Aquí puedes buscar dentro de imagenobscura, si no encuentras lo que necesitas pídelo en el chat

jueves, 25 de mayo de 2023

Incesto en familia y algo más… Parte 2


Bety_ ¡¡¡¡Por Dios Que Es Hermoso, por favor déjame que lo acaricie, ¡Déjame, déjame por favor! Suplicaba. Comencé a elevar mi pelvis para que se asomara un poco más fuera del agua (estando los dos en la orilla del rio donde la profundidad no es más de 50 cm. las ramas de un Árbol muy frondoso nos daban la cobertura necesaria en forma de paragua para no ser vistos por la gente ya que sus ramas llegaban hasta el agua) en ese momento, mi hermana comienza a bajar mi short hasta las rodillas para dejar al descubierto toda mi verga y los huevos. (13×5 erecto) 


Miraba mi verga como no creyendo que era verdad. Con sus finos y suaves dedos comenzó a recorrerla desde la punta hasta la base varias veces, para luego tirar suavemente del prepucio hacia abajo para dejar al descubierto la cabeza de la verga, algo así como una ciruela chica de un suave color rosado oscuro.

Esos movimientos de sus dedos hacían que en mi cuerpo sintiera leves descargas eléctricas y suaves calambres en mi estómago. Salimos del agua para acomodarnos entre los pastizales que nos sirvieron de reparo a la vista de la gente y cama para nosotros. Dada mi corta edad y mi nula experiencia sexual más allá de ver algunos video pornográfico, solo me limite a besar y lamer sus tetitas, ella comenzó a pasar su caliente lengua y darle pequeños besos a la cabeza de la pija, cuando me disponía en tocarle el gatito que estaba a pocos centímetros de mi mano, sentimos la voz de Madre llamando a comer, la desilusión y fastidio para ambos fue total, me quede con todas las ganas de un buena paja y eyacular mi leche que inflamaban mis huevos y Bety de saborear mi pija; salimos del escondite yo tratando de acomodar mi pene erecto, Bety (14) secando mi baba de sus teta y alineando su malla. 

Después de comer, hablábamos tontera, nuestras miradas eran lascivas, cargadas de deseos sexuales, reíamos de cosas sin sentidos, nuestras manos se tocaron muchas veces, eso agregaba más lujuria a nuestros pensamientos lujuriosos seguramente de retomar lo experimentado en el rio, mis ganas de que mi hermana me chupara toda la pija hasta hacerme acabar, hacían que el bulto bajo el short comenzara a crecer y Bety lo noto y sus ojos me lo hizo saber, sus cachetes se ponían de un color rojizo que nuestra madre lo noto y dijo… Mamá_ ¡¡¡ Que les pasa a ustedes dos hoy, que están como tontitos, ¿¿¿Mmmm… (murmuro como sospechando) ojo con lo que hacen (agrego), pero la voz de papá diciendo, Nos Vamos a casa, frustro todos los planes pensados, fue peor que la interrupción de la paja con Bety.

Ya en casa, papá tomo su caja de herramientas y salió insultando, mamá comenzó a acomodar la casa y a murmurar cosas sin sentidos contra papá, yo me fui a mi dormitorio cerré la puerta dispuesto a saciar mi hambre de sexo con una paja… Se abre la puerta, entra mi hermana, la mire asombrado, nunca entra sin llamar, solo envuelta en un toallon de baño que deja caer suavemente y dice… ¡¡¡ Creo que quedaron cositas por terminar… cerró la puerta con llave,  me tomo de mano, me llevo a la cama y despacio me desnudo, se arrodilla a mi lado, mirándome con ojitos tiernos casi inocentes y comienza a acariciar mi pija que reacciona al estímulo comenzando a crecer, juega bajando y subiendo el prepucio lentamente descubriendo la cabezota del pene, pasándole lentamente su babosa lengua caliente, haciendo que todo mi cuerpo se estremezca, envuelve el glande con sus carnosos labio succionando para que este entre en su boca, gira el cuerpo y pasa una pierna sobre mi cabezo, colocando su chochito en mi boca, mientras ella continua ese juego de intentar que entre mi grueso y largo pene en su boca.                                                                                                                                            
Primero sentí un olor suave de flores y al pasar mi lengua invadió mi boca un gusto dulzón y agrio a la vez, como a dulce de arándanos y naranjas, seguimos lamiéndonos y chupándonos sin vergüenza, hambrientos de sexo, ella me guía hasta  su “Clítoris” muy sensible al tacto de la lengua, me dice que lo chupe  como si fuera el pezón de sus tetas y así lo comencé a hacer… 

Ella se dedicó a saborear mi pija, recorriéndola de punta a punta con la lengua y sus labios envolvían el glande, en algunos momentos le daba el frenillo del prepucio pequeños mordiscón para  después deslizar la pija suavemente hacia el interior de su boca, lo succionaba despacio, intentando que entre hasta el fondo de su garganta, para después sacarlos y sentir un ¡¡¡Plop de ventosa al salir para comenzar otra vez el recorrido y terminar con la cabeza de la pija nuevamente en su boca, esto hacía que mi cuerpo se arqueara como si pasara electricidad a mis músculos, ella se agita, se ahoga, intenta nuevamente, la quiere devorar, me mira y susurra…¡¡¡ Es Muy Grande Nando, muy grande.                                                                                                                                      
Me sentía que estaba viviendo un sueño, que todo era irreal, ella la inspiración de tantas pajas, estaba desnuda a mí lado, me estaba chupando la pija. El perfume de su gatito llenaba mis pulmones, me faltaba el aire, me agitaba, por momentos pensé que moría… Bebía del cántaro sus jugos más íntimos, borracho de tanta excitación, comencé a derramar mis jugos, que llegaban desde mis huevos en la boca de Bety, ella casi ahogándose recibió potentes chorros de mi semen, que entraron directo a su garganta.  ¡¡¡Aarrggg, Aarrggg, como haciendo gárgaras, tragando todo, sentí un suspiro profundo y un ¡¡¡ Haaaaaaaaa, que ricaaaa lechitaaaa…  

Y en ese momento ella comenzó con espasmos, temblaba, la transpiración brotaban de sus poros, acelere el movimiento de mi lengua, ayudado con mis labios que lamian y succionaban ese pequeño pene caliente hasta que exploto, con movimientos espasmódicos, y unos grititos que ahogaba con la palma de su mano llevándola a la boca  ¡¡¡ Aaaayyyy, por diossssssss, ssssssshhh, y se fue derrumbando lentamente a mi lado, su mano se agarró de la mía, tratábamos de no separarnos, de fundirnos en el abrazo final del “Sublime Orgasmo”  Así tendidos abrazados, oliendo a sudor, inocencia, sexo y pación nos quedamos un momento inmóviles, y le dije.                                                             

¡¡¡Bety ¿¿Cuándo vamos a coger… Ella besando mi labio, mirándome a los ojos dijo, ¡¡¡ esto no termino todavía y en silencio nos adormitamos un rato. Pasaron los días, entre nosotros seguían los coqueteos, tocaba su cola o sus tetitas, ella me apoyaba desde atrás o me ponía sus tetas en la cara levantándose le remera o me apretaba la pija, en presencia de mama, sin que se de cuenta, siempre encontrábamos un momento para hacernos sexo oral, manteniéndonos calientes, pero todavía no cogíamos y me desesperaba por entrar con mi pene, en ese paraíso escondido entre las piernas de mi hermana.     

Un día, a la hora de la siesta, mamá y papá en su dormitorio, yo estaba en el cuarto de Bety (este está pegado al de nuestros padres, el mío está del otro lado de la casa) viendo una película en la tv. En un momento ella salta de la cama y me dice. ¿Escuchaste, escuchaste? ¡Mamá se está quejando! Salimos descalzos sin hacer ruido al pasillo y nos paramos frente a la puerta de la habitación de ellos, adentro de escuchaban susurros muy suaves, suspiros de mamá diciendo… ¡¡¡ Fuerte, más fuerte mi amor… ¡¡¡ Haaaaaaa que bien me coges no pares, no pares… ¡¡¡ Como me llenas toda la concha con tu verga… ¡¡¡ Asi, asi, asi, sigue, haaaaaaa asiiii…                                                    

Con Bety no podíamos creer lo que escuchamos, son Mamá y Papá ¡¡¡Están cogiendo!… Bety con su mano me hace seña para que la sigua, a un pequeño baño que quedo en desuso cuando modificaron la casa, desde un ventiluz que da a su cuarto podíamos ver todo el espectáculo.  Mamá (32), Papá (34) desnudos, ella acostada boca arriba con sus piernas en los hombros de papá, él la tiene agarrada de las caderas, manteniendo un ritmo lento con envestidas profundas con su enorme pija, se la sacaba hasta que solo quedaba la cabeza entre los labios vaginales, para empujar hasta el fondo, los huevos goleaban las nalgas de mamá, una y otra vez sin detenerse, otra vez y otra vez.  

Podíamos ver con claridad lo larga y gorda que es, se notan las gruesas venas hinchadas que envuelven la pija haciéndola más grande, más impresionante, Bety con los ojos desorbitados, yo con la pija dura, escuchando los gemidos de mamá, me acerque a mi hermana desde atrás le baje el short junto con los calzones, comencé a meter mi pija entre sus nalgas, el líquido  preseminal servía para lubricar el surco entre el ano y la vagina, Bety con suaves movimientos, acompañaba los míos de adelante hacia atrás para luego mete una mano entre sus piernas, apretando mi pija contra su chochito para sentir  toda la dureza, el calor, metí mis manos por debajo de su blusa y me aferre a sus tetitas pellizcando cada tanto sus pezones erguidos, eso hacía que ella soltara chillidos y suspiros interminables que ahogaba tapando su boca con su antebrazo para que no se escucharan, 

Ellos seguían con el meta y ponga hasta que mamá dijo… ¡¡¡Metémela por la cola, la quiero toda adentro y giro para ponerse de perrito (4), papá bajo la cabeza, acomodo su cara y empezó a meter su lengua en el culo de mamá, metía un dedo, después dos, ella se retorcía como una contorsionista, de un lado hacia otro, de adelante hacia atrás, su respiración cada vez más agitada, con un hilo de vos decía… ¡¡¡ Haaaaaa…métemela hasta los huevos vida, así, así ¡¡¡aaassiiiiii… ¡¡¡Masss, así Masss, así Masss… Papá se endereza hizo caer abundante saliva desde su boca entre los glúteos de ella y la cabeza de su verga que apoyo en el ano de mamá, ella empezó a moverse para hacer más fácil la penetración, no dejaba de repetir…                                                                                                          

¡¡¡ Así, Así, Haaaaasssiiii papi Así;  hasta que de un solo golpe, seco y fuerte se la metió a toda, ella más frenética que antes lloraba, sufría, gozaba, aullaba, apretando los dientes… ¡¡¡Haaayyy por dios…¡¡¡Así, sigue así, sigue así, adentro, la quiero toda adentro papi… Yo seguía refregando mi pija por el ano y la vagina de Bety ella acompañaba el movimiento y apretando cada vez más fuerte mi pija contra sus labios vaginales, que chorreaban sus jugos internos empapaban mi pija haciendo que el recorrido ano vagina sea más lubricado, las piernas de mi hermana temblaban al igual que las mías, ya no podíamos aguantar más nuestro orgasmo. Mamá y papá en un frenético meta y ponga, afuera y adentro empezaron a acelerar el ritmo hasta que los dos aullaban arqueando sus espaldas el empujando para llegar a lo más profundo de mamá, para luego caer rendidos sobre la espalda de mamá, nosotros también acabamos junto con ellos, mi leche se mezclaba con los jugos de Bety, que empezaron a escurrirse lentamente por sus piernas. 

Mi papá se levantó lentamente, le ofreció la pija casi parada a mamá que empezó a chupar y lamerla  hasta dejarla limpia, luego la seco con una toalla se cambió y salió de la habitación, Bety totalmente agotada se acomodó la ropa se fue a su cuarto… Yo miraba a mamá, estaba con los ojos cerrados, su cola hermosa, sus tetas redondas duras de pezones rosados oscuros, sus piernas largas, su vientre plano terminando en la V de su vagina de labios carnosos, bella por donde la mire, todavía agitada, totalmente agotada de tanto coger, recuperando la respiración, abre los ojos, mira la ventanita, me guiña un ojo y esbozando una sonrisa me tira dulcemente un beso.

Continuara…

Por RUBEN47FERNANDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario