Aquí puedes buscar dentro de imagenobscura, si no encuentras lo que necesitas pídelo en el chat

viernes, 17 de noviembre de 2023

El testamento de Samuel, Parte 1


A sus jóvenes 62 años Samuel ocupaba el féretro al que sus familiares llenaban de lagrimas y flores, la muerte lo encontró en su despacho, mas no lo sorprendió, el sabia de su enfermedad coronaria, y había tomado todos los recaudos necesarios, no le temía a su destino, no le temía a la muerte, es mas la abrazaba con un cierto anhelo, su vida le había resultado muy dura, y no tuvo muchas alegrías, era un empresario exitoso, si, pero solo eso, lo respetaban por su posición en la sociedad, pero el era un hombre gris y sin matices de colores, su vida había sido igual, gris chata y llena de vergüenzas y dolores.


SU INFANCIA

Creció en una barriada llena de paisanos, donde desde pequeño le fue inculcada su religión y su amor por una patria que el solo conoció ya de grande, los horarios eran estrictos, especialmente aquellos donde los mas jóvenes debían estudiar religión, en su casa no había ni radio ni ningún artilugio electrónico, tal vez luego de cenar a las 18 hs. si su padre estaba de buen humor les leía párrafos de su libros sagrados y de esa manera tanto el, como su joven y hermosa hermana, fueron creciendo. Su padre era sastre y su madre lo ayudaba en la confección de trajes y camisas para sus clientes, su taller estaba en el sótano de su casa, allí cortaban y cosían con sus maquinas o a mano las prendas que luego vendían y eran muy buscadas por su fina terminación y su excelente calidad, su madre era una mujer muy sufrida, vestía siempre largas faldas de colores oscuros, en especial el negro era el color determinante en toda su vestimenta, las mujeres en esa época solo debían obediencia a su marido, darles hijos y cuidarlos, eran casi unas esclavas sin cadenas, al menos visibles.

Una noche luego de cenar, el Sr Levy le informo a su mujer que ya era tiempo de ir preparando a su hija para el matrimonio, ella ya tenia 13 años y hacia un año que menstruaba, su primo, el dueño de la tienda, le entregara una buena dote para casar a su hijo con la Raquel, su hija, esta al escucharlos se puso a llorar pidiendo por favor que no la junten en matrimonio con ese muchacho, el era gordo y despedía de su cuerpo un olor nauseabundo, mi padre como toda respuesta le cruzo la cara de una bofetada fue tan violenta que le hizo sangrar la boca a mi hermana, ella no debía emitir opinión, esa era una decisión del jefe de la familia y nadie tenia derecho a retrucar su opinión….

-Estoy de acuerdo (dijo su madre) los parientes son gente de fe y buenos practicantes de nuestra religión, en especial tu primo, Aaron es un gran hombre…..(al decir esto su rostro se ruborizo, y temiendo haber cometido una falta agacho su cabeza y miro al suelo esperando no ser castigada por ese comentario, su esposo la miro con fiereza)

-Padre me permite Usted dar mi consejo? (pidió Samuel, su palabra, al ser varón y mayor tenia un poco mas de valor)

– Hable pues y hágalo con sensatez.

-Los Francovich, son una familia honorable y son nuestros parientes, podría jurarlo sobre nuestras sagradas escrituras, pero su modesta tienda no puede darnos a nosotros ni a nadie una dote decente, tenga en cuenta padre, que su primo aun no conoce la tierra de nuestros ancestros, aun no ha llorado en el muro, aunque sea duro reconocerlo, ya que son nuestros parientes, no creo que sean dignos de su hermosa hija, mire padre la belleza de su hija, seria la digna esposa del Rey Salomón por su belleza,…… sin dudas en el templo cuando se enteren que esta en edad de ser mujer y casarse lograremos unirla a una familia mucho mas conveniente a nuestros intereses,……pero por supuesto es solo una modesta opinión, yo nunca seré tan sabio como lo es usted padre.

-Bueno Samuel, has hablado con sabiduría, por ahora, solo por ahora, suspenderemos esta decisión, ahora a sus dormitorios, a dormir, esposa, usted acompáñeme al deposito ahora mismo.

Mi madre con temor en su mirada obedeció y siguió a mi padre hacia el sótano donde ellos trabajaban las telas, mi hermana cuando mis padres desaparecieron me abrazo y me agradeció por haberla defendido, fue entonces cuando me dijo…..

-Gracias Samy, prefiero morir antes de casarme con ese gordo sucio….ojala mi padre me casara contigo (dijo esto y se ruborizo)

Su descarada manera de hablar me causo gracia y debi taparme la boca para que mis risas no fueran escuchadas por mis progenitores, ella entonces me abrazo y me pregunto…

-Te debo una y bien grande…….quieres ver como mama es castigada?

-Pero Raquel, es que te has vuelto loca acaso?

-No seas tan tonto Samy, ven sígueme, estoy segura que te gustara ver como papa castiga a mama, solo no hagas ruido, a mi me gusta mucho verlos.

La frescura y la desfachatez de mi hermana me causaban gracia, era de todos los integrantes de mi familia la mas alegre y en su cara y en su voz se notaban sus ganas de comerse la vida a grandes bocanadas, eso me contagiaba y me llenaba de felicidad, solo con ella lograba ser feliz, solo con ella reía.

A sus trece años era una adolescente en formación, pero sin duda se transformaría en una mujer hermosa, su pelo rubio y sus grandes ojos azules, delgada y alta como mi madre, sus largas pernas ya tenian forma y le daban a su culo una forma redonda y deseable, sin dudas tendría sus pechos, ya en el ultimo año le habían crecido demasiado, tal vez serian mas grandes que lo de mi madre, que eran enormes, el solo echo de pensar en esas cosas me hacían sentir como el mas sucio de los pecadores, pero a mis 17 años no podía controlar mi pene y vivía con permanentes erecciones, me resultaban incomodas y dolorosas, ya pronto debería hablar con mi padre de este tema.

De manera sigilosa nos deslizamos por las escaleras del fondo, llegando al sótano y sin hacer el menor ruido, nos ocultamos con mi hermana, tras un gran biombo y tuvimos una buena vista de lo que pasaba en el interior del sótano.

Mi padre estaba furioso, gritaba a mi madre con nombres impropios mientras la obligaba a reclinar su torso sobre la mesa de corte y levanto sus faldas dejando sus enaguas a la vista, no se conformo con eso y también se las subió, solo cubría su desnudez un calzón de color blanco y de gran tamaño, con fuerza desmedida se lo quito también, dejando a mi madre con el culo al aire, esta sollozaba y pedía por favor la perdonase, la visión de su desnudez erecto mi falo de manera notoria.

-Perdón esposo, perdón, no quise faltar el respeto……aghhhhh…..no me castigues…..(note como mi madre movía de manera indecente su culo, miraba a mi padre y sonreía)

-Zorra, puta, buscona…….así que Aaron es un gran hombre?

Tape mi rostro y con una mano apreté mi boca, la iba a castigar y eso me producía un dolor inmenso, mi hermana me abrazo y me susurro al oído….

-Míralos, no temas, a ella le encanta……..la muy puta esta gozando, mama es una zorra y papa lo sabe todo…..Aaron es el macho de mama, y el predicador también goza de los favores de mama…..

Gire y mire a mi hermana horrorizado, si no estuviésemos escondidos yo mismo la hubiese castigado por su impertinencia, pero los echos se desarrollaban de una manera muy rápida, mi cerebro no llegaba a procesar lo que mis ojos veían, ni lo que mis oídos escuchaban, sencillamente no lo podía creer.

-Tu sabes bien lo que me gusta, dámelo, no me hagas esperar mas, y si Aaron es gran macho con una verga deliciosa que me hace feliz y me llena, con el soy mujer, ahora castígame, me lo merezco, te falte el respeto en la mesa delante de tu hijo, ya sabes que Raquel no es tuya no? jajajajajj anda ya cornudo, castígame de una buena vez, o debo ir a buscar a tu primo para que me haga feliz?

Mi padre levanto su mano y golpeo duramente las nalgas de mi madre, esta solamente emitió un gemido de placer al recibir el golpe, el hombre estaba rojo de furia desabrocho su cinturón y se lo saco, lo doblo por la mitad y castigo duramente las nalgas de la mujer, el chasquido del cuero golpeando la carne me producía temor, pronto las nalgas de mi madre se enrojecieron, y unos segundo después, comenzaron a sangrar, ella miro por sobre su hombro a su marido, una sonrisa libidinosa se dibujo en su rostro, con sus dos manos abrió sus nalgas y le ofreció su arrugado ano como premio al cornudo de mi padre.

-Ahora cógeme cornudo hijo de puta, ahora cógeme bien duro el culo….ya sabes que no tienes permiso de usar mi cajeta, ella solamente la usan Aaron y el predicador….

Mi padre solo desabrocho su bragueta y un pequeño pene, delgado y corto busco la intimidad de mi madre, ella gemía como lo que era, una verdadera zorra hija de satanás, de su boca caían babas mientras mi padre desde atrás empujaba su ridícula hombría en su interior, en ese momento sentí como una mano buscaba mi entrepierna, Raquel estaba toda colorada, y con su mano acariciaba mi miembro, me asuste y no sabia que hacer, intente alejarla pero ella de manera muy hábil desabrocho los botones de mi bragueta y con desesperación extrajo mi verga dura y brillosa a la luz de la luna, no me dijo nada, solo la introdujo en su boca y comenzó a chuparme la verga de una manera deliciosa, solo cerré los ojos y me deje hacer, de fondo escuchaba los gemidos de mi puta madre mientras mi padre la sodomizaba y sobre ellos los sonidos guturales de mi hermana que tragaba mi verga con hambre de puta en celo, pronto intente avisarle que eyacularía, ella noto mis incómodos movimientos mas solo acelero sus chupadas, sin poder contenerme acabe en su boca, ella se trago todo, me miro y me beso en los labios, y pude de esa manera, sentir el sabor de mi propio semen en la boca de mi hermana.

Me incorpore lentamente sin hacer ruido, Raquel me agarro fuertemente del brazo y me empujo hacia la seguridad de nuestro escondite, me informo que nuestros padres seguramente se quedarían un par de horas mas, yo todavía tenia que aprender muchas cosas de nuestra familia, ella me dijo……

-Lo que viene ahora debes verlo con tus propios ojos, sino no lo creeras, siempre hacen lo mismo jijiji

Mas?, aun había mas?, pero que mas, por Dios, hace una hora era un adolescente feliz, ahora, solo una hora después, me había enterado que mi madre era una puta, que mi padre era un cornudo sumiso, que mi hermana era solo medio hermana mía, que mi madre gozaba cuando la golpeaban, que se acostaba con el hombre mas importante de nuestra congregación, el pastor de nuestro rebaño,…… QUE MAS?……. QUE MAS? Raquel con sus ojos picaros y su sonrisa encantadora me pedía que hiciese silencio y mirara a mis padres…

Ahora ya ambos estaban totalmente desnudos, la panza de mi padre casi que tapaba su hombría por completo, solo por debajo de su grasa se veían sus diminutos testículos, en cambio mi madre era una hembra realmente hermosa, alta delgada de gran busto y con su culo rojo y sangrante me resultaba aun mas exquisita, mi hermanita no perdió tiempo y comenzó a sobarme nuevamente la verga, lo hacia lentamente y de manera deliciosa, mis padres parecían danzar en un ritual del que seguramente ya estaban acostumbrados, todo lo hacían casi sin hablar, mis ojos no creían lo que estaban viendo, ahora era mi padre el que se inclinaba en la mesa de corte y dejaba su retaguardia al descubierto, mi madre hablo…..

-Estas listo putito?

-………………..

-Ahhh entiendo, quieres que te cuente como me coge Aaron?

-…..si…..si por favor…..

-Jajajajaja me coge muy bien, el tiene un pija enorme y me llena la cajeta de leche, a vos te gusta comerte la leche de tu primo no? por eso siempre después que me coge me chupas la concha no? decime la verdad putito, te gusta la leche que tu primo me deja en la concha?

-………..s i ……..ahggghhh

Mi madre tenia en la mano un pepino enorme y había comenzado a meterlo en la cola de mi padre, este sonreía mientras mi madre lo hacia mujer, estaba introduciendo el vegetal en su totalidad en la cola de mi padre, este lo recibía con gozo y gemía como una mujer, mi hermana tomando mi dura verga se sentó encima de mi, y viendo mi cara de terror me tranquilizo, mi concha es virgen, y a ti te regalo ahora mi culo, no es virgen pero espero que lo disfrutes, y sin decir mas se sentó sobre mi vara caliente e hinchada, la sensación de penetrarla fue lo mas lindo de la vida, nada había logrado darme tanta felicidad como el sentir mi badajo en las tripas de mi hermana, ella me besaba y lentamente comenzó un sube y baja que me llevo al paraíso, mientras tanto a mi padre, mi madre lo estaba vejando, el pepino entraba y salia velozmente del ano de mi padre, el solo gemía y pedía mas, ahora era mi madre la que castigaba el culo de mi padre y lo golpeaba con el mismo cinturón que a ella la había lacerado, casi de manera conjunta mi padre se orinaba encima de placer y yo le llenaba el culo de leche a mi hermana, nos besamos y casi que sin hablar nos dirigimos a nuestros dormitorios, esa noche casi no pude dormir, toda mi vida, la vida que yo creía casi perfecta, era una gran mentira.

A las 7.30 hs nos presentamos en la mesa a desayunar, mi madre y mi hermana nos sirvieron el desayuno, note como mi madre al sentarse lo hacia con cierta incomodidad….

-Estas bien mama, parece que tuvieras alguna molestia al sentarte?

Mi hermana aguanto la risa y se puso roja como un tomate, mi padre carraspeo y mi madre me informo que estaba bien, solo era un mal movimiento que había realizado. inmediatamente me levante, mire fijamente a mi padre y le dije..

-Espero que hayas recapacitado lo que hablamos ayer y te hayas dado cuenta durante la noche, que mi hermana no va casarse con el hijo del pelotudo de tu primo, ella se casara con el hombre que la merezca no con el que ustedes ligeramente elijan, y espero que ustedes dos (mirando a mis padres) puedan sentarse con dignidad en la mesa y apoyar el culo tranquilos y sin dolor…mis respetos al hijo de puta de Aaron y al hijo de tres mil putas del pastor, si tienen ganas charlamos mas a fondo del tema, tal vez lo hagamos en el templo, frente a toda la congregación, que les parece?….

Me levante de la mesa y me fui, mi hermana sonreía con agradecimiento, mis padres estaban pálidos y quedaron en silencio, avergonzados y tristes, al menos eso me pareció…….

CONTINUARA….

Por CAPITAN001

No hay comentarios:

Publicar un comentario