¿DESEAS BAJAR LAS PELÍCULAS DEL BLOG?

La pagina donde se alojan las películas compartidas en este blog nos informa que a partir de ahora cambiara de nombre, por ello todos los enlaces deben ser actualizados, eso es imposible para mi ya que son demasiadas entradas por ello si deseas bajar una película deberás cambiar la palabra: fboom.me por la palabra tezfiles.com a partir de las entradas anteriores al 15 junio 2021

viernes, 24 de julio de 2020

Un tío hermoso


Capitulo 1

Hola. Me llamo Pamela (no es el real) tengo 14 años y quisiera platicarles algo que me viene sucediendo desde que tenia 12. Primero, déjenme decirles que soy de la republica mexicana, de un estado al norte del país, famoso por sus locaciones propias para trabajos cinematográficos, mido 1.60, mis medidas son las propias de una muchacha de 17 o 18 años, muchos me consideran bonita, mi piel es blanca y tengo el cabello negro y rizado.

Todo empezó desde que tenia 9 años. Tengo un tío que trabaja para el gobierno y tiene que vivir en diferentes estados y claro, siempre lo acompaña su familia. José (así se llama mi tío), desde que recuerdo, siempre tenia una especial atención y cariño hacia mi, siempre lo he querido por ser tan bonito conmigo, no puedo decir que es un galán, pero tiene lo que llamamos "ángel". En la familia todos lo aprecian.

El inicio de esta historia, fue cuando mi tío estando comisionado en la capital del país, tenia mas de un año sin visitar a nuestra familia y por ese motivo le comento a mi papá que si no me dejaba que los visitara para que pudiera convivir con mis primos. Mi padre dijo que lo iba a pensar. No me dijo nada hasta el día siguiente y me pregunto si a mi me gustaría ir de vacaciones con mis tíos.


Claro que acepte y haciendo todos los arreglos, en tres días ya me encontraba con la familia de mi tío. Estaba compuesta de su esposa (mi tía) y 3 primos, 2 varones y una mujer. Ellos tenían el mayor 13 años, el de en medio 10 y mi prima 9 como yo. Me recibieron muy gustosos y me acomodaron una cama para dormir en la recamara de mi prima, mis primos en otra habitación y mis tíos en la suya.

Mi tío salía muy temprano y regresaba después de las 5 de la tarde, cuando llegaba me hacia muchos cariños y todos salíamos a pasear. Los domingos nos levantábamos tarde y salíamos a desayunar, yo veía como mi prima Ester era muy cariñosa con mi tío y él con ella.

Una noche que estaba inquieta y no podía dormir, escuche como se abría la puerta de la recamara, yo me hice la dormida y con los ojos entreabiertos, pude ver que mi tío entraba cuidadosamente y cerraba la puerta. Tratando de no hacer ruido. Me puse nerviosa, porque sabia que el no debía de estar ahí, pero me contuve, mirándome se acerco mi cama, se inclino sobre mi cara, pensé que me tocaría, pero solo se cercioro que yo estuviera durmiendo. Yo trataba de respirar lo mas natural posible, pero sentía que era imposible, ya que mi corazón latía apresuradamente. Me tomo del hombro y me movió suavemente, al ver que no respondía, se levanto y se dirigió a la cama de mi prima Ester. Le tapo la boca con la mano y ella despertó sobresaltada, el colocando un dedo en su boca le susurro: -no te asustes soy yo- por la ventana entraba la luz de la luna, así que sin casi moverme, dirigí la mirada hacia la cama de Ester. Ella se sentó y abrazando a mi tío, le pregunto: -¿por qué tardaste tanto? - el le contesto: -tenia que esperar a que todos estuvieran dormidos. ¿me esperabas?- -¡claro¡ pero como no llegabas me quede dormida-

Mi tío abrazándola le susurro: -tenemos que darnos prisa, no vaya ser que tu prima despierte.- Ester le comento que cuando me dormía, no había quien me despertara. Yo estaba con la boca seca, porque no sabia cual era el motivo de la presencia de mi tío y porque tanto secreto. Mi tío le pregunto: ¿quieres que te coma? Al mismo tiempo que levantaba las sabanas y dirigía su mano a la entrepierna de Ester. Ella movió la cabeza afirmativamente y separando sus piernas dejo que él la tocara.

La mano de mi tío se poso en el pubis de ella y pasando sus dedos a lo largo de su rajita, comenzó a acariciarla al tiempo que la besaba ardientemente. Ester es morenita apiñonada y a esa edad, solo teníamos unos bultitos en el pecho, y aun no nos salía vello en el pubis (lo se porque nos bañábamos juntas) luego ella que quito la pantaletita y acostándose en la orilla de la cama, separo las piernas, mi tío se arrodillo y bajo su cabeza, empezando a deslizar su lengua sobre la vaginita de Ester, desde mi cama, podía ver como ella disfrutaba de la caricia que le hacia mi tío, así estuvo en buen rato, hasta que ella comenzó a respirar muy rápido y tratando de no hacer ruido se mordía los labios, mi tío seguía comiendo la panochita de mi prima y ella lo sujetaba del cabello, restregándolo más y más a su conchita. Ella aflojo su cuerpo y quedo tendida sobre la cama.

Cuando su agitación se calmo, abrazo y beso a mi tío con mucha pasión. Tomando su pantaletita, se la coloco y sentándose en la cama, tomo a mi tío de la cintura y abriendo su bata, se veía al frente de su truza, un bulto grande, ella bajo su calzón y broto como resorte el pene de mi tío, nunca había visto uno (bueno, no el de un hombre hecho y derecho) solo había visto a mis hermanos, son mas chicos que yo y a veces le ayudaba a mi mama a cambiarlos) era grueso y debajo colgaban dos bolas grandotas, llenas de pelos. En el tronco sobresaltaba unas venas que lo hacia verse muy grueso.

Ester beso la punta y como parecía que ya tenia experiencia en estos asunto, de inmediato, alojo la cabeza del miembro de mi tío en su boca, lo empezó a succionar y con su manita derecha lo sostenía para que se deslizara mejor en su boca. Mi tío le acariciaba el cabello y le susurraba: -así, mi niña, mámame como tu sabes- ella lo sacaba y lo pasaba sobre su cara, deslizaba su lengua a lo largo del tronco y yo desde mi sitio, veía fascinada como brillaba con la saliva de mi prima. Después de unos diez minutos, el comenzó a gemir un poco mas fuerte y le pregunto: -¿dónde quieres la leche de papi?- ella se saco el pene de mi tío de la boca sosteniéndolo con las manitas y viéndolo a los ojos, le contesto:- en mi boca, para que no manches las sabanas- mi tío tomo su pene con una mano y empezó y frotarlo de atrás hacia delante y colocando la cabeza de su miembro en la boca de mi prima de dijo: -yaaaaaaa, mi niña, aquí esta la lechita de papaaaaaaaá- ella hacia mucho esfuerzo por mantenerse con la punta de la verga de mi tío porque era muy gruesa y de pronto vi como sus mejillas se inflaban. (ahora se que mi tío se estaba "viniendo" en la boca de mi prima)

Ella hacia unos ruidos muy peculiares y toda la leche que mi tío había depositado en su boquita, ella se la trago sin ninguna dificultad. El la abrazo y besándola se despidió y así como entro, salió.....Con mucho cuidado, tratando de no hacer ruido. Ester se limpio el poco semen que le quedo en la comisura de los labios con la sabana y acostándose, se dispuso a dormir. Yo no podía creerlo, ¡mi tío tenia relaciones con mi prima y ella parecía disfrutarlo¡ lo que no entendía es como ella con la misma edad que yo, ya sabia del sexo y yo aun no.

Después de darme cuenta de la situación que vivía mi tío con mi prima, trataba de averiguar si ellos llegaban a más o sus relaciones se limitaban al sexo oral. He de aclarar que a pesar de lo visto por mi, las relaciones entre mi tío y yo seguían siendo iguales, pero ahora cada vez que lo veía, recordaba la forma de su pene y las caricias que le había hecho a mi prima Ester, poniéndome nerviosa, teniendo la sensación de tener mariposas en el estomago.

Casi al final de las vacaciones, en el periodo de inscripciones escolares, mi tía y mis primos se fueron muy temprano, (porque en la capital del país había que hacer fila para poder inscribir a los niños en el próximo periodo escolar), dejando a mi prima y a mi durmiendo. Como a las 8 de la mañana, desperté porque tenia ganas de ir al baño, cuando regresaba a la recamara sentí que la puerta de la casa se abría y sin saber por que, corrí hasta mi cama, haciéndome la dormida.

Escuche pasos por toda la casa y finalmente se dirigieron a la recamara de mis tíos. Después se abrió la puerta de nuestra habitación y el que se asomo era mi tío José, se me hizo raro porque se suponía que tenia que estar en su trabajo. Al entrar a la habitación, se dirigió a la cama de mi prima y moviéndola suavemente la despertó. Ella se sorprendió de ver a su papá en la casa a esa hora y le pregunto que por que no estaba en su trabajo. El le respondió que había pedido permiso para ir a inscribirlos a la escuela. Le pregunto por mi tía y Ester le contesto que había salido con mis primos temprano a la escuela, para poder ganar buen lugar.

El le dijo que tenían tiempo suficiente por si ella quería "jugar". Ella alegre le contesto que si tenia deseos de "hacer travesuras". Mi tío le dijo que la esperaba en su recamara, pero que no hiciera mucho ruido porque podría despertarme. Al salir mi tío de la habitación mi primita se levanto y vi que solo llevaba una camisetita con tirantes que revelaban sus pequeños senitos y una pantaletita blanca de algodón, fue a mi cama a cerciorarse que me encontrara dormida y salió de la habitación. Yo tenia las palmas de mis manos sudadas y me imagine que iba a pasar algo mejor que la primera vez que vi a mi prima y a mi tío comerse sus sexos.

Con mucho nerviosismo, me levante con cuidado y me dirigí a la habitación de mis tíos, para mi buena suerte, la puerta no estaba bien cerrada y por la rendija se podía ver muy bien hacia el interior de la habitación. Me desilusione cuando vi a mi tío, acostado en la cama con las piernas cruzadas y recargado sobre la cabecera, pensé que mi prima estaba en la cocina y que podría sorprenderme.

Me dirigí a la cocina y no vi a nadie, recorrí la sala, el comedor y el cuarto de lavado, pero no encontré a nadie. No sabia donde estaba mi prima y esto me puso mas nerviosa. Aguantándome, volví a la puerta de la recamara de mis tíos y vi que mi tío José seguía igual. Después escuche que le jalaban al baño de la recamara y me acorde que como era la pieza principal, contaba con su propio baño. Vi que mi tío sonreía y en ese momento mi primita Ester subía a la cama y se acomodaba junto con su papá.

El le pregunto: ¿te limpiaste bien esta cosita linda? Al tiempo que acariciaba la panochita de mi prima con su mano. Ella besándolo le contesto que si. Mi tío le pregunto que travesuras quería hacer. Ella dirigió su manita al pantalón de mi tío y acariciando su pene sobre la ropa le dijo que lo que él quisiera. – bueno- dijo mi tío, - tenemos que apurarnos porque puede venir mamá- ella sin que le dijera nada, se quito su pantaletita y acostando a mi tío, se colocó a horcajadas sobre la cara poniendo su panochita sobre sus labios, mi tío comenzó a mamarle el sexo con mucho ardor, desde mi posición, solo veía la espalda de mi prima con su camisetita y la barbilla de mi tío debajo se sus nalguitas, también podía ver como pasaba su lengua desde el anito hasta su vagina. En la parte delantera podía ver como se iba haciendo el bulto de su verga mas grande. Después de que Ester comenzó y gemir y a decirle a mi tío que sentía muy rico, que estaba por venirse, vi que empezó a moverse muy rápido restregando su vagina en la boca de mi tío. Se puso tensa y deteniéndose de la cabecera de la cama, le dijo que ya no la siguiera comiendo porque había quedado muy sensible.

Ella se bajo de la posición donde se encontraba y mi tío de inmediato abrió su cierre y bajando su pantalón con todo y truza, hizo salir su pene, que ya estaba húmedo y brilloso de la punta, volver a ver ese miembro, me excito y sentí que mi vaginita se humedecía, no sabia en ese tiempo por que pasaba eso, pero me hacia sentir muy rico. Mi prima se dedico a mamarle el pene a mi tío y veía como, a pesar de lo grueso, ella hacia el intento de tragarse mas de la mitad. Mi tío le acariciaba la cabeza y le decía: -así, mi niña, ¿te gusta el palo de papá?, ella decía que si. -¿quieres que intentemos meterlo? Ester volvía a decir que si, que estaba desesperada por hacerlo, pero que no habían tenido oportunidad. Mi tío le decía: -bueno mi niña hermosa, tienes que dejarle mucha saliva para que no te lastime y pueda entrar mejor-

Mi prima lo lleno de saliva y el le dijo que era el momento. Separándola de su pito el se sentó en la orilla de la cama y por coincidencia quedo frente a mi, yo tenia la boca seca y amarga de tanta excitación, Ester se bajo de la cama y colocándose entre las piernas de mi tío, se inclino como queriendo hacer una sentadilla, por en medio de sus piernas, vi el tremendo trozo de carne de mi tío, todo brilloso y muy grueso.

Mi tío sostenía su verga con una mano y con la otra tomaba a mi primita de la cintura y la guiaba, para que ella misma se acomodara sobre su pene. Vi que mi prima movía sus nalguitas como centrando el pito y cuando sintió que estaba en el sitio correcto, comenzó a bajar poco a poco. Yo no podía imaginarme como ese tremendo miembro (por lo grueso), pudiera entrarle a mi primita por su vaginita. Ella hacia gestos de incomodidad y de frustración porque al parecer no podía meterselo. Mi tío la animaba y le recordaba que ya en otras ocasiones se lo había podido meter hasta la mitad.

Ella seguía tratando de introducirse el pito, hasta que vi que se detuvo repentinamente y como que se quería levantar, mi tío le dijo que no se apurara, que lo intentara mas despacio y ella definitivamente se levanto y con la manos en sus nalguitas le dijo: - pero papá...... Me dolió horriblemente. Ya no quiero jugar- Mi tío le dijo que la adoraba y lo que menos quería, era lastimarla. Besándola le susurro al oído, que si lo intentaban otra vez, pero que ahora se pondrían crema los dos. Ella como no queriendo dijo que si. Mi tío tomando el envase, le dijo a Ester que pusiera su manita para que ella lo llenara de cremita. Ella gustosa pasaba su mano a lo largo de la verga de mi tío y cuando considero que ya estaba cubierta completamente, mi tío le dijo que se pusiera ella, mi prima estiro su manita y poniéndole mas crema ella se volteo hacia la puerta (en donde yo me encontraba) y pude ver como su manita la tenia atrás de sus nalguitas.

Mi tío volvió a su posición en la orilla de la cama y ella se coloco en medio de las piernas de mi tío, volvió a centrar el pedazo de carne y esta vez se fue sentando poco a poco, vi que a pesar de todo, ella tenia un ricutis de dolor, pero se aguantaba, parecía que era mas la calentura por tener la verga de mi tío dentro de ella, que cualquier dolor que se pudiera presentar, vi que mi tío tomaba la cintura de mi primita y comenzaba a moverla suavemente hacia delante y hacia atrás, ella se dejaba hacer y le tío le pregunta: ¿ya sientes menos molestia mi niña? Ella le contestaba que estaba sintiendo muy rico.

Yo no podía moverme, estaba sorprendida como mi primita había podido meterse la mitad del pene de mi tío, porque desde donde me encontraba podía ver que aun le quedaba un buen pedazo de carne con todo y bolas peludas afuera. Me imaginaba lo que podría sentir mi primita en su vaginita y sin querer comencé a tocarme yo solo. En ese momento, mi tío le dijo a su hija que tratara de colocar sus pies sobre las rodillas de él. Ella subió la pierna izquierda y echándose un poco hacia atrás, se recargo sobre el estomago de mi tío y subió el otro pie, es esa posición pude observar que estaba equivocada en mis suposiciones. Se veía claramente que el miembro de mi tío no estaba dentro de la vaginita de su hija, ¡¡estaba en su anito¡¡ ella comenzó a moverse y pude ver como poco a poco la gruesa verga se iba metiendo mas y mas. Así estuvieron un buen rato y ella se quejo que se estaba cansando, mi tío le pidió que se aguantara un poquito porque ya iba a tener su orgasmo. Ella insistió que le estaba dando un calambre y bajando sus pies, poco a poco se levanto, dejando salir la verga de su papá. Se volteo y le dijo a mi tío, si quería terminar es su boquita. El le contesto que como estaban llenos de crema, no le iba a gustar. El le dijo que mejor ahora se sentara otra vez arriba de el, pero de frente.

Mi tío en esta ocasión, cerro sus piernas y ella se monto en él, besándola apasionadamente le dijo que no se preocupara, porque estaba por terminar, ella sujetando el miembro de mi tío lo coloco otra vez en su anito y poco a poco lo fue engullendo, mi tío la abrazo, le besaba el cuello, las orejas y la boca, mirándola a los ojos, le dijo: - ¿qué crees, mi niña? Ya tienes a papá adentro- ella lo miro y le pregunto:- ¿en serio papi? – compruébalo tu misma- le contesto mi tío y tomando su manita la coloco sobre sus bolas peludas. Mi primita con sus dedos trataba de sentir hasta donde tenia metida la verga de su papá, al no sentir nada afuera de ella, se sonrió y le dijo a mi tío: -¡¡papito lindo, es la primera vez que me lo metes todo¡¡ además ya no siento molestia alguna y me gusta sentirte muy adentro de mi- mi tío comenzó a moverse cada vez mas rápido y tomándola entre sus brazos, se levanto y la subía y bajaba sobre su miembro. Yo veía como entraba y salía la verga de mi tío en el ano de mi primita y ella aferrada a su cuello le decía: -¡así, papito herrrrmoooosooo¡ ¡¡no dejes de meterme toda tu verga en mi colita¡¡ mi tío la besaba y parecía que se trataba de un duelo de lenguas, los dos se comían a besos. Mi tío le decía: ¡¡mi niña preciosaaaaa¡¡ ¡¡ya no aguantooooo¡¡ ¿¿quieres que papito te llene de su lechitaaaaaa??, ¡¡ si papi, dame todo tu amooooor¡¡ Parecía que mi primita se iba a caer, pero mi tío la sujetaba por la cintura y ella se aferraba con sus brazos y piernitas al cuerpo de mi tío. De pronto mi tío se detuvo y empujando su cintura contra las nalguitas de mi primita metió todo su pito en la colita de mi prima y besándola con pasión y le dijo: ¡¡toma la lechita de papá¡¡ tuvo un orgasmo tan intenso que parecía que se había quedado trabado. Finalmente volvió a sentarse en la cama y siguieron besándose. No podía creer como un pedazo tan grueso de carne le hubiera cabido a mi primita. Podía ver como el anito de ella, parecía sujetar al miembro de mi tío. Se veía estirado al máximo.

Mi tío se recostó sobre la cama y mi primita quedo con su cabeza, descansando sobre el pecho de su papá. Ester se levanto un poco de la verga de mi tío, sacándola de su anito, ella quedo con sus piernas a los costados de mi tío y podía ver como de su ahora rosadito y abierto ano, salía el semen y restos de crema que habían utilizado para lubricarse. Gota a gota, la leche fue depositándose sobre las bolas peludas de mi tío. Hasta que tomando conciencia, se levantaron y fueron los dos al baño (me imagino que a asearse) aproveche el momento para regresar a mi cama y tratar de hacerme la dormida. Me sorprendí al sentir mis pantaletitas todas húmedas. Mientras me imaginaba todo el placer que pudo haber sentido mi primita, llegue a la conclusión que a ella le encantaba "hacer travesuras" con su papá.

Cuando regreso mi prima a su cama, pude ver en sus ojos una expresión de satisfacción y felicidad que no había visto en nadie jamás. Ahora quería saber desde cuando mi tío y mi prima "jugaban" de esa manera y nadie mas me lo podría decir, sino que mi propia primita.

Capitulo 2

Por fin terminaron las vacaciones y regrese a casa, seguia pensando como mi prima habia demostrado gozar de lo lindo al "jugar" con su papá.

Al siguiente año, mi tio llego de vacaciones y era comun que en las tardes me quedara con ellos, para hacer la tarea y jugar con mis primos. Me alegraba tanto ver a mi tio y poder platicar con él. Me fascinaba sentarme en sus piernas y siempre trataba de rozar su miembro con mis manos o mis piernas. En una ocasión que hacia calor, el estaba sentado en el sofa y yo llegue corriendo y dando un brinco quede con las piernas abiertas encima de su regazo, el no lo esperaba y se concreto y preguntarme que era lo que estaba haciendo, porque me sentia muy agitada. No se daba cuenta que él era el que provocaba mi agitación, me acerque a su oido y le dije que si queria saber un secreto, al hacerlo, repegue lo mas que pude mi panochita sobre su bulto y senti como comenzaba a ponerse duro.

El abarazandome me pregunto que cual era ese secreto y cuando mas duro tenia su pito, llego mi abuela y me regaño, diciéndome que las niñas no se sentaban asi con sus tios y sobre todo porque podia enseñar lo que tenia debajo de mi falda. Mi tio le dijo que no me regañara, que era una niña muy linda y lo que menos podia hacer es andarle viendo sus "partes privadas".

Mi abuela, me mando a la tienda y se retiro a la cocina. Le di un beso a mi tio y le dije que si queria ver el short nuevo que me habian comprado, no dejandolo contestar levante mi falda y le enseñe mi prenda de color blanco, la tela era de licra, asi que no necesito mucha imaginación para ver que mi panochita se delineaba perfectamente, sin separar los ojos de mi entrepierna, me apuro a ir por el mandado de mi abuela y me dio un beso cerca de los labios. Sali de la casa como flotando en las nubes, no podia creer lo que habia hecho y la verdad me sentia feliz, porque mi tio hermoso, no se habia enojado. Esas vacaciones de mi tio en su casa, me dieron oportunidad de continuar mis roces "accidentales" y en cualquier oportunidad, me sentaba descuidadamente tratando de que notara mi vaginita debajo de mis pantaletas. Habia veces que sabia que podia enseñarle mis "cositas" y acomodaba la pantaleta de tal manera que la rayita de mi sexo se "comiera" la tela.

Cuando tenia 11 años, volvi a ir con ellos de vacaciones, pero ya no estaban en la capital, estaban en otro estado de la republica. Aun me bañaba con mi prima Ester, ella continuaba sin desarrollarse, sin en cambio, en mi cuerpo comenzaban a crecer un poco mis senos, pero aun no me salia vello en el pubis. En una ocasión durante en la ducha, mi prima me comento que le daba envidia de la buena, porque a mi ya me habian salido mis pechos y a ella aun no. Aproveche para preguntarle si ella no sentia rico cuando se bañaba y se frotaba el cuerpo con el jabo, ella me contesto que si, pero ya queria ser mas grande. Se sorprendio cuando le pregunte que para que queria crecer mas rapido. Ella suspiro y me dijo unicamente como susurro: - si supieras.....- . una tarde que mi tia habia llevado a mis primos a la iglesia porque queria que hicieran la primera comunión, llego mi tio y me encontro en su recamara viendo la televisión. Yo me encontraba boca abajo con la cara en dirección a la pantalla y mis pies sobre las almohadas. Me beso muy tiernamente y preguntando por su esposa y mis primos, le dije que no estaban y que llegaban mas tarde.

El se recosto en la cama y quitándome las almohadas me dijo que trataria de dormir un poco. Yo traia una camiseta cremita y una falta de mezclilla. Al saberme sola con mi tio hermoso, me hizo excitarme (ya sabia que era esto) y disimuladamente volteaba a ver si realmente se encontraba durmiendo. Para mi sorpresa, me di cuenta que lo unico que hacia era ver mis piernas, ahí fue cuando crei que era mi oportunidad y separando poco a poco mis piernas, deje que el viera todo lo que pudiera. El inquieto se movio y reacomodo las almohadas, bajando un poco mas el nivel de su cabeza para poder verme mejor. Me sentia arder y mis manos sudaban. Mi tio me dijo: - ¿Pamelita, si te digo algo no te enojas? Sin voltear la cara la conteste que nunca me enojaria con él, porque lo queria mucho y por el haría lo que el quisiera. ¿Deberas mi niña hermosa? Me volvio preguntar mi tio. Volteándome lentamente y quedando sobre mi costado izquierdo, con la pierna extendida a lo largo y la otra apoyada sobre el talon pero a la altura de mi rodilla, (quede con las piernas abiertas y la falda levantada) lo mire a los ojos y le reafirme: -Lo que sea tio- me dijo que mejor lo pensara porque ese "Lo que sea" era muy amplio. Sonriendo le dije: -¿quieres comprobarlo?

Y sin decir mas, me dirigi al baño (les recuerdo que su recamara tenia baño propio) y repirando profundamente, por lo que iba a hacer, deslice mis pantaletas dejándolas en el cesto de la ropa sucia, vi que estaban humedas y llevando mis dedos a mi panochita, la senti muy pegajosa. Regrese a la recamara de mi tio y el no se habia movido para nada, tenia una cara de incredulidad que no sabia que hacer con ella, me pare a un lado de la cabecera y levantando mi falda le mostre mi pequeña panochita, aun sin pelito. Me preguntobo si estaba segura y le conteste, que queria ser su bebita y sentir su boca en mi pubis. Se sento en la cama y tomándome de la cintura me dio un beso tan ardiente como nunca hasta ahora he podido sentir, su lengua se introdujo en mi boca y crei que me faltaba el aire. Siguió besándome y comenzo a acariciar mis nalguitas por debajo de mi falda, beso mi cuello, mis oidos y sentándome en sus piernas, tomo mis pequeños pechos con sus manos y los froto, senti un placer enorme y yo misma levante mi camiseta para que el pudiera chupar mis pezones, le acariciaba el cabello y de decia que queria mas. Sin decir nada me recosto subiendo mi falda y sepando mis piernas comenzo a deslizar su lengua en mi panochita, senti que me ahogaba pero de placer, cuando encontro mi clítoris, lo tomo entre sus labios succionándome hasta que me hizo "venir". Separo su cara de mi pubis y vi que sus labios brillaban por mis jugos. Me dijo que si queria seguir, lo mire a los ojos y le conteste que si.

Entonces se levanto y bajando sus pantalones, por fin pude ver de cerca su pito, duro y venoso, sus bolas llenas de pelos, quise tomarlo entre mis manos, pero no me dejo, me pidio que separara los labios de mi vaginita con mis dedos, le dije que tenia miedo, que no creia que me pudiera meter su verga en mi panochita. El me contesto que no me preocupara, solo lo iba a deslizar lo largo de mi rayita. Colocándose encima de mi tomo su pito y lo coloco en el canal de mi vagita, senti el contacto de su glande sobre mi clítoris y separando en poco las piernas, deje que lo deslizara sin meterlo. Comenzo a moverse como cuando se cogio a mi prima y besándome ardientemente me decia: - Mi niña hermosa, no sabes como te imaginaba asi, me tienes loco, pero como te quiero tanto no queria asustarte- tomándolo por el cuello lo besaba y le decia que lo amaba, que hiciera lo que quisiera, aun cuando me lastimara. El dijo que no, queria que fuera hermoso para mi y sigui frotando su verga con mi panochita, no aguante mucho y volvi a "venirme", el se separo de mi y sentándome en la orilla de la cama, tomo su miembro y dirigiendo a mi boca, me dijo: -Chiquita, quiero que lo metas en tu boquita, porque siempre he soñado con tus labios hermosos- No es por presumir, pero mis labios carnositos, (dicen que tengo boca de mamadora)

Abri mi boca y trate de meterme lo mas que podia, pero el pitote de mi tio, si no es muy largo, si es muy grueso, deslizaba mi lengia sobre su cabezota morada y brillosa, cuando estaba mas emocionado senti que mi tio me tomaba de la cabeza y con la mitad de su verga en mi boca, me sorprendio un golpe humedo en el paladar, ¡¡me estaba llenando la boca con su semen¡¡ me agrado tanto su sabor que trate de pasarme su lechita, pero no se de donde, pero mi tio estaba eyaculando una gran cantidad de esperma, que no podia tragar todo, un poco salio por mis labios y quedo en mi barbilla. Yo seguia succionando su cabeza, tratando de sacar toda la leche de mi tio. No retiro su pito de mi boca, hasta que quedo limpiecito y sin rastro de su semen. Se agacho y recogiendo con su lengua las gotas de leche que estaban en mi barbilla, las llevo a mi boca, besándome ardientemente. Me abrazo y me dijo que ahora me queria mas, pero que teniamos que arreglarnos porque no estaba por llegar mi tia y mis primos.

El guardo su miembro y me diriji al baño por mis pantaletas, mis piernas temblaban, no me queria sostener, mi tio hermoso, me tomo de la cintura y me acompaño al baño. Me puso frente al lavabo y tomando mis calzones los fue colocando hasta ponérmelos, me abrazo y viendo nuestros rostros en el espejo, me dijo que me adoraba, yo sonriendo le contestaba que era lo mejor que me habia pasado. Recogio mi cabello y comenzo a besarme en mi cuello, volvi a excitarme, metio sus manos debajo de mi blusa y acariciaba mi pechitos, yo empujaba mis nalguitas tratando de frotar su miembro, me mordia dulcemente las orejas y me dijo que si me arriesgaba y seguir "jugando". Con los ojos entrecerrados le pregunte que si llegaba mi tia que ibamos a hacer. El sonrio y me dijo: -No te muevas de aquí- Salio y abrio la puerta de la recamara para que pudiéramos escuchar si llegaba alguien.

Regreso y poniéndose detrás de mi, volvio a acariciarme mis senitos, me besaba y tomando mi pantaletita la bajo lo suficiente para dejar mis nalguitas descubiertas. Tomo la orilla de la falda y la atoro en mi cintura, por el espejo, vi que aflojaba su pantalón sacaba su pito, se encontraba otra vez duro, llevo sus dedos a la boca y llenándolos de salibo, me la unto en mi anito, se puso en su pito y tomándome de la cintura lo fue acercando hasta que hizo contacto con mi colita, senti que trataba de meterlo, pero un fuerte dolor me hizo quitarme. Al ver que sufria, me dijo que no me preocupara y poniéndose de rodillas senti como separaba mis nalguitas y con su lengua llenaba de saliba mi culito. Senti muy rico y tratando de introducirla poco a poco fue aflojando mi colita, su saliba me escurria por las piernas y se quedaba en mis pantaletitas, se levanto y colocando otra vez su miembro en mi anito, lo presiono, de tal forma que cuando menos senti, ya estaba su cabeza dentro de mi, no me dolio nada y sujetándome del lavabao trataba de levantar mis nalgas, para poder meterme un poco mas de su verga, pero era tanta su excitación que comenzo a eyacular y llenar mis intestinos con su leche, senti muy caliente su semen y me tuve un orgasmo que casi hace desmayarme, el acariciaba mis senitos y dejo que aflojara su miembro hasta que salio de mi.

Tomo mi pantaleta y la coloco en su lugar. Con sus dedos metio la tela en medio de mis nalgas y dejo que se impregnaran de su semen. Se limpio la verga y volvimos a la cama donde nos acostamos, esperando que llegara mi tia y mis primos. Sentia mi anito muy sensible pero me agradaba la sensación de tener su menen dentro de mi. No supe mas de mi, solo se que mi tia nos desperto y nos dijo que como eramos flojitos. Nos levanto para que cenaramos y recuerdo que esa noche comi mucho, mi tia estaba sorprendida por el hambre que me habia dado (yo tambien estaba sorprendida) y cuando podia le mandaba besos y miradas cariñosas a mi tio. Antes de dormirme y aprovechando que mi tia se encontraba en el baño, fui a despedirme de mi adorado tio, a quien bese ardientemente dándole las gracias por el placer que me habia hecho descubrir esa tarde. Llevaba puesta solo una camisetita de tirantes, y un pants blanco. Me levante la camiseta y deje que besara mis pezoncitos y ya para irme me voltee bajando mi pantaleta enseñándole como habia quedado llena de su semen que habia derramado dentro de mi en la tarde y pensaba dormir con su lechita hasta el otro dia. Me beso y dándome una nalgada cariñosa, me dijo: -mi niña, vayase a dormir o aquí mismo te vuelvo a meter mi verga. Sali sonriendo y comprendi porque mi prima Ester queria tanto a su papá.

Capitulo 3

Terminaron esas vacaciones y se regreso a nuestra tierra y en diciembre fui de vacaciones, con toda mi familia. Me dio mucho gusto encontrarme con pamela, quien sabiendo que llegábamos de vacaciones, pidió permiso para poder quedarse con nosotros, como estaba de vacaciones, sus padres le dieron permiso y todos contentos, ella me lanzaba miradas de picardía y cuando pudo, se acerco a darme un beso muy ardiente, diciéndome que quería encontrar la oportunidad para volver a hacer lo que habíamos hecho en la capital del país. Le conteste que trataría de que fuera pronto y todo siguió normal. Cada vez que podia, la abrazaba por detrás y acariciaba sus nalguitas y su pubis sobre la ropa, ella solo sonreia y dejaba que la acariciara como yo quisiera, pero eran caricias muy rapidas porque habia mucha gente en la casa.

A los dos dias que haber llegado, se quejo de que no tenia ropa para cambiarse y que necesitaba ir a su casa por varias mudas de ropa, porque como hacia frio, no queria lavar. Cuando convencio a todos, me pidio que si la llevaba en mi carro, pero vi en su mirada, esa chispa de excitación que ella tenia y vi que era la oportunidad que habiamos espera, con mucha calma, pregunte a varios de los presentes qi alguien queria acompañarnos y como todos se negaron, nos fuimos mi sobrina y yo a su casa.

Ella llevaba un pants de lana muy calientito y apenas salimos de la casa, ella me dijo que me apurara, porque queria que le enseñara mas "cositas" y que no teniamos mucho tiempo. Le pregunte por sus padres (mis compadres) y me dijo que habian ido a visitar a un pariente y que su casa estaba solita. Llegamos y al entrar a la casa, corrio a su recamara y sacando varias prendas, me dijo que de una vez las subiéramos al carro, para asi aprovechar el tiempo, regresamos y tras cerrar la puerta, la abraze y comence a besar con mucha pasión, ella correspondia con su lengua y comence a acariciar sus nalguitas, ya tenia 12 años y sus nacientes pechos los sentia en el mio.

Me dijo que mejor fueramos a su recamara y sin soltarme de la mano, me llevo, aparto sus muñecas y peluches que tenia en su cama y se acosto, estirando sus brazos, invitándome a acostarme con ella. Le pregunte que era lo que queria seguir aprendiendo y ella me contesto que yo era el maestro y que le enseñara lo que a mi mas me gustaba.

Como hacia mucho frio, le dije que nos taparamos con las cobijas y con la ropa puesta nos metimos y continuamos besándonos ardientemente. La tome y la puse de espaldas a mi, y comence a acariciar sus pequeños pechitos, le besaba el cuello y las orejas, le decia lo mucho que la queria y que la habia extrañado mucho, ella solo sonreia y me decia, que habia anhelado tanto este reencuentro, meti mi mano en su pants y senti su pantaletita humeda, ella misma estiraba el resorte hacia abajo y volvi a sentir los labios de su vaginita, aun no le brotaba vello pubico y estaba muy calientita, humedeci mis dedos con mi saliba y comence a acariciar su clítoris, mientras la seguia besando, ella solo gemia y me decia que sentia muy rico, estuvimos como 5 minutos y ella comenzo a "venirse", solto el resorte de su pantaletita y apretando mi mano con su manita, me dijo: "tio es algo muy hermoso, siento muy delicioso" y mojo mi mano con sus jugos. La deje descansar un poco, aun com mis dedos en su vaginita, ella estiro su mano y comenzo a acariciar mi pene sobre mi pantalón, me dijo que queria "comerme", pero yo le dije que no era posible, porque teniamos poco tiempo.

Ella me miro a los ojos y me dijo: "no voy a dejar que te quedes asi, todo excitado" le dije que si queria que trataros de meterlo como la vez anterior (la primera vez que la ame, fue por su anito) ella me dijo que como yo quisiera, pero que no queria dejarme excitado, asi que bajándole su pants, hasta que quedaron descubiertas sus lindas nalguitas, me puse detrás de ella y abriendo el cierre del pantalon, volvi a besarla y tomado su manita derecha, la dirigi a mi pene, al sentirlo lo rodeo y acaricio con mucho amor, me dijo: "lo extrañaba tanto, en las noches lo sueño y lo queria sentir como ahorita". Ensalivando mis dedos, comence a acariciarle su culito (que estaba muy caliente) trataba de meterle uno, pero ella como que senti molestia y son mucha saliba en su anito, le dije que si ya queria terner adentro mi pene, ella dijo que si, entonces le dije que ella solita lo guiara y se lo fuera metiendo como lo fuera soportando.

Sonriendo, se coloco mas pegada a mi y con su manita aferrando mi miembro lo fue colocando en la entrada de su colita y centrándolo, empezo a empujar hacia atrás, haciendo fuerza para que la cabeza pudiera entrar, yo solo la dejaba hacer y cuando senti el calor de su culito quise empujar, pero ella me dijo que queria meterselo ella solita, entonces, deje de empujar y volviendoa centrar mi pene, volvio a empujar hacia atrás, al primer empujon de ella, mi pene se desvio hacia arriba, ella solo sonrio y colocándoselo otra vez, trato de meterselo, pero en esta ocasión, mi pene se fue para abajo y pude sentir los labios de su vaginita sin pelo, ella al sentirlo, dijo que si podia tratar de meterselo un poco en su vagina, le conteste que era muy difícil que se lo metiera porque aun estaba muy cerradita, ella insistio y dijo que aunque fuera un poco, trataria de meterselo. Yo la deje hacer y acariciando sus pequeños senos para excitarla un poco mas, espere a que ella tratara de meterse mi pene. Colocándolo en sus labios vaginales, empujo un poco hacia atrás, y pude sentir que su vaginita estaba mas calientita que su culito, senti claramente como se abria su vaginita para dejar pasar la cabeza de mi miembro, lo malo es que ni la mitad de la cabeza pudo meterse, porque le dolio mucho, y cambiando de lugar lo volvio a colocar a la entrada de su culito. Después de varios intentos, no lograba entrar y como no teniamos mucho tiempo, le dije que me dejara ayudarla, pero esta vez, le pedi que trajera crema para que fuera mas facil, ella solo estiro su manita y abriendo el cajon del buró saco un aceite para bebés y me dijo que eso podria servir, le dije que si, y untándole en su colita y en mi miembro en forma abundante, le dije que estabamos listos.

Tomando mi pene con la mano, lo centre y le dije que ella solita empujara para que pudiera entrar en ella, poco a poco, se fue haciendo hacia atrás y suavemente la cabeza de mi miembro entro en ella, descanso un poco y continuo metiendoselo, mientras tanto, yo la besaba y mordia sus orejitas, diciéndole lo rico que estaba sitiendo al entrar en ella, cuando nos dimos cuenta ya tenia la mitad de mi pene adentro, tomando un poco mas de aceite, lubrique la parte restante y abrazandola, comence a acariciar sus pechitos debajo de su ropa, aun no usaba sostén y senti muy duras y suaves a la vez sus senos, sus pezoncitos estaban durísimos y fuen cuando yo empece a mover mi cadera, tratando de introducir mas mi pene, le pregunte que si le causaba molestia y ella me contesto que no, que sentia muy rico como entraba cada vez mas mi pene, le adverti que empujaria mas fuerte, porque queria estar completamente adentro de ella, me contesto que aprovechara y que si sentia dolor, ella me avisaba, sin dejar de besarla y acariciarla, comence a meter mas rapido y mas profundo mi pene, ella solo gemia y me pedia: "mas, tio, mas¡ es muy rico¡" cuando senti que no podia avanzar mas, le pedi que me ayudara, abriando sus nalguitas, las tomo con sus manos y separando sus cachetitos, pude por fin entrar completamente en ella, gimiendo los dos, ella paraba mas sus nalguitas y yo trataba de merteme completamente en ella, com mi mano izquierda acariciaba sus pequeños pechitos y con la derecha, comence a acariciar su pequeño clítoris, mientras le metia mi miembro, después de 10 minutos de mete y saca, ella comenzo a ponerse muy rigida y empujando sus nalguitas hacia mi, me dijo: "tio¡ me voy a venir¡ mas rapido¡ metemelo todo¡ y yo empujándola hasta casi hacerla caer de la cama.

Ella solto sus nalguitas y pasando sus manos hacia atrás, trataba de empujarme mas adentro de ella, senti como se aflojo y supe que ya habia tenido su orgasmo, pero como yo aun no terminaba, la coloque boca abajo y me movi sientiendo como me apretaba su esfínter el miembro, le dije que la queria mucho y que ya iba a acabar, ella sonrio y me dijo: "llename con tu lechita como la primera vez¡ te quiero mucho tio¡" y dejándome llevar por sus palabras explote en un orgasmo muy intenso, no queria que terminara, pero por fin deje escapar mi semen en su recto, hasta que una vez salido la ultima gota, me quede encima de ella, con mi pene adentro. Volteo su carita y me pidio que la besara, lo hice con una mezcla de pasión, amor y agradecimiento, por el intenso placer que ella me proporcionaba. Le dije que la adoraba y que me hacia muy feliz, ella entrecerrando sus ojos, me dijo: "eres muy lindo tio, te quiero mucho" prometeme que siempre que puedas, me vas a hacer la "mujer" mas feliz de la tierra". Se lo prometi y a pesar que no queria salirme de ella, porque aun estaba muy duro mi pene y queria mas guerra, le dije que lo mejor seria apurarnos porque ya nos habiamos tardado mucho, ella me dijo: sacalo despacito, para sentir como sale", poco a poco fui haciendome hacia atras sientiendo como abandonaba ese pequeño recto que tanto placer me habia dado, cuando quede arrodillado detrás de ella, vi como su pequeño anito, estaba enrojecido y un poco dilatado, ella suspiro y me dijo: "te acuerdas que la primera vez que me llenaste con tu lechita nada mas me subiste mi pantaletita y me pase toda la tarde con tu semen dentro de mi colita?" Si, le respondi. "pues voy a hacer los mismo hoy, cuando lleguemos a la casa, voy a sentir como tu lechita, sale poco a poco de mi colita y nadie va a saber que aun tengo el semen de mi tio adorado". La bese muy tiernamente y salimos de regreso a la casa, no ningun problema. Porque pasamos y compramos golosinas y refrescos y asi justificamos nuestra tardanza.

Por Oso

No hay comentarios:

Publicar un comentario