Aquí puedes buscar dentro de imagenobscura, si no encuentras lo que necesitas pídelo en el chat

viernes, 28 de octubre de 2022

Mi ropa interior sucia y mi tío


Capítulo 1

Mi nombre es Marla, tengo 20 años y soy de México. Recientemente he vivido acontecimientos que no podría hablar con cualquier persona y que no me dejan pensar correctamente, así que he decidido contar mi historia a desconocidos en internet.

El día fatídico donde comenzó esta historia no lo olvidaré nunca, fue el inicio de una aventura que jamás esperé poder llegar a vivir en mi vida y a día de hoy me tiene muy confundida y con más dudas que respuestas.


Salí de casa como de costumbre para ir a mi universidad y cumplir con la rutina matutina de siempre. Sin embargo, tuve que regresar ya que olvidé mi cargador y no puedo estar sin él todo el día. Regresé rápidamente, subí las escaleras hacía mi habitación cuando algo me detuvo por completo, pude ver por la comisura de la puerta que mi tío estaba desesperado buscando algo en mi cesto de ropa sucia. Al principio pensé que estaría buscando algo que se le cayó e incluso pensaba asustarlo, cuando de repente observo que toma la tanga sucia que me había quitado minutos antes de irme a bañar y la aprieta fuertemente contra su rostro para posteriormente tumbarse en mi cama mientras la seguía oliendo. Notaba como le excitaba oler mis pantys porque se tocaba por encima del pantalón y veía como poco a poco un bulto crecía dentro de ellos.

Yo no me podía mover, estaba pasmada observando todo lo que hacía con ella. Sentía coraje, miedo, ansiedad, pena y en especial vergüenza, ese era el panty que había usado horas antes para ir al gimnasio y debía estar empapado de sudor. No podía creer que estuviera observando a mi propio tío hacer algo así.

Finalmente pude reaccionar, salí de casa sin hacer un solo ruido y pasé los próximos días extraña, distante, no podía comer ni podía dormir por no poder borrar esas imágenes de mi mente. No lograba salir de mi habitación en esos días hasta que una semana después dejó de quitarme el sueño. Decidí que le dejaría de hablar, después de todo se iría a trabajar lejos una semana y no lo vería más en la casa por ese tiempo; el cual ayudó un poco a que se me pasara más el coraje que traía.

El problema ahora es que días después ha vuelto la escena a mi mente y no dejo de pensar en ello, solo que ahora mis sentimientos son distintos. Aun siento enojo, pero también me da mucho morbo y me ha llegado a excitar demasiado. Todos estos sentimientos no dejan de rondar mi cabeza y me hacen sentir culpable y rara, después de todo ¡nada de esto debería excitarme! Incluso he llegado a pensar en querer volver a verlo haciendo eso. ¿Me estaré volviendo loca al desear que pase de nuevo?

Capítulo 2

Han pasado pocos días desde que mi tío volvió a casa luego de su trabajo y ya vi nuevamente que mi cesta de ropa sucia está revuelta, no puedo creer que lo siga haciendo como si nada, lo peor de todo es que ahora cuando miro mis pantys me doy cuenta de que están más limpias y sin fluidos que de cuando las dejé; eso me lleva a pensar cómo las estará limpiando y no puedo evitar excitarme un poco. ¡Ya no quiero sentirme más así! Esto me avergüenza demasiado y me hace pensar en que quizá estoy teniendo estos pensamientos porque nunca he tenido un orgasmo o nunca me han cogido bien. Mi novio es un chico tranquilo y no hemos tenido más de 10 veces relaciones, por lo general todo es muy normal dentro de lo que hacemos.

Para terminar de confundirme vi a mi tío anoche haciéndolo de nuevo, el maldito aprovechó que venía recién del gimnasio y me metí a bañar para hacerlo. Tenía la leve sospecha de que lo haría, así que por eso fui con sigilo hasta mi habitación y fue cuando lo vi. Me siento culpable y rara porque esta vez me quedé viéndolo más tiempo y simplemente no podía dejar de verlo como pasaba mis pantys por toda su nariz y lengua. El morbo que me generó no lo puedo describir.

Luego de un momento que se me hizo eterno volví al baño e hice ruido para que se percatara que ya estaba saliendo. Salió disparado de mi cuarto y solo pude detenerme a ver mis pantys recién usados del gimnasio totalmente limpios por su autoría. Todo esto me deja intranquila, con coraje y mucha pena. He olido mi ropa interior antes y sé lo fuerte que pueden oler. ¿Por qué a los hombres les generará tanto morbo hacerlo? ¿Por qué a mí me genera tanto morbo el saberlo? Todo es muy confuso ahora.

Hace poco me escribió por WhatsApp y me preguntó cómo estaba y por qué andaba tan cortante con él, le respondí que estaba normal, ¿o acaso tendría algún motivo para estarlo? Él me responde que ya no lo saludo cuando estoy en casa y siempre lo dejo en visto. Rápidamente le digo que he estado ocupada con cosas de la universidad. A lo que el me pregunta si es eso o por mi novio. Le respondo tajantemente que es por mi novio y lo deja ahí.

¿Cómo es posible que alguien con quien tenía una buena relación, a quien le contaba de todo, quien me cumplía mis caprichos, me decía nena consentida mientras me agarraba del mentón y hasta le contaba cuando había estado con mi novio me vea ahora con otros ojos? Le tenía demasiada confianza y porque me aconsejaba y era como un amigo para mí, pero ahora no soy capaz casi ni de mirarlo a la cara.

Desde que sé todo esto me la he pasado ignorándolo y el pobre se la pasa buscándome, intentando saber qué es lo que sucede. Le iba a hablar de todo esto, pero no me atreví, tengo miedo de las repercusiones que esto podría traer, en especial para mi familia. Realmente desearía que todo fuera como antes o al menos no haberme dado cuenta de todo lo que hacía. He pensado en olvidarme de todo esto y dejar que lo siga haciendo (al fin y al cabo, solo son mis pantys), pero no es tan sencillo como suena y también está ese factor morboso que no me deja olvidarlo del todo.

Capítulo 3

¡No puedo creerlo! Acabo de despertar por unos ruidos extraños en la habitación de al lado que casualmente es la de mis tíos, al principio no distinguía bien pues aún estaba medio dormida, pero luego fue claro como el agua, están cogiendo y mi tía está gimiendo más de lo normal. Realmente esto nunca había pasado o si lo notaba era porque me acercaba a su puerta y los sonidos eran muy tenues. En esos días simplemente los ignoraba y seguía con mis asuntos, pero ahora que sé esas cosas sucias que él hace no puedo evitar excitarme, y es una sensación horrible porque mi mente quiere evitarlo, pero mi cuerpo reacciona de manera distinta. Mis pezones se ponen duros y puedo sentir como poco a poco me voy mojando más.

Finalmente no pude más y sucumbí ante el deseo y me empecé a tocar frenéticamente imaginando y en parte deseando ser mi tía en esos momentos. Finalmente, cuando sentía una extraña sensación de querer orinar me detuve, no sé muy bien qué era eso y me da miedo orinarme. Nunca en mi vida he sentido algo así y me aterra el haber pensado en mi tío mientras lo hacía. Creo que el tener una sexualidad reprimida ha hecho que al verlo oliendo mis pantys me haya hecho sentir deseada por alguien más, aun si este se trata de un familiar.  Siento que soy tan inexperta en este tema y el haber abierto esta puerta de sexualidad mórbida y sucia ha generado en mí un lado oscuro que desconocía.

Siento que por esto ando casi todo el día mojada, mi corazón late a mil y me encuentro imaginándome fantasías mientras estoy despierta y hasta dormida. Hace poco soñé que él venía a mi habitación y olía directamente mis pantys puestos. Una vez más me desperté excitada y tuve que tocarme de nuevo. Temo que sea tanta mi desesperación por esto que termine dejando a propósito mi ropa interior para que él la tome y así podamos disfrutar ambos, o peor aún, que llegue a pedirle que me tome a mí para que me haga esas cosas que le hace a mi tía y así gemir de igual manera yo también.

En parte culpo también a mi novio porque es muy romántico en el sexo y no me pide que haga cosas o no es pervertido conmigo. Sé que, si he querido a veces que me trate de manera más ruda, que me ponga a hacerle un oral o que me haga uno a mí (porque ni siquiera eso hemos hecho). Pienso que una mujer también necesita a alguien que la trate rudo y de manera pervertida de vez en cuando para quedar complacida como mujer. Incluso he llegado a dejar mi ropa interior cerca para ver si hace lo mismo que mi tío y así poder satisfacer un poco ese fetiche y morbo que me generó, pero ni siquiera le prestó atención. Pienso que es por esto que me pasa toda esta sensación con mi tío, porque en el fondo siento que necesito a alguien que me trate así de sucio y me haga muchas cosas en el sexo para quedar 100% satisfecha.

Me sorprende tanto todos estos cambios y sensaciones que he llegado a tener en estos días. Miro al pasado y me doy cuenta del enorme cambio por el cual he pasado, me asusta todo esto y siento que no sé muy bien qué hacer con todo esto. Supongo que es algo que el tiempo me lo irá diciendo; tan solo espero no perderme en el camino…

Por Corvus287

No hay comentarios:

Publicar un comentario