¿DESEAS BAJAR LAS PELÍCULAS DEL BLOG?

AVISO IMPORTANTE ¿Deseas bajar las películas del blog con fecha anterior al 15 de junio 2021? La pagina donde se alojan las películas compartidas en este blog nos informa que a partir de ahora cambiara de nombre, por ello todos los enlaces deben ser actualizados, eso es imposible para mi ya que son demasiadas entradas por ello si deseas bajar una película deberás cambiar la palabra: fboom.me por la palabra tezfiles.com. ¡Recuerda entradas anteriores al 15 junio 2021!

viernes, 9 de octubre de 2020

Mi hermana y su esposo son pareja liberal


Llevaba 5 meses de haber terminado con mi novia una relación de 5 años, en los cuales los últimos 3 años se había incluido el sexo en nuestra relación. En ese entonces tenía 20 años y ella 19, fue la primera vez para los dos, después de ahí nos gusto, y seguimos incluyendo esa parte en nuestra relación. Sin embargo, el sexo no lo es todo en la vida, al menos eso creía en ese momento, y algunas diferencias entre nosotros provocaron nuestra ruptura.

La frecuencia sexual entre nosotros, a pesar de no vivir juntos, era bastante buena, lo hacíamos entre semana 2 veces y los sábados me quedaba a dormir en su departamento, pues vivía con una amiga, y su amiga a su vez, se quedaba a dormir donde el novio.

Esos 5 meses habían sido muy duros para mí, pues a parte de superar la ruptura sentimental que significa una relación tan larga, también tenía que superar la costumbre sexual que tenía, y ya me estaba desesperando, pues ver pornografía y masturbarme no estaba solucionando mi ansías de sexo.

Hice lo que no pensé que haría, ingresé a internet a buscar algún romance, ingresé a páginas como match.com, ligame.com, adultfinder.com, sin embargo la que mas me gusto y la que dio resultados fue swingerslatino.com. Ingresé mi perfil bajo el pseudo de sex adicto, y en mi perfil ponía que llevaba 3 años de tener experiencias swinger, pero que ahora estaba solo, pues mi pareja y yo nos habíamos separado, que tenia experiencias en tríos, orgías, fiestas liberales y todo eso, lo cual era totalmente falso, pues solo había tenido sexo con una mujer en toda mi vida.


Cabe decir que vengo de una familia muy católica donde nos enseñaron que el sexo, es algo prohibido, que solo se hace dentro del matrimonio, y que hay cosas que no se deben hacer como el sexo oral y anal, el último nunca lo había hecho pero era una obsesión en mi vida. Se que esos preceptos ahora están desactualizados pero mis padres creían eso. Casi se infartan cuando mi hermana mayor, que se llama Sara, con 24 años salió embarazada de su novio, casi la matan, en el instante en sucedió esto mi hermana llevaba 8 años de casada con ese mismo hombre y estaba muy bien, al menos eso aparentaba.

En la pagina de internet, le escribí como a 15 parejas en ese día, de los cuales para mi desgracia solo contestaron 3, una quedo descartada pues vivía muy largo de mi localidad, la otra era una pareja de 45 años él y 41 ella, que estaban empezando en ese ambiente y querían probar con alguien que tuviera experiencia, y alguien joven pues la doña resulto ser una vieja verde y buscaba alguien de entre 20 y 25 años, y como yo tenía 25 quede apenas, según ellos. La otra pareja era una de entre 30 y 35 años, se decían llamar Alfred y Sonia, llevaban 4 años en el ambiente, y habían participado en tríos de HMH, MHM, parejas de MM, y fiestas swinger, que en realidad son orgías, pues es todos contra todos. El último año habían dejado de participar activamente pues quisieron darse un descanso de esa vida tan agitada, sin embargo para no perder el gusto, querían tener una persona que fija, para una "relación estable" de tríos, a ella le encantaba la doble penetración con su marido y otra persona. Me pareció bastante bien pues pensé que era sexo seguro, en cualquier momento, sin compromiso y lo mejor, GRATIS.

Con ambas parejas seguí en contacto, con la primera intercambie fotos, de desnudos, obviamente tapando la cara, pues la discreción es importante en este ambiente; después de varios correos y llamadas telefónicas quedamos en vernos para tomar algo y después de ahí veríamos; en el momento que nos vimos, pensé que estaban muy viejos para mi, y no quise ir luego a nada, sin embargo antes de decir que no, me di el gusto de darle una buena tocada a la mujer, el esposo se le veía estaba super parado por la tocada que le estaba dando a su vieja. Pero después de eso no paso a más. Con la segunda pareja seguí en contacto, intercambiábamos fotos, e inclusive hasta clips de videos de ellos en acción, como con la otra pareja todos con las caras ocultas. Como dos o tres veces nos conectamos por Cam, y pude ver las sesiones de sexo anal y vaginal entre ellos, el tipo tenia un buen pene y ella estaba bastante bien, se notaba que se cuidaba.

Después de un mes de conversaciones por chat y correo, pues nunca hablamos por teléfono, decidimos vernos, primero para conocernos y luego si todo estaba bien nos iríamos de una vez al sexo. Nos quedamos de ver en un café, en un lugar como a 20 minutos de mi casa, a las 6:30 PM, una hora que estaba oscuro ya. Un día antes y para evitar confusiones, alquile un teléfono móvil y les mande el numero por correo.

El día de vernos llego, así que luego de mi trabajo, me bañe, me rasure, aliste una mochila con un paño y ropa interior limpia para después del contacto bañarme, pues si llegaba oloroso a sexo mi madre podía regañarme y quería evitar eso; una vez listo emprendí mi viaje al lugar acordado.

Llegué al café a las 6:15pm, así que me pedí un refresco y a esperar. Eran las 6:30 y mi corazón latía a mil pues estaba a punto de volver a sentir las mieles del sexo, mi mente en ese momento voló, me imaginaba a la chica mamándomelo a placer y luego yo metiéndoselo, me vía realizando mi mayor fantasía hasta ese momento, metérsela por el culo, ahhh que delicia, hasta que vi el reloj y me di cuenta que faltaban 5 minutos para las 7 PM así que me dije: "Erick, te han vacilado", pero aun así quise esperar hasta las 7:30 una hora después de lo pactado.

En eso sonó mi teléfono celular que había alquilado únicamente para esa ocasión, después de contestar y saber que era Alfred sentí tranquilidad, nos saludamos y nos presentamos y nuestra conversación siguió:

Que pena hacerte esperar, pero hay un tráfico increíble- me decía. Estamos a 200 metros del lugar.

Tranquilo, aquí estoy esperándolos-le decía con el fin de no echar a perder nada.

Entonces el prosiguió

Estábamos pensando que…. Hizo silencio y siguió, ya te conocemos, sabemos como eres, al menos de cuerpo porque el rostro no, pero creemos que eso no es importante, tu nos conoces igual a nosotros, que te parece si vamos de una vez al asunto?

Claro, por mi no hay problema -les dije-

Ok, perfecto entonces sal del café ahora, voy a parar solo para que te montes, andamos en un carro negro, tipo 4X4, mi esposa esta atrás así que tu móntate adelante.

Perfecto –le dije- salgo ahora mismo, yo estoy vestido de Jeans crema, suéter negro y ando una gorra negra también, con un maletín azul – le dije para que me reconociera. Así dimos por terminada la conversación.

Corte el teléfono, tome mi mochila, me puse mi gorra, y pague el refresco y me dispuse a salir del café como habíamos acordado. Al salir divise el carro, Alfred me hizo cambio de luces por lo que supe que era el, con el fin de parecer lo menos sospechoso posible, me subí el cuello de mi suéter y baje mi cabeza, por lo que mi cara casi no se veía, así evitaba que si alguien me conocía no me reconocería tan fácilmente. El carro se detuvo en media calle, con el tiempo justo para montarme yo.

Me acerque al carro, abrí la puerta delantera, me subí, tras cerrar la puerta me puse el cinturón y me quite la gorra y me dispuse a saludar a mi nueva pareja, la que me quitaría las ganas de sexo. "Hola soy Erick", dije, y al voltear y saludar a Alfred cual fue mi sorpresa que era Carlos, el esposo de mi hermana Sara (la que les hable en el principio de este relato), cuando lo vi ambos nos quedamos como asustados, en ese momento pensé, que si el era Carlos, quien era la dama que lo acompañaba, voltee a ver y efectivamente era….. Sara….. mi hermana.

Ninguno podía creer lo que estaba sucediendo en ese momento, yo había descubierto algo que era un gran secreto en ellos, sabia que a parte del pene de Carlos, había pasado por Sara mucho otros penes no solo por su vagina, sino por su culo, su boca y que había saboreado muchas leches además de las de su esposo y todo esto bajo la complicidad de él; revelar esto significaría que mi hermana seria la comidilla del barrio, significaría que mis padres les quitarían todo el apoyo y con mucha suerte solo el saludo les dirigirían; yo había visto fotos de mi hermana desnuda, y en una ocasión ví un video como se la cogían entre hasta 4 tipos y su esposo filmándola. Ellos estaban aterrados y yo también pues ellos también podían delatarme con mamá y se lo que significaría eso si ella se enterara que estaba metido en ese estilo de vida.

Un pitazo del vehículo de atrás nos saco del trance y Carlos (pues sus nombres no son Alfred ni Sonia, sino Carlos y Sara, y de ahora en adelante los llamare por sus verdaderos nombres) puso en marcho el carro, trato de decirme que era un error, que lo que había visto, las fotos y videos no eran ellos, cuando Sara le interrumpió diciéndole que no se esforzara en mentir, que yo no era tonto, que sabía perfectamente lo que pasaba, que lo que había que hablar era de lo que íbamos a hacer. Luego de eso nos volvimos a quedar callados todos.

Fui yo quien rompió el silencio...

Bueno lo vamos a hacer si o no?

Pero Erick, soy tu hermana, no entiendes eso.-me decía Sara como tratando de que yo entrara en razón de estaba mal lo que habíamos planeado hacer.

Y eso que? –le dije yo. Desde un principio habíamos quedado que esto sería solo sexo, nada más por sentir placer, que no se involucrarían sentimiento, ni raciocinios morales. El hecho de que seas mi hermana no cambia nada, eres mujer al fin y al cabo, y yo soy un hombre.

MI amor el tiene rezón –le dijo Carlos. Si esto ha sido un secreto hasta ahora, puede seguirlo siendo. Tu hermano tampoco le conviene que se sepa nada de esto, concluyo y volviéndome a ver me guiñó un ojo como diciendo que me apoyaba, al final, Carlos y yo siempre nos habíamos llevado bien.

Después de 10 minutos de silencio, Sara habló

La verdad, desde que te vi en las fotos y en la Cam, me gusto tu cuerpo, tu pene es bueno, y he fantaseado bastante con el, vamos a hacerlo dijo.

Carlos me volvió a guiñar el ojo, la habíamos convencido de hacerlo. La sola idea de saber que volvería a tener sexo, añadiéndole que lo iba a hacer con mi hermana era algo que me excitaba de sobremanera, no podía creerlo.

Al llegar la motel, entramos, y Carlos abrazó a Sara con ternura y le dijo que todo estaba bien que lo disfrutara; la empezó a besar primero tiernamente, y luego con mas pasión y mas fuego, sus manos empezaron a masajearle la espalda, fueron bajando hasta llegar a sus nalgas, las agarraba con pasión, mientras que el le besaba el cuello; ella respondía a sus caricias con gemidos de gusto, dándole un toque caliente a la situación. Carlos seguía acariciándola, hasta que le soltó la enagua, dejándola caer al suelo, puede ver las nalgas, casi perfectas de mi hermana, andaba un hilo dental como calzón, todo de encaje, color negro, Carlos le tocaba las nalgas con cierta picardía hasta que me indico con sus manos que me acercara. Deje caer mi mochila al suelo y luego de quitarme mi suéter me acerque a ellos.

Carlos tomo mi mano y la puso sobre las nalgas de mi hermana, no podía creer que estaba tocando las nalgas de mi hermana, Carlos por su parte, sin dejar de besarla, se quito su camisa, ello lo ayudo y acariciándole con verdadera pasión su pecho; el aprovecho a desabrocharle su blusa, mientras yo hacia lo mío con las nalgas y las piernas de Sara. Al quitarle la blusa, las manos de Sara se fueron inmediatamente hacia la cremallera de Carlos, mientras mis manos se dejaron volar, y le empezaron a acariciar los pecho de mi hermana, primero encima del tallador, luego sacándole esos pecho tan bien formados, le toque los pezones, se empezaban a poner duros, sus puntas estaban duritas a penas para mamarlos, pero mi boca se entretenía entre su espalda y su cuello.

Carlos estaba con sus pantalones y su calzoncillo en el suelo, su pene estaba medio parado y Sara lo acariciaba con una mano y con la otra tocaba el mío a través de mi pantalón. Sara solamente tenia puesto su hilo dental como calzón; tomo mi mano de sus pecho y la dirigió abajo, la puso justamente sobre el pene de Carlos, se sentía húmedo y grueso, mas de lo que se veía en las fotos y videos, realmente Carlos tenía una buena arma; empecé a masajear el pene de Carlos, mi hermana de dio vuelta y ahora le daba la espalda a Carlos. Me miró y en sus ojos se reflejaban que aunque ella sabía que no estaba bien, estaba dispuesta a hacerlo, viéndome a los ojos, me quito mi camisa, soltó mi pantalón y bajo mis bóxer, con una mirada penetrante, me beso el pecho, mis pezones, mi abdomen. Sin dejar de mirarme, llego hasta mi pene, lo beso, lo acarició hasta que se lo introdujo en su boca, en ese momento cerré mis ojos, y mientras seguía acariciando el pene de Carlos con mis manos, Sara me hacía sentir la gloria con su mamada, pasaba su lengua sobre mi glande, con una suavidad y sensualidad que no puedo explicar, luego de un golpe fuerte se lo introducía casi todo en su boca y me masajeaba, de un pronto a otro bajaba le ritmo, me estaba matando esa mamada. No podía creer que mi hermana tuviera tanta calidad en el sexo oral.

Un gemido de mi hermana, me hizo abrir mis ojos para ver que Carlos la había puesto de 4 patas y le estaba penetrando mientras ella me mamaba. Se veía que disfrutaba hacer ambas cosas. Pedí cambio y Sara se dio vuelta y empezó a mamar a Carlos, mientras me ponía lo mejor de vagina a mi disposición. Primero la toque con mis manos, estaba bastante húmeda y caliente, luego le metí un dedo en su vagina, luego dos y tres, entraban flojitos, lo que quiere decir que estaba bastante excitada; saque mis dedos y metí mi pene; en ese instante dejo salir un suspiro de placer, empecé a bombearla, y ella se apuntaba a mis movimientos, al rato dejó de mamar a Carlos y empezó a gemir, yo la bombeaba cada vez mas rápido, entre mas rápido lo hacia ella mas gemía, Carlos me vio y me dijo que lo estaba haciendo excelente, que ella estaba disfrutando al máximo, me sentí relajada y mas excitado aun. Carlos se acerco a mi y luego de mojar dos dedos con su boca, los acerco y los metió en su ano, el cual, antes de que Carlos metiera sus dedos, pude ver que el hueco del culo estaba bastante abierto, producto de las múltiples cogidas que le habían dado antes. Ya Sara no gemía, ahora gritaba, pero de placer, sentir mi pene en su vagina y dos dedos en su culo, la estaban matando de placer.

Carlos me detuvo, y me hizo sacar el pene de su vagina, lo tome en sus manos, le hizo un par de movimientos de manera que no perdiera mi erección y luego lo acomodó en el ano de mi hermana, metió la cabeza y me miro y me dijo que ahora ese culo era todo mío, que lo disfrutara. Sonreí y pensé que mi hermana mayor, la que me había cuidado de chico, la que me limpiaba mis cagadas cuando tenia 2 años, la que me bañaba cuando tenía 3 años, ahora, si ahora, estaba a punto de satisfacer mi mayor fantasía, estaba a punto de cogerme a mi hermana por el culo. Bien, vamos-me dije para mi- y empecé a meterla suave hasta que entro la cabeza, luego empuje mas y mas hasta que entro las mitad, en esto Carlos me indicó que la bombeara ahora, primero suave y luego rápido, accedí y así lo hice, mi hermana gemía de nuevo, supe que lo hacia bien, sentía tan rico y me excitaba tanto ver mi pene dentro del culo de mi hermana que acelere el paso y cuando vi todo mi pene estaba dentro de ella, era exquisito, sentía un morbo increíble, Carlos solo de dedico a vernos mientras el se masturbaba, disfrutaba ver a su cuñado cogerse a hermana, que era su esposa.

Cuando sentí que ya me venía saque mi pene, para evitar venirme y acabar con la fiesta; cuando saque el pene vi el hueco del culo de mi hermana bien abierto, inmediatamente metí 3 dedos, y entraban bien, con facilidad, por lo que metí el cuarto, que sin mucha dificultad también entro, empecé a hacer el mete y saca, cuando se me ocurrió hacer lo mismo en su vagina así que sin dudarlo, metí primero dos, luego tres y por ultimo cuatro dedos en su vagina, con ambas manos hacía el mete y saca. Ahora tenia 8 dedos dentro de las partes intimas de mi hermana, 4 en la vagina y 4 en el culo, la vi como agarraba con sus manos la ropa nuestra que estaba tirada en el suelo, la apretaba, sinónimo que estaba sintiendo la gloria.

Carlos me indico que me acostara en la cama, le obedecí, mi hermana se levantó también y se subió inmediatamente en la cama, se puso sobre mi, dándome la espalda, se agacho y acomodo mi pene en su culo, y lo introdujo, empezó a moverse, muy rico, luego se hizo para atrás y Carlos se acerco a ella de frente y la penetro por la vagina; ahí estábamos los 3, haciendo una doble penetración. Ella se movía, como toda una experta, gemía, y yo estaba que volaba, nunca me había sentido tan excitado en mi vida. Al rato de estar así, Carlos le dijo si hacíamos un "2 en 1", no entendí que era eso, por lo que pregunte. Ya veras...-me dijo Sara- Solo aguanta y no te riegues rápido me dijo. Pensé que era una tarea difícil pues estaba sintiendo demasiado rico, pero aun así, me esforcé.

Sara cambio mi pene de hueco, lo paso de su culo a su vagina, me indico que no me moviera yo, solo ella, y así lo hice, estaba loco por saber que era lo que íbamos a hacer; mientras ella subía y bajaba sobre mi pene, Carlos le acariciaba el clítoris, se lo sobaba, primero en forma de círculos, luego de arriba abajo; de pronto sentí un dedo acompañando a mi pene dentro de la vagina de mi hermana, y luego 2 y 3, no podía creer que mi hermana tuviera adentro mi pene y 3 dedos de su esposo, estaba asombrado, realmente mi hermana era toda una mujer de la calle, una sucia en la cama.

Carlos la vio y le pregunto si ya era tiempo, con al cabeza ella le respondió que si. Carlos saco sus dedos, se acomodo como para meterla, yo estaba atónito, estaba a punto de meter dentro de la vagina de mi hermana otro pene. Mi hermana se acomodó y Carlos se preparo, lo que mas costó, como es obvio, fue que la cabeza entrara, una vez que entro, la metió toda de a poquitos, a medida que la metía, apretaba la mía y sentía una sensación extraña, pero deliciosa. Carlos por fin la metió toda, la mía ya estaba adentro prácticamente hasta los huevos; en eso empezó a hacer el movimiento y me indico a mi que también lo hiciera.

Carlos y yo nos movíamos y mi hermana solo se quedaba quieta, empezó a gritar, con una de sus manos se apoyo en mi pecho, para acomodarse mejor. Carlos subió el ritmo y la metía y sacaba mas fuerte cada vez, y mas rápido; mi hermana me apretaba fuerte el pecho, tan fuerte que me metió sus uñas, como muestra de que estaba extasiada del placer, yo de tanta excitación no sentía dolor por sus uñas; trate yo también de agarrar el ritmo de Carlos, en un momento lo agarré, los dos penes bien erectos entraban y salían juntos de la vagina de mi hermana. Luego yo cambie el ritmo y mientras Carlos lo metía yo lo sacaba y viceversa; mi hermana no dejaba de gritar, hasta que Carlos saco su pene y se regó encima de ella, pude ver un montón de semen regado en el cuerpo de Sara; ella misma se lo restregaba en sus pecho y en su abdomen.

Ahora sigues tú –me dijo a mi- pero quiero que te riegues dentro de mi.

Como tú digas-le conteste

Pero no ahí, sino aquí. Acto seguido se subió un poco y volvió a meter mi pene en su culo. Parecía que le gustaba más por ahí a la muy sucia.

Yo empecé suave a metérselo pero ella acelero el ritmo hasta que llego a su clímax y yo al mío. Reventé dentro de ella, podía sentir como salía mi semen dentro de su culo, era increíble, y ella también lo estaba sintiendo. Al terminar se levanto y me chupo mi pene, diciéndome que me lo limpiaría, y de verdad que lo hizo….. y con una maestría única…..

Al terminar, nos bañamos, cada uno por separado. Antes de salir del motel se me acercó y me dio un beso apasionado en la boca, el primero en todo el tiempo que estuvimos juntos, sonriéndome me dio las gracias, pues la había pasado muy bien, pero me dijo que entendiera que no podía volver a pasar, y que esperaba que yo supiera guardar el secreto.

Carlos me dijo que le iba a hablar a unas parejas amigas para que me incluyeran en sus fiestas, a lo cual le agradecí pues lo vivido con ellos no es algo de solo una vez, sino de muchas…. Ahora tengo 5 años en el ambiente, soy casado desde hace 2 y mi esposa también participa en este ambiente. Nunca volví a hacer el "2 en 1", así como nunca volví a hacerlo con mi hermana, al menos yo, pues mi esposa si hace tríos con Carlos y Sara, yo solo observo, y cada vez que nos vemos me pregunta como estoy del pecho, haciendo alusión a aquel rasguño…

Por ercastlo

No hay comentarios:

Publicar un comentario