Aquí puedes buscar dentro de imagenobscura, si no encuentras lo que necesitas pídelo en el chat

lunes, 5 de junio de 2023

La iniciación de Erika y Diego


Hace un par de años de esto: Como andaba con ganas de repetir un trió con una pareja, empece a comprar revistas de contactos y a publicar varios avisos. Para sorpresa mía recibí muchos mensajes. Poco a poco fui conociendo a muchas personas agradables y otras no tanto, con quienes comencé a cultivar una amistad, cuando me quise dar cuenta mi agenda era una guía telefónica.

Como no soy promiscuo y solo me interesaba buscar una pareja para algo estable, las entrevistas solo se limitaban a conocernos y ver si había piel, siempre trato de evitar ir a la cama en el primer encuentro


Fue así que me contacte con una pareja muy joven, que además eran de la zona.

Erika de 17 y Pablo de 19 años, las primeras charlas solo fueron por teléfono. Así descubrí que ella vivía muy cerca de casa y eso me llevo a dudar en tener algo con ella, por su edad y por que la tenia vista en el barrio.

Nos reunimos un día en un pub del centro y charlamos bien el tema. Ella se sorprendió al reconocerme, ella es un flaquita hermosa y simpática, de un lindo cuerpo, pero Yo con mis 24 años la veía casi como una nena. Y Pablo resulto ser el hermano de una amiga, a veces uno se da cuenta que chico es el mundo.

Charlamos bien el tema, tomamos bien en cuenta todos los riegos que correríamos. Desde el primer momento me di cuenta de que el que tenía más ganas de iniciarce era él, lo de ella era mas por curiosidad. La cosa es que nos organizamos como seria nuestra relación, Yo les propuse algo estable y discreto sobre todo, ellos estuvieron de acuerdo. Quedamos en vernos el sábado por la noche, primero saldríamos a bailar y dar unas vueltas y luego iríamos a casa, como vivo solo podríamos estar más tranquilos, la salida era mas para que estuvieran relajados.

El día llego y pase a buscarlos con el auto, cuando la vi casi anulo la salida para ir directamente a casa. Ella estaba muy bien producida, tenia puesto una mini y una blusita que dejaba al aire su ombligo.

En el pub, los puse a prueba a ver que tan decididos estaban, continuamente la tomaba de la mano o la abrazaba, como para ver si me rechazaba, con él entre en confianza enseguida. La saque a bailar un lento y aproveche para apretarla contra mi cuerpo y me sintiera, al principio le costo un poco soltarce, cuando ya estaba mas relajada le plante el beso más apasionado que me salió, me sorprendió con cuanta ternura respondió el beso, Pablo a todo esto se mostraba ansioso y para nada celoso. Rotas todas las barreras, disfrutamos un poco mas el momento y deje que ellos decidieran el momento de dar el gran paso.

Ya en el auto les saque el tema de cómo se imaginaban que sucedería todo, ella se mostraba tranquila.

En casa puse música y tomamos algo en el living,, me acomode de tal forma que ella quedo sentada en medio de ambos, el hielo ya se había roto, comencé a acariciarle el pelo y cuando nuestros ojos se cruzaron nos besamos apasionadamente, Pablo comenzó a desabrocharle la blusa a la vez que se posesionaba de sus pechos, le dije a ella al oído que se dejara llevar por nosotros.

Hice que se levantara y comencé a desnudarla a la vez que la besaba por todos lados, me entretuve jugando con mi lengua en su ombligo a la vez que le quitaba su tanguita, Pablo se desvistió y apollandola desde atrás la abrazo y comenzó a besarle el cuello, las orejas, mientras le acaricia sus pechos, sus pezones estaban bien paraditos, Yo abrí un poco sus piernas y comencé a chuparle su conchita, que a esa altura estaba húmeda, ella suspiro y se mordía el labio inferior. Ella estaba bien a punto, les dije que los quería ver coger, Pablo no se hizo rogar. Ella se reclinó sobre el sofá y él la penetró desde atrás y comenzó a bombear con cierta violencia mientras ella comenzó a gemir. Yo aproveche y me desvestí y con el muñeco erecto me acerque a ella, se lo acerque a la boca y ella accedió a chupármelo, a pesar de tener poca experiencia se defendía muy bien. Le pedí a Pablo que se controlara que no acabe, no había apuro, además teníamos toda la noche.

Tome a Erika y la recosté sobre el zofá, le levante bien las piernas y comencé a frotarle mi muñeco por su vagina, ella me pedía que se la metiera. Coloque sus tobillos en mis hombros, apoye la cabeza morada y la penetre lentamente hasta el fondo, como para que la sintiera bien adentro, pude sentir lo estrecha que era su cuevita. Bombee con rapidez y sus gemidos fueron apagados por la pija de Pablo, le indique a Pablo que se coloque un preservativo y me reemplazara, así lo hizo, bombeo con furia y acabo alocadamente mientras ella me chupaba el muñeco, tras unos segundos de interludio en el que ellos se separaron, me senté en el sofá con la espalda apoyada en el, le pedí a ella que me montara, me coloque un preservativo y ella se ensarto en mi verga, mientras Pablo nos miraba y se pajeaba un poco. Me posesione de su pechitos y los devore con besos y pequeños mordiscos, ella se coloco enfrentándome y comenzó a cabalgarme con énfasis, le pedí que me esperara, que quería acabar con ella, fue así como luego de unos minutos, alocadamente tuvimos nuestro orgasmo, nos quedamos unos minutos abrazados y prodigándonos besos y caricias.

Antes de pasar a la cama nos higienizamos, Yo saque de la heladera un champan y les propuse un brindis. La alce en brazos y la lleve hasta la cama, Pablo nos siguió con el Champan y las copas, les propuse ver un vídeo y aceptaron, intencionalmente había preparado uno sobre tiros y mujeres con varios hombres. Nos recostamos, siempre ella en el medio, veiamos el vídeo a la vez que intercambiamos experiencias y fantasías. Cuando ya estabamos nuevamente repuestos les propuse continuar y si ella se animaba a ir un poco más. Pablo y Yo nos recostamos con las vergas bien erguidas y ella comenzó a cabalgarnos alternadamente uno a uno, Pablo se coloco otro preservativo y ella lo monto mientras me chupaba el muñeco, ella gozaba y lo demostraba. Entonces me acerque la bese y mirándola a los ojos le pregunte si se animaba a tenernos a los dos juntos, sus ojitos se veían chispeantes, a pesar de que demostró cierto temor quería hacerlo, Pablo la incentivo más, me acomode detrás de ella, abrí bien sus nalgas y comencé a besarle y lamerle todo el ano, se sorprendió y se puso más loca aun, a pesar de lograr un poco de dilatación igualmente le puse un poco de vaselina, no quería que sufriera sino que gozara todo lo posible.

Apoye la cabeza del muñeco y fui empujando lentamente, ella se quejo y contuvo un poco la respiración, le pregunte si quería que se la sacara, a lo que respondió con una negativa y me pidió que se lo hiciera despacito cuando la tenia toda adentro comencé a moverme lentamente como para lograr un ritmo con Pablo, nos costo un poco al principio, comenzamos a bombear ella comenzó a gemir y a gritar:

- ¡Me están partiendo al medio, Dios!, quiero que Me cojan toda, decía fuera de sí y luego de unos minutos Erika acabo en un orgasmo impresionante y quedo tendida sobre el pecho de Pablo, nos quedamos quietos un instante como para que ella disfrutara a pleno su orgasmo. Pablo tenia urgencia por acabar y le pedí que tratáramos de acabar juntos, comenzamos a bombear con furia y ella comenzó a acabar de nuevo, Pablo no pudo más y acabo. Seguimos en la posición sin que Pablo se saliera, creo que Erika y Yo esperábamos que tuviera otra erección. Yo seguí bombeando pero esta vez mas tranquilo controlando mi eyaculación, ella me pidió que le llenara el orto de leche, rómpeme el culo, cógeme bien me pedía casi fuera de si, a la vez que bombeaba le masageaba el clitoix y cada tanto le metía mi dedo en su conchita, eso me calentó mas y le acabe, fue tanto mi leche que un poco broto hacia a fuera de su cola, espere un momento para separarme, todavía quería sentir la estreches de su cola. Ella buscaba otro orgasmo, como Pablo todavía no estaba repuesto y aprovechando que aun mantenía mi erección, me coloque un preservativo, hice que se recostara y colocando nuevamente sus piernas en mis hombros la penetre y comencé a bombearla con movimientos rápidos, creí que podría volver a acabar, cuando en medio de gemidos y resoplidos pude sentir como ella acababa y con eso me di por satisfecho. Ella quedo exhausta, le di un par de mimos y me recosté a su lado, brindamos nuevamente y nos quedamos viendo el vídeo. Les propuse pegarnos una ducha y luego descansar un poco, pero solo ella acepto, la lleve hasta el baño, nos duchamos juntos, ella luciendo siempre su simpática sonrisa, estaba contenta por como la había tratado y le gusto que la bañara y la secara.

Dormimos un rato los tres y antes de despedirnos volvimos a la carga de nuevo...

Por Adrian

No hay comentarios:

Publicar un comentario