Aquí puedes buscar dentro de imagenobscura, si no encuentras lo que necesitas pídelo en el chat

lunes, 19 de diciembre de 2022

¡Solo en casa con mi hija de 13!


Todo empezó un día en que mi esposa, mis hijas y yo nos fuimos de vacaciones a la playa, en ese tiempo mi hija Celeste contaba con 13 y Andrea con 17 y siempre las había visto con ojos de padre, sobre todo a Cele (la menor) hasta esas vacaciones.


Resulta que nos habíamos quedado los cuatro en la misma habitación y pues ya era hora de bajar a darnos un chapuzón, por lo que tanto mi esposa como mis hijas se pusieron sus trajes de baño. Fue un espectáculo increíble y a la vez contrastante: Mi esposa con su traje de baño enterizo parecía una orca lo cual a mi físicamente ya me daba cierta repugnancia, pero mi hija Andrea, cielo santo que bárbara, a sus 17 años y con ese diminuto bikini se veía que era toda una mujer, su cintura delgada, sus senos redondos y visiblemente duros como dos manzanas, unas piernas duras y un culito redondo, carnoso y proporcionado, su pelo negro y bien cuidado y su olor a juventud hicieron que tuviera una erección instantánea. Mi esposa Raquel protestó:

-Hija ni creas que vas a bajar con ese atuendo, se te ve mucho todo

-Hay mamá, no seas anticuada, así es como se usan ahora. Y no se me ve nada.

-Raquel está bien, si así quiere salir pues ese es su problema- le dije.

Bajamos los cuatro a la piscina. Yo no sé que me estaba ocurriendo, pero no podía quitarle la mirada a mi hija, no podía creer que tuviera a una mujer a si a mi lado y no poder hacer absolutamente nada, por lo que me dije que al menos si no podría hacer nada me contentaría con mirarla.

Así estuvimos en la piscina y después en la playa, nos fuimos a comer y después de comer mi esposa y mi hija Andrea me dijeron que estaban cansadas y debido a la comida querían irse a acostar un rato, por lo que nos quedamos solos Celeste (13) y yo.

-Papi tengo ganas de darme un ultimo chapuzón en la piscina me acompañas?

-Claro cielo, vamos.

Así pues me metí a la piscina con mi hija menor, nos empezamos a arrojar agua, a bromear y yo aprovechaba para de vez en cuando acercarme a ella y abrazarla cariñosamente y tocarle el culito, la rajita o pegarme a ella. Lo admito, Andrea (17) me super calentó, y con Celeste comparten razgos, en la cara, la forma del cuerpo, el pelo, obvio tienen diferencias también, pero comparten el mismo gen. Celeste es una versión menor de Andrea, es cuestión de tiempo que se van a ver igual de buens. Y agregando, todo eso que senti hoy mas temprano por Andrea, se me estaba saliendo a reflote con Celeste, esas sensaciones que eran indescriptible, todo su cuerpo era firme y duro, nada blando como el cuerpo graso de mi esposa, accidentalmente/intencional tocaba sus senos y sus nalguitas y cada vez estaba mas excitado por lo que cuando ella se salió, yo le dije que quería quedarme un rato mas; esto claro fue una excusa para que se me bajar mi calentura.

Esa noche mi esposa terminó muy cansada y se durmió bien rápido, al igual que mis hijas. Asi que aproveché para hacerme la paja más grande de mi vida, pensando cosas sucias teniendo con ellas. Tocarlas, chuparle las tetas, morderle los pezones, darles un buen beso negro ggggrrrr quien sabe hasta un trío con las 2 se me ocurrió.

 

Después de esas vacaciones ya no podía pensar en otra cosa mas que en cogerme a alguna de mis hijas.

Para esto les contaré que tengo un amigo en el trabajo que se llama Carlos y que nos conocemos desde la universidad. Un día después de unas copas que me estaba tomando con él en un bar, por la ebriedad supongo, le confesé mis deseos de acostarme con mi hija Celeste (14), lo miré sorprendido porque nunca pensé que lo iba a decir eso en voz alta, se me salió la confesión sin pensarlo. El me miró y me dijo:

-Mario pues la verdad a mi me pasa lo mismo con Flor (16), mi hija. -me exita como no tenes idea

-Wooow- le dije -si, también es hermosa.

-Que?

-No no, digo que te entiendo a ti también. A mi me esta pasando hace poco. Pero no puedo sacarme la idea de la cabeza. Juego con Cele y ella no se da cuenta de como la veo. La toco y le acaricio sus partes en juegos y ella se ríe xq no entiende. No sé que hacer. Tampoco es que quiero violarla, es mi hija. Y está mal que la piense asi.

-ah Mario, sedúcela, tienes q ir de a poco. Es una niña. Para ella tu lo eres todo lo que esta bien. Ella ya te ama, no necesitas hacer nada extraordinario. Solo trátala como trataste a tu mujer cuando la quisiste conquistar

-¿Quee eso si que no se va a poder, no sabria ya como hacerlo.

-No te apures Mario, con un plan bueno, te apuesto a que cae, deja pienso ésta noche y mañana hablamos.

No podía creerlo mi mejor amigo me iba a ayudar en esto, el siempre había sido el galán tanto en la universidad como en el trabajo, todas las secretarias lo acosaban, de seguro se le ocurrirá algo.

-Hola Mario –me dijo Pedro- he pensado en un súper plan para que te cojas a tu hija, pero antes debo preguntarte un par de cosas para que esto de resultado.

-Pedro pregúntame lo que quieras.

-Bien tu hija a sus 13 años ha tenido algún novio o enamorado?

-No ni mi esposa ni yo la hemos dejado por que creemos que no le conviene todavía.

-Perfecto, el plan que te traigo puede dar resultado solo si eres paciente y perseverante, no importa las pequeñas negativas que te de Karlita, tu debes hacer lo que yo te digo y yo me encargo de lo demás.

Dudé y le dije- ¿Estas seguro?, No quiero hacerle daño.

-Pues no le hagas el daño y ya. Solo tienes que ser tu mismo y con eso va a ser segurisimo. Con lo protector que eres, se que ella lo va a disfrutar.

Pedro me dijo lo que tenia que hacer durante todo un mes, seguí sus instrucciones al pie de la letra, pasado ese mes nos volvimos a reunir en el bar para hablarle de cómo iba el plan por lo que le dije.

-Pedro todo lo que hasta ahora hemos planeado ha salido a las mil maravillas, he hecho todo lo que me has dicho y vamos muy bien.

Mira primero, me he paseado por la casa solo con shorts (siempre he tenido buen cuerpo). Me ha visto haciendo ejercicio, me ha visto reparando cosas. He usado perfume fuerte que le agrade a ella. Le he dicho que es la niña mas linda del mundo, le compré chocolates, la mimé, la abracé mucho. La besé mucho y todo eso.

Después hice lo que tambien me has dicho y “casualmente” le he dejado revistas y películas donde los padres y las hijas se enamoraban y se convertían en novios de 15 años, todo esto sin que mi esposa se diera cuentas claro. Creo que está dando resultado ya que creo que su mirada hacia mi, ha cambiado.

-Bien, Mario muy bien, ahora yo hago mi parte.

-que vas a hacer? +Le pregunté, él se rió.

A la semana Raquel, mi mujer, tuvo una llamada telefónica. Raquel es profesora en universidad. La llamaron para que diera un curso en el otra localidad y como era madre, si quería, podia llevar a una acompañante siempre y cuando no fuera menor de 15años. No sabia que contactos manejaba Pedro, pero supe que había sido maniobra de él.

Raquel había decidido llevarse a mi hija Andrea para que viera como es la universidad, ya que el año que viene va a tener que cursar en una y si se decide justamente alli, tendria media beca incluida.

No lo podía creer, me iba a quedar dos meses solo con mi hija, la menor, sin duda este era el momento de gloria que había estado esperando y, si ejecutaba bien el plan, se convertiría en mi amante en ese laspso tiempo. Se hicieron todos los preparativos de viaje y en un pim pam pum… Estaba volviendo a mi casa, desde la terminal de ómnibus, donde esta Cele, sola, esperándome.

Llegue y le dije de salir mas a la noche. Ya que ni su mamá ni su hermana estaban podríamos jugar a “tener una cita” donde iba a llevarla a comer, a pasear y luego volviamos a casa. Ella aceptó y asi lo hicimos. Cena, paseo por la ciudad, fuimos a un lago. Nos reimos mucho y yo la abrazaba y promovía el contacto fisico constante. Volvimos a casa y al traspasar la puerta le dije de bailar. Puse musica y bailamos. Ella era mas bajita que yo asi que la subi a upa mio y ella me abrazó con sus brazos y con sus piernas también. Yo aprovechaba y le manoseaba el culo. Con las dos manos la sostenia desde el culo. Usaba pollera y me facilité que caiga la tela para sostenerla desde su ropa interior. Le besé el cuello y las orejas. Ella solo estaba quieta, en silencio, se dejaba hacer. Y estuvimos asi unos minutos. Hasta que cruzamos miradas y le bese la boca. Ella me correspondió el beso y mientras yo movia mis caderas de un lado al otro, mos labios y los suyos estaban poniendose y superponiendose uno encima de otros. Ella no sabia besar. Pero hacia lo que veia en las novelas, peliculas románticas. Y le hice abrir la boca y le metí la lengua. Por su puesto, ella sabía lo que estabamos haciendo, solo que no entendía el grado de lo que estaba pasando. Nos besamos mucho y le dije que tenia calor. Me quité la camisa y noté que ella miró mi cuerpo. Me senté en el sofa y la cargué encima mío, donde su vagina hacia contacto con mi verga. Entendia, que se estaba mojando, xq ella estaba buscando que la siga besando mas. Y le quité su blusa. La admiré y le dije que era hermosa y que no habia nada mas hermoso en el mundo que ella. La abracé y le agarré el culo refregandolo a mi verga. La lleve a su pieza y la desvesti. Sus teticas ricas chiquitas las chupé. Y fui a su vaginita a saborearle los labios de abajo. Al principio se resistió, creía que le hacia cosquillas jeje. Luego de esa resistencia, ya era gozo y satisfacción. Le hice tomarme la cabeza con sus manos y me apretaba hacia ella, hacia su vagina… Que estaba oh dios mio! Oh que deliciosa!

Mientras me quitaba toda la ropa, toda, me acostaba a su lado. La subi arriba mio y la segui besando, mientras le arrimaba mi verga a su culo. Juegué jugué jugué y se lo encontré. Y le puertié su cavidad anal. Ella no dijo nada y eso me daba mas valor. Mi pene se babeaba todo y yo le mojaba y le lubricaba sus orificios, entre frotada y frotada. Todo marchaba relativamente bien hasta que dejo de estarlo. Ella, en un momento, se sobresaltó y me dijo que quieria ir al bañó y en un movimiento agarro su ropa y se metió. Estuvo mucho rato, y pensé que la habia cagado, que la nena lo estaba pasando mal. No se escuchaba nada por la puerta, pero el tiempo pasaba. Asumí que nada mas iba a pasar y baje a la cocina a tomar un cerveza… Cuando abro el cajón, veo las pastillas de dormir de mi mujer y no lo dudé (si dudé, pero lo medité y “decidí”) agarré una y la disolvi en el agua. Y se la llevé a su habitación. Ella luego salió del baño y se metió en su cuarto. Yo en mi pieza, con la notebook googleando sobre la pastilla y en cuanto tiempo tiene efecto. Fui a su cuarto y le pregunté “como estaba y sí necesitaba algo” me dijo -bien y no necesito nada, ya me tomé el agua. Me voy a dormir. Me dió sueño- Finalmente si la voy a tener que violar. No se va a enterar jijiji va a estar dormida. Voy a esperar 15min para actuar, y lo que pasó allí, lo voy a dejar para el próximo relato.

Por L'Cherto

No hay comentarios:

Publicar un comentario