¿DESEAS BAJAR LAS PELÍCULAS DEL BLOG?

AVISO IMPORTANTE ¿Deseas bajar las películas del blog con fecha anterior al 15 de junio 2021? La pagina donde se alojan las películas compartidas en este blog nos informa que a partir de ahora cambiara de nombre, por ello todos los enlaces deben ser actualizados, eso es imposible para mi ya que son demasiadas entradas por ello si deseas bajar una película deberás cambiar la palabra: fboom.me por la palabra tezfiles.com. ¡Recuerda entradas anteriores al 15 junio 2021!

Aquí puedes buscar dentro de imagenobscura, si no encuentras lo que necesitas pídelo en el chat

martes, 24 de octubre de 2023

Como resistirme a explicarle el coito a mi sobrina, Parte 1


Matilde llegó esa tarde a casa mientras su madre seguía en el consultorio. Al observarla entrar me dí cuenta que no le había estado prestando atención. Se ha convertido en una hermosa muchachita. .

Como dije, a sus 12 años, Matilde ya es una hermosa mujercita. Sus pechos en los últimos meses se han rellenado, sus nalgas son más redondas y rellenas, su cinturita de avispa hace resaltar sus piernas. Y por sobre todo se ha vuelto algo más sociable. Hasta hace poco ni bolilla me daba. En los últimos dos meses, ha pasado más tiempo en casa que en toda su vida. No me resultó extraño, los chicos van cambiando de actitud al crecer. No le di mucha importancia.


Esa tarde en cuestión, la que promueve este relato, llegó mi sobrina bastante agitada. Llevaba puesto una camiseta corta que dejaba su pancita al aire, y una calza corta de licra que resaltaba su armonioso cuerpecito. Y vaya que resultó intrigante, ya que entró a casa y de repente me da un tremendo abrazo y me da un beso en la comisura de los labios. Cuando me abrazó pude sentir el contacto con sus pechos. Me generó cierto calor en la entrepierna. Demoró bastante en separarse de mi comparación con veces anteriores.

Luego nos sentamos a tomar algo fresco en la cocina y me comenta que en la escuela ya comenzaron con las clases de educación sexual. Y que la verdad está muy intrigada con lo que le explicaron. Y como yo soy su tío y tiene confianza en mí, le gustaría que yo la ayude con el tema, así cuando vaya a hacer la prueba de la materia se pueda sacar una buena nota.

Me sorprendió el pedido  pero no me iba a negar. Sería interesante ver cuanto podía yo ayudar a esta niña con su sexualidad. Explico que yo soy soltero y vivo solo. A mis 30 años he tenido varias parejas temporales pero me gusta mi soltería, al menos por ahora.

Matilde inició las preguntas con la inquietud de por qué se pone duro el pene del hombre. Yo busqué las palabras menos complicadas y los ejemplos más simples para explicarle que la libido es la que maneja la reacción por acto reflejo, y que cuando el hombre se siente estimulado, se abren ciertas válvulas en la alimentación de sangre hacia el pene que inflaman y llenan con sangre ciertos cuerpos cavernosos produciendo así que el pene se estire y se engrose, poniéndose duro. Y cuando el hombre alcanza el climax, al expulsar su semen, el pene pierde su dureza hasta que vuelve a ser excitado.

Toda una explicación catedrática. Matilde no entendió mucho de lo que le expliqué. Y me lo dijo. Entonces decidí pasar a los ejemplos físicos. Pero para eso necesitaba de su participación y de su consentimiento. Al proponérselo, enseguida aceptó y preguntó que haríamos. Lo primero es desnudarnos por completo. Mucho no le gustó la idea, pero como yo comencé a quitarme la ropa, al final se decidió e hizo lo mismo, quedando totalmente desnuda, al igual que yo.  Al ver a mi sobrina desnuda, activó la testosterona y mi pene comenzó a crecer, a ponerse duro. Mi sobrina observaba maravillada el fenómeno. Pero también pude observar como sus pezones se pusieron duritos y puntiagudos. Entonces le pedí que se aproximara y tomara mi miembro, mis 19×5,5cms estaban pletóricos de sangre, la cabeza morada de tanta irrigación y las venas laterales estaban bien marcadas. Matilde se aproximó y tomó mi palo por el tronco. Luego aproximó su cara y olió mi miembro. Aproveché y le dije que podía lamerlo y chuparlo si quería y así vería como el pene se ponía más grande y gordo.

No se hizo rogar, pude observar que estaba agitada y su piel había tomado un tono sonrosado, mientras Ella tomaba mi miembro, yo me adueñé de sus pezones, sus tetitas estaban especialmente diseñadas para el tamaño de mis manos. Como estaba muy encorvada, le ofrecí que vayamos al living, en el sillón estaríamos cómodos. Así lo hicimos, cuando me senté, abrí las piernas y acomodé a Matilde entre ellas, quedando así arrodillada frente a  mi miembro. Le fui explicando diferentes cosas de la anatomía del hombre como los testículos, que función cumplían, el glande, el escroto, y llegó el momento de hacer que me la mamara para poder mostrarle como lucía y qué sabor tenía el semen. La insté a que se metiera bien la cabeza dentro de la boca y me la mamara como cuando come un helado, solo con los labios y la lengua. Nada de dientes. Y mi sobrina inició una suave pero excitante mamada, de repente me doy cuenta que la pendeja se traga tres cuartas partes de mi verga. Pronto me tenía al borde de acabar, por lo que le expliqué lo que sucedería a continuación, ella sin sacar la verga de la boca asintió con la cabeza y enseguida le llené la boca de semen, al tercer chorro sacó la tripa y los dos siguientes chorros fueron uno a su ojo derecho y el último a sus tetitas. Primero saboreó lo que tenía en la boca y luego al verse manchada de semen se largó a reír.

Mi verga estaba morcillona, tenía que  explicarle y mostrarle como reaccionaba una mujer al acto del coito. En realidad yo estaba tan caliente que me quería coger a mi sobrina.  La acomodé en el sillón a pierna abierta, me arrodillé frente a Matilde y acometí su lampiña conchita virgen con mi lengua y mis dedos, pronto estaba gimiendo y retorciéndose, cada lenguetazo a su clítoris sacaba un gemido de mi sobrina. Unté un dedo en sus jugos vaginales y fui buscando su agujerito trasero, Cuando lo encontré, suavemente la penetré y mitad del dedo se perdió en ese hermoso culito. Matilde se excitó más todavía y sin aviso previo, siento que me inunda la boca con sus fluidos, estaba acabando profusamente.

Pasado esos momentos de alta excitación, mi sobrina me miraba con ojos diferentes. Y yo ya tenía una llave para adueñarme de su conchita y su culito. La convertiría en mi amante personal. Con sus doce años, era todo un manjar. Obviamente que al finalizar la clase, cerramos un pacto con mi sobrina. No debía enterarse nadie de lo que esa tarde habíamos echo. Se vistió y se fue, muy contenta, ya con el conocimiento verdadero de como se comporta una pija. Y es más, la semana que viene volverá para que revisemos la carpeta de la materia y seguir asistiéndola con mis conocimientos.

Por CRAYZZYGARY1

No hay comentarios:

Publicar un comentario