible, al principio ellos lo vieron mal, ahora que por fin pasaban más tiempo en casa sus hijos se marchaban, después dijeron que si mi hermano estaba de acuerdo ellos lo aceptarían.

El siguiente domingo fue a comer a casa de mis papás y le plantee mi idea, yo no tengo impedimento en que te vengas a vivir conmigo dijo mi hermano, tengo una habitación desocupada que planeaba usar de estudio fotográfico, pero puedes usarlo si gustas, a lo que muy alegre dije que sí. al paso de la semana llevamos mis cosas a la casa de mi hermano.

El resto de la semana no platicamos de nada, pero el viernes fue a mi habitación y me dijo, tenemos que platicar, a lo que conteste con un sí, nos sentamos en mi cama y básicamente me hablo de como llevaríamos los quehaceres de la casa y añadió que quería que nuestra relación de hermanos continuara como antes, a lo que le dije, nada me gustaría más, el me contesto con un beso en mi frente y diciendo que me quería y que siempre cuidaría de mí, se levantó y me dijo ahorita vengo, no tardo mucho, traía consigo una bolsa negra de plástico y me dijo, me habías dicho que si te gusto usar tangas pero que no habías comprado mas así que este es tu regalo de bienvenida a tu nueva casa, dejo caer de la bolsa varias tangas, mi reacción fue levantarme y sentarme en sus piernas abrazándolo, le pedí me dejara modelárselas, no sentí tapujos puesto que como ya había mencionado mi hermano durante 6 años había sido testigo de los cambios de mi cuerpo y el que me viera desnuda se me hacía tan natural como verme yo misma en el espejo, dijo que si así yo lo quería por él no había problema, sé que él no me veía con morbo el solo veía a su hermanita que vio crecer y que cuidaba desde pequeña, así lo hice le modele cada una de las tangas, él me decía cual me queda mejor o con que ropa me combinaba, bromeaba diciendo que no dejara que alguien me los bajara o que me decía que me combinaba con determinada ropa pero para mí y no para mostrárselo a alguien más.

Para septiembre antes de empezar las vacaciones mi hermano planeo una fiesta en valle de bravo dado que festejaríamos mi cumpleaños número 19, para esto un día antes como todas las semanas desde mis 12 platicamos sobre mis dudas sexuales y no sexuales, mis gustos, mis aficiones, y cosas así, solo que esta vez le conté que estaba excitada y que llevaba unos días así, deseando ser penetrada, obvio mi hermano sabe cuándo estoy en mis días y por ende cuando estoy ovulando ese era el asunto me dijo que me mantuviera distraída mientras pasaba mi semana de ovulación, nos levantamos temprano para empezar el camino hacia valle de bravo en donde la mayor parte del día paso tranquilo solo tomado el sol y nadando pero en la tarde mi receptividad era mayor ya que me encontraba mareado a causa del tequila que tomábamos y el baile ayudaba, pensé en salir un rato de la casa en donde nos encontramos ya que mis movimientos empezaban a ser insinuativos y no quería verme “zorrita”, caminando coincidí con Luis un amigo de la preparatoria con el cual ya no había tenido contacto, iba con unos amigos los cuales se notaban mareados al igual que él, él les pidió adelantaran el camino y posteriormente les alcanzaba, me empezó a dar platica preguntando que a que dedicaba mi tiempo?, con que compañeros aun contactaba? Algo que perturbo mi mente fue que me confesara que le gustaba desde los tiempos de preparatoria pero que no se había animado a decírmelo ya que tenia novio, en ese momento empezó con pequeños roses en una de mis rodillas, roses que poco a poco empezaron a subir por mis piernas, pregunto que si en el momento me encontraba en una relación, a lo cual le conteste que no, en ese momento el comenzó a besarme, beso que no correspondí pero tampoco impedí y lo que antes eran roses ahora eran caricias descaradas a mis piernas y nalgas, me decía que desde la primera vez que me vio soñaba con cogerme, en poco tiempo la mano que acariciaba mis nalgas ahora intentaba meterse en mi short que llevaba, pero en cuanto logro tocar mi vagina, una sensación electrizante recorrido mi cuerpo, me empecé a sentir mal, a sentir rechazo, me empecé a sentir exhibida, me levante bruscamente y empecé a correr hacia la casa en donde se encontraban mis amigos y mi hermano, Luis corrió detrás de mí gritando que lo disculpara, una cuadra después estaba mi hermano llegue directamente a sus brazos buscando refugio, voltee hacia atrás, Luis se daba la vuelta, ¿estás bien?, pregunto mi hermano, dije si con la cabeza, ¿en donde estabas?, te estaba buscando, volvió a preguntar, el llanto que emanaba de mis ojos fue la única respuesta, le Conte lo sucedido, mi hermano no dijo nada, ni un regaño, ni su típico consejo que me da cuando tengo un error o le platico algo.

Volvimos a la casa en donde tratamos de disfrutar de lo que quedaba de la fiesta, la cual al terminar le pedí a mi hermano que se quedara conmigo ya que me encontraba aun bastante mareada y temía sucediera lo que en otra fiesta, (un amigo intento desnudarme).

Días después recibí un mensaje de Jesús uno de mis mejores amigos de la preparatoria felicitándome por mi cumpleaños pasado, entre platica trivial me dijo, haber que día me invitas por lo menos un café ya que no me convidaste pastel, el día que gustes conteste, realmente no quedamos nada formal ni siquiera dijo un sí, al día siguiente volvía de correr al parque cercano a la universidad, él estaba esperándome, lo hice pasar a la casa por cortesía ya que me sentía excitada además de lo sudada por el ejercicio, ¿y vives sola? Pregunto, no, vivo con mi hermano conteste, ¿y, a qué hora llega?, no lo sé últimamente no tiene hora de llegada respondí, después de un poco de platica me empezó a decir cosas que según él todos los de mi salón decían de mí denotando elogios hacia mi cuerpo al mismo tiempo decía que a él también le parecía que tenía lindos pechos, acercándose a mí rozo un poco mis pechos por encima del top deportivo tienes muy lindos labios y acariciándome las piernas dijo, se nota que lo tienes mojadito, dirigí mi mirada a mi entrepierna el sudo me había traicionado mis leguings tenían una mancha de sudor, cruce las piernas para evitar que se viera pero el metió su mano entre mis piernas acariciando sobre la mancha, me encantas Laurita y me comenzó a besar, yo ya me encontraba bastante receptiva otra ves y aun que al principio no correspondí mi boca se empezó a mover acorde a los movimientos de la suya, metió su mano en mi top amasando mis pechos, y aun que me sentí incomoda seguí pues mi excitación era mucha, en determinado momento me saco el top dejando mis pechos desnudos, mi incomodidad fue mayor por lo cual le dije que parara, me sentía toda una puta exhibiéndome, no se explicarlo quería que siguiera pero me sentía mal conmigo misma, sé que también quieres, tu humedad me lo dice, eres una putita, dijo empujándome al sillón en donde nos encontrábamos, sus manos fueron directo a mis leguings jalando de ellos cediendo y dejando mis piernas al descubierto y bajando un poco la tanga que llevaba dejando ver parte de la línea de vello púbico, deje los leguings y me acomode la tanga para evitar que se me viera de más, el aprovecho para quitarme los tenis, se te ve bien rica dijo en el momento en el que acariciaba mis labios vaginales por encima de la tanga, eso hizo que se me escapara un gemido, en ese momento se escuchó que habrían la puerta, era mi hermano que había llegado a casa, pero que mierda estas haciendo, dijo mi hermano con voz furiosa al momento que le daba una patada al estómago a Jesús, lárgate de mi casa y no vuelvas a buscar a mi hermana hijo de puta advirtió mi hermano dándole un rodillazo en la cara después una patada a la parte trasera de una de sus piernas a lo que el grito de dolor.

En cuanto Jesús salió de la casa, mi hermano se me quedo viendo, era una mirada de decepción, de ira, no le pude sostener la mirada estaba avergonzada y en mi mirada aún estaba esa excitación, fue la única vez que sentí vergüenza de que mi hermano me viera semi desnuda, veo que tengo una hermana putita, dijo muy enojado, siempre te cuide y te eduque para que fueras una mujer respetable y te encuentro abriéndole las piernas a un cualquiera, siempre he estado consiente de que algún día arias tu vida con alguien, que tendrías hijos pero te encuentro como puta, ¿Cuántos te han cogido he?, no respondí.

Él se retiró a su habitación y yo a la mía llegando a mi habitación me tire a la cama quedando medio cuerpo encima de la misma a forma de que mi vagina quedo en pompa no le di ninguna importancia dado que no tenía otra cosa en mente más que la decepción de mi hermano y lo mal que me sentía. En un momento dado sentí como una mano hacia a un lado la tela de mi tanga y acariciaba mis labios vaginales, sigues excitada me pregunto, me habías dicho que te habías sentido excitada, le conteste con un sí, el seguía acariciándome los labios vaginales, le pedí perdón por lo antes sucedido y le Conte como pasaron las cosas, le dije que aun segua siendo virgen y que deseaba que el fuera el primero, en ese momento jalo mi tanga dejando totalmente al descubierto mis labios vaginales, si lo hago prometes no abrirle las piernas a nadie mientras seas soltera, es decir mientras no estés casada yo seré el único en hacértelo, conteste con un si apuroso con la cabeza, me dio la vuelta ya estaba desnudo al ver su cuerpo bien trabajado mi excitación incremento, mi hermanita la cachonda quiere verga, dijo en un tono que me excito aún más, si amor tu hermanita quiere que se la metas le conteste, me empezó a comer la boca con un beso que nunca olvidare y que me hizo sentir que nunca había besado antes, me levanto de la cama y me hiso sentar en sus piernas de modo que su verga parada quedo frente a mí, comenzó a besarme los pechos, a succionarlos y sus manos ya acariciaban mis nalgas y a la ves a acariciar mi ano, te voy a coger de modo que me recuerdes cada vez que alguien te quiera coger, de modo que el día que te caces pienses en mi en la noche de bodas, me dijo intermitentemente besándome, si amor cógeme que el día que me embaracen pensare en ti y en lo rico que me vas a coger le conteste excitada, me lanzo hacia la cama y me empezó a besar desde la boca, después el cuello, los pechos, el abdomen, las piernas y por ultimo la vagina, pero que ricos son tus jugos declaro mi hermano, me dio vuelta y me empezó a dar nalgadas, esto es por puta, poco a poco esas nalgadas se convirtieron en caricias que dejaban de ser para mis nalgas y pasaban recorriendo desde mi pubis hasta mi ano, se agacho a contemplar mi ano, jalo de mis piernas y empezó a besarlo después sentí como empujaba su lengua queriendo introducirlo, que dices hermosa, también quieres que te ropa el culo pregunto mi hermano, me sentía muy excitada para decirle que no, aunque la pregunta me dio un poco de temor, si tu lo quieres solo será para ti hermanito, solo será para el hombre que me a cuidado, solo tu te mereces mis agujeros, le conteste (y aun pienso eso).

Me volvió a dar vuelta dejándome frente a su verga, me pidió que se la chupara, yo obedecí, que rica la tienes hermanito le dije, que bien que te parezca rica cuando tus novios te besen lo pensaras, cuando beses a tus hijos pensaras en lo rico que le mamas la verga a tu hermano me dijo con voz autoritaria, si lo pensare, le conteste con voz excitada, después de un rato me volvió a voltear dejándome con las piernas habitas frente a él, mi excitación no podía estar más elevada, métemela amor, métemela, le pedía, le rogaba, ahogadamente por gemidos que quizá se oían afuera de la casa, mi hermano enojado dijo, no grites putita, que mi hermanita es una princesa y las princesas gimen delicadamente, (él me decía princesa de pequeña) disculpa dije y ahogando mis gemidos lo empecé a hacer de una manera que según yo era delicada, ruégame que te la meta y cuando tu esposo te quiera coger recordaras que tu hermano fue el primero en cogerte me dijo, métemela por favor, Desvírgame, desflórame, hazme tu mujer le suplique, me tomo de la cintura abrazándome se posiciono detrás de mi en forma de cucharita, me pidió que no me moviera, paso un brazo por mi cuello quedando mi cabeza sobre él, acomodo su verga en mi vagina y con su otra mano abrazo mi cintura, (me sentí protegida, sentí confianza y sentí ese deseo indescriptible pero que es el más fuerte), te amo hermana me dijo al oído mientras su verga me penetraba, sentí como mi cavidad se estiraba recibiendo gustosa el miembro de mi hermano, sentí como iba entrando, estas tan mojadita que no fue tan difícil, felicidades hermosa te mojas muy rico me dijo y me regalo un beso, gracias le conteste orgullosa y con una sonrisa pícara, empezó el vaivén de su cuerpo haciendo que su verga entrara y saliera de mi interior regalándome placer, la verga de mi hermano al parecer tocaba mi punto G ya que desde los pocos momentos mi cuerpo empezó a experimentar sensaciones orgásmicas las cuales me hacían sentir que flotaba, ¡Que rica verguiza me está dando mi hermanito, ¡aaaa!, siiii,  huumm!, sentí que una corriente eléctrica me recorría surgiendo desde un punto en el interior de mi vagina esa sensación me volvería loca de placer segundos después de que el me estimulara el clítoris fue como si el mundo se apagara y mis sentidos solo se enfocaran a recibir placer, ¡Que rico me está desvirgando mi hermanito, aaa, siiii!, sentía como esa rica verga me llenaba.

Mi hermano saco su pene rápidamente dándome vuelta jalo de mis piernas dejándolas a abiertas y mi espalda al filo de la cama mi volvió a empalar con su verga solo que esta ves me levanto quedando abrazada de él y el cargándome tomándome de las piernas, me llevo haciéndome sentar sobre un mueble me empezó a dar embestidas debido a los múltiples orgasmos me sentí desfallecida y apoye la cabeza a su hombro el soltó una de mis piensa y levanto mi cara haciendo que lo besara, sentí como su respiración se acelero al tiempo que sentí mi cuerpo tensarse rodee la cintura de mi hermano con las piernas por instinto y una sensación electrizante mas fuerte aun recorría mi cuerpo desde mi vagina y clítoris pasando por mi columna hasta mi cabeza por un segundo todo era placer hasta que me sentí bastante húmeda tanto por dentro de mi vagina como por encima de mi pubis, sentí como la leche caliente de mi hermano chocaba en mi vagina y al mismo tiempo me daba cuenta de como mi hermano, mi hombre, mi protector me había hecho tener una pequeña eyaculación, había hecho que mi vagina explotara en jugos, me volvió a cargar hacia a cama dejándose caer cayendo yo encima de él, le sonreí, que rico me desvirgaste gracias, baje a su verga y se la empecé a limpiar con mi lengua, en poco tiempo ese gran palo volvió a estar tieso y mi vagina pedía verga, sin decir nada me monte a mi hermano insertándome en esa verga que pedía una vagina que penetrar, me agache de modo que abrace a mi hermano dejando mi cabeza en su pecho, cuida de mi vagina así como me cuidaste de pequeña, ¿sí?, le dije en tono petitorio, eres mi hermanita y si eso te hace feliz, está bien hermosa cachonda contesto dándome una nalgada, estuve un buen rato así bajando y subiendo las caderas para clavarme la verga de mi hermano, de mi semental mientras el se comía mis pechos hasta que volvimos a terminar dejando caer mi cabeza a su pecho, sabes hermosa, estoy disfrutando tanto hacértelo, me dijo, eres realmente hermosa, tienes unas tetas formidables se ven esquicitos tus pezones rosaditos en medio de esa piel blanca y delicada y tu sexo es el mayor tesoro que un hombre puede poseer y hacer suyo, esos pelitos son esa corona que adorna a todo manjar en fin eres el deseo hecho mujer que contrasta con tu carita de niña inocente, gracias le conteste, me encanta que te guste mi cuerpo.

En verdad quieres meterlo en mi culo, pregunte, a lo que el contesto, aun no sé, quiero que sigas siendo virgen aun que sea del culo, porque, tu quieres que te lo rompa, pregunto, no lo sé, tengo miedo que me duela respondí, a lo que él me contesto, hay maneras para que no te duela, si te lo meto lo aria con cuidado, si lo sé, le conteste sonriéndole, por eso y por mil razones más dije que mi culo solo seria para ti, si así tú lo quieres, gracias hermosa.

Vale, abre esas ricas piernas ¿o que, dejaras a tu hermano mayor con las ganas? Además, dudo que tu vagina ya este satisfecha, se me dibujo una sonrisa en la cara, no claro que no dejare a mi hermano con las ganas y si, mi vagina aun quiere verga, ¡a! y hace rato dijiste que yo era una puta, ¿recuerdas?, si lo soy, pero solo soy la puta de mi hermano mayor, me jalo hacia la oriya de la cama en donde me volvió a embestir, apoyo sus manos en la cama sin dejar de penetrarme, te gusta que te rellene verdad, pregunto, si me gusta que me llenes de tu lechita, le conteste, al escuchar esto mi hermano incremento el ritmos, lance un gemido diciendo, ¡que rico me vergueas, haaa!, ¡Que rica verguiza me están dando huummm!, ¡Que rico Jose, ya me tienes bien llenita haaa!, después de un largo rato en la misma posición volvimos a terminar, esta vez nos quedamos acostados hasta noche que nos fuimos a bañar…

Al día de hoy 3 de abril, 7 meses después de que mi hermano me diera mi primera experiencia sexual, él es el único en hacérmelo, al principio era cada mes en mi semana de ovulación o cada que mi calentura me hace tener ganas, pero ahora con la cuarentena le pido a diario.

Por Ana Laura

4 comentarios:

  1. Dato curioso, vivo en Valle de Bravo jajaja

    ResponderEliminar
  2. Que ricas esas historias, me hizo recordar como igual fui guiando a mi hermana en esos momentos de su pubertad, lastima que no llegue a mas con ella.

    ResponderEliminar